miércoles, 17 de octubre de 2018

Sangre, de Juan Cuadra Pérez

Sangre
Juan Cuadra Pérez
Insólita Editorial
Rústica | 688 páginas | 19€




En septiembre de 2014 comenzaba su andadura editorial el escritor español Juan Cuadra Pérez con El libro de Ivo (Fantascy). En octubre de 2015 llegaría la segunda entrega de su Saga de la Ciudad con El libro de Sombra (Fantascy), pero los lectores por desgracia no tendrían más. Todo cambio cuando el verano pasado la editorial Insólita se hizo con los derechos de la saga y la publico al completo de golpe y porrazo. Gracias a esta nueva edición, de formato Omnibus, con excelentes portadas de Fran Mariscal Mancilla y un pulido del propio autor, he podido descubrir una de las fantasías urbanas más sangrientas y viscerales que me he llevado al paladar lector. El primer volumen, renombrado como Sangre, contiene los dos primeros de la saga antes mentados, donde descubrimos una historia repleta de esoterismo y situaciones tenebrosas.

Ilustración que componen las portadas de Sangre y Carne

Juan Cuadra tiene un estilo muy personal, que combina un lenguaje de lo más culto con lo más vulgar, dando una sensación de atrocidad y obscenidad constante. También esta presente una patina de humor negro y sarcasmo, piezas oníricas que traspasan la imaginación y frases memorables. El autor ofrece un cuadro de fantasía urbana de lo más oscura, desgranando altas dosis de magia y sus tipos, pero con un fuerte componente escabroso hacia lo depravado. La saga de la Ciudad crea un escenario fascinante, que eleva el poder de la imaginación y te mantiene en vilo entre sus paginas repletas de referencias apabullantes, pero que no es apto para todos los públicos (ni estómagos).

El libro de Ivo

Toda historia tiene su principio, y el de la Ciudad comienza in media res con Ivo Lain. Despertando de repente en un hospital y con una sensación de total desconcierto, El libro de Ivo va desgranando una historia en varias partes y momentos temporales que nos presentan el escenario que Juan Cuadra ha diseñado para su saga. Conocemos, así como se forjo La Ciudad, que es El Reino y algunos de los protagonistas que nos acompañarán en esta historia. Esta primera novela es el inicio de un puzle repleto de misterio, que utiliza el recurso de dar diversos puntos de vista para completar y explicar lo sucedido.
Fragmento de la portada El libro de Ivo (Fantascy)

El libro de Ivo es un viaje fascinante. Sangre, magia, horror y misterio plagan sus páginas. Una estructura dividida en 4 partes que alternan 2 lugares y 2 tiempos te lleva en volandas por una trama repleta de referencias a mitos de la fantasía y el terror. ¿Recordáis esas historias de Sandman que partían de un personaje mundano para llegar hasta el hilo principal? Pues aquí lo tienes servido en delicada bandeja de plata. Cuadra te va metiendo en su universo poco a poco, hasta que termina por atraparte del todo. Y desde que entras en la Ciudad, no puedes salir. El recurso de un personaje principal con amnesia es perfecto para dotar la trama de misterio y revelaciones inesperadas, aunque casi siempre coherentes.

Jugando con un fuerte componente onírico, visceral y mágico, Cuadra acaba haciendo confluir la trama hasta un final que podría tomarse como autoconclusivo per se, pero que presenta lo que va a venir después. Las piezas, mejor o peor, terminan por encajar para obtener las respuestas de un delicioso caos onírico. Este supone el pilar fundamental para El libro de Sombra, ya que algunas subtramas y escenas están incluidas para preparar dicho camino. Algo de lo que se resiente en parte el ritmo de la historia. Sin embargo, una vez leído el segundo libro, cobran gran relevancia. Es por ello, que la perspectiva de poder leer el libro en este formato Omnibus gana bastantes enteros.

El libro de Sombra

Y todo cambio. Juan Cuadra prescinde de los diferentes puntos de vista y la alternancia temporal para que solo Sombra sea nuestro narrador, salvo algún momento puntual. Nos situamos de nuevo en la Ciudad, que será casi nuestro único y cerrado escenario. Pero este es un escenario mucho más depravado que antes. Gobernado por El Rey del Mundo, existe un recóndito lugar en los bajos fondos conocido como las Casas de Carne, donde los limites no existen, y las personas pueden dar rienda suelta a sus excesos. Sombra, un mago que nunca se involucra en nada, se ve obligado a actuar.

Fragmento de la portada El libro de Sombra (Fantascy)

El libro de Sombra es un libro truculento y repulsivo, repleto de momentos crueles. Narrado de forma mucho más lineal, excepto por algún pasaje exploratorio hacia el pasado del mago, es una historia mucho más intensa que la anterior. El horror se apodera del lector y solo se ve revocado entre los soliloquios de El Rey del Mundo y Sauce, que constituyen momentos más introspectivos para Sombra. Es un libro mucho más cerrado y enigmático, con una cantidad de crueldad y magia desatada más amplia y directa. Una fantasía urbana mucho más urbana en todo su concepto, con altas dosis de magia, sangre y vísceras.

Y de nuevo, al igual que en El libro de Ivo, El libro de Sombra es una lectura perfectamente cerrada que solo deja un pequeño remanso al final para El libro de Lucian, la tercera entrega. El autor se implica esta vez por mostrar lo que los humanos son capaces de hacer cuando la ética moral no impera en sus conciencias. Lejos del orden y la legalidad, la sociedad pierde la civilización cuando nos convertimos en verdaderos monstruos sin leyes. Es por ello que este segundo libro me resulta mucho más profundo, redondo e interesante como lector. 

Los dos primeros libros de la Saga de la Ciudad son dos historias autoconclusivas que elevan la imaginación y visceralidad del lector a límites insospechados. Cuadra crea personajes interesantes, un mundo aterrador y una historia que va ganando puntos conforme se paladean sus páginas. Su estilo de escritura es directo y evocador, recordando a los pasajes más magicos de Gaiman y a la visceralidad pura de Garth Ennis. No sé lo que me espera con Lucian y Siri en el futuro, pero no tardaré en descubrirlo. He entrado a la Ciudad de cabeza y no creo poder salir.

Otras reseñas de interés:

lunes, 1 de octubre de 2018

Graphics #26

Septiembre es el mes de la vuelta a la rutina. Una vez más vamos con el repaso al contenido gráfico que he ido devorando durante este mes y parte de agosto. Sorprendido me hallo al ver todo lo que finalmente he conseguido juntar este mes. Nada más y nada menos que 5 tomos de manga (aunque el pasado sábado pasado hice un mini maratón lector de varios tomos), un par de tpb americanos y remato con una obra de carácter nacional. Vamos a ello.

To your eternity #6
Yoshitoki Oima (Trad. de Jesús Espí)
Milky Way Ediciones
Tankōbon | 192 páginas | 8€
4 / 5



La sexta entrega de To your eternity supone el cierre de otra etapa en la vida de Inmo. Volvemos a la isla prisión de Jananda, donde Tonari y sus amigos se disponen a abandonar la isla. Inmo se queda encerrado por Hayase, pero Tonari decide volver a rescatarle. Al reencuentro de ambos, aparecen los Golpeadores. Inmo no quiere que haya más muertes, por que lo que se dispone a intentar salvar Jananda. Ponemos fin al arco de Jananda de una vez por todas, que, si bien no resulta tan crucial como el de March o el de Gugu, tiene una huella más profunda en Inmo de lo que pueda parecer.


El volumen 6 de To your eternity es el paso definitivo de Inmo para convertirse en un ser humano autoconsciente. Remata el arco con un cierre sentimental, uniendo tramas, hilos y personajes de todas las pequeñas historias narradas hasta ahora. Un cierre repleto de significado y pura filosofía de vida. Una entrega que apuesta por realzar la colectividad y asumir la muerte de tus seres cercanos como algo natural. Ahora Yoshitoki Oima tiene la oportunidad de volver a sorprendernos con nuevos y particulares personajes. Tengo ganas de ver a donde le llevan los senderos de la vida a nuestro querido Inmo.

Cazafantasmas #2: El lugar más mágico de la tierra
Burnham | Schoening | Delgado (Trad. de Cristian Timoneda)
Fandogamia Editorial
Tpb | 128 páginas | 12€
4,25 / 5



Cojamos nuestras pistolas de protones, que los Cazafantasmas han vuelto. En esta segunda entrega de la serie regular recopila un nuevo arco argumental que he disfrutado mucho más que el primero. Quizás porque la historia ya no se apega tanto a la línea fílmica, sin ser tanto una repetición y tirar más por una nueva historia. Por culpa del contrato firmado por el gobernante Walter Peck, los Cazafantasmas se encuentran apartados de cualquier acción sin su permiso. Además, deben ponerse en forma. Todo cambia cuando un simple parque de atracciones encantado provoca una situación de puro caos en Schenectady. Peter, Egon, Ray y Winston cogerán de nuevo sus mochilas de protones para salvar al mundo.


Titulado El lugar más mágico de la tierra, se trata de un arco muy divertido que reúne la esencia de humor y terror típica de los Cazafantasmas. Los personajes tienen una mirada más profunda a su pura naturaleza y unas escenas de posesión maravillosas. Acompaña El hombre que buscaba la muerte, una historia corta centra en Egon y un evento del pasado que termina en un agradable cliffhanger y las ganas de tener el tercer volumen. Se vincula además a otra historia, una de puro miedo, que combina un tipo distinto de arte y donde los Cazafantasmas ni siquiera aparecen. Ambas cierran el tomo como un preludio repleto de expectación por lo que está por venir.


Y si, el arte de Schoening vuelve a brillar. Ese estilo cartoon le viene ni que pintado a nuestros intrépidos cazafantasmas. Los diseños de las criaturas son espectralmente bonitos, los colores brillan a toda potencia, y los rayos de protones se sienten más reales que nunca. Hay colores intensos y escenas de acción muy bien estructuradas, completando la buena experiencia del guion de Burnham. Este segundo volumen marca la ruptura con todo lo establecido de la franquicia para adentrarse de forma solida en un nuevo e interesante terreno, para cualquier fan de los Cazafantasmas. A ver que me depara América Encantada, el tercer arco.

Beastars #2
Paru Itagaki (Trad. de Marc Bernabé)
Milky Way Ediciones
Tankōbon | 192 páginas | 8€
4,25 / 5



En la última entrada comiquera ya os hablaba como el primer volumen de Beastars se había convertido en una de mis publicaciones imprescindibles. En este último #mangademedianoche la editorial asturiana Milky Way Ediciones puso a la venta el segundo tomo, y en cuanto llego a casa, tuve que tirarme a su lectura. Nos situamos a pocos días de la representación de bienvenida, donde el ciervo Rouis, el líder del club de teatro, tiene la ardiente ambición de convertirse en el Beastar. Es decir, de encaramarse en la cima con todo el poder posible en la escuela Cherry Town. Por su parte, Legoshi sigue siendo un mar de dudas tras haberse dejado llevar por sus instintos la noche anterior.


Nos encontramos con otro fabuloso volumen, aunque no tan fascinante como el anterior. Itagaki dedica sus páginas a indagar y construir a sus personajes principales. Se centra principalmente en Legoshi y Rouis, aunque también vemos destellos de Bill y la conejita Hal. Eso sí, la muerte de la alpaca Tem se sigue manteniendo en segundo plano, aunque influye en numerosos eventos de la historia. Vemos que el mundo de Beastars está totalmente dividido y como afecta a cada uno de los personajes. Por el camino, Itagaki sigue enfrentando la búsqueda de identidad, abordando el tema de prejuzgar, y da una arrolladora muestra de lo que supone la verdadera ambición personal.


Donde creo que la autora mejora es en el dibujo. El segundo tomo sigue teniendo alguna composición de página peculiar, pero los detalles están mucho más definidos. Los rostros de Rouis o Legoshi son muy expresivos, al igual que el juego que dan sus composiciones corporales. Itagaki es capaz de hacer que un lobo de casi dos metros parezca un ser de lo más inocente y que un celestial ciervo sea de lo más perturbador. También nos da viñetas más espectaculares, como algunas de la representación teatral. Un segundo volumen que me sigue indicando que Beastars se puede llegar a convertir en una de mis series favoritas e imprescindibles.

Sandman #4: Estación de nieblas
Gaiman | Jones | Dringenberg (Trad. de Diego de los Santos)
Ecc Ediciones
Tapa dura | 224 páginas | 17,95€
5 / 5



Este cuarto tomo de Sandman demuestra que Neil Gaiman tenía su obra planeada en líneas generales desde el inicio. Las 224 páginas que componen este arco argumental desarrollan las líneas de una historia planificada desde los primeros números de la serie. Detalles o referencias que pasaban sin importancia en números anteriores cogen relevancia, se enlazan y son capaces de cerrarse para abrir nuevos caminos. Neil Gaiman engrandece con Estación de nieblas todo su universo, establece una mitología y genera todo un panteón de dioses y criaturas. Un arco que bebe de la tradición popular de las historias, con un halo divino que atrapa desde el prólogo.


Estación de nieblas nos cuenta el momento en que Morfeo decide viajar al Infierno de Lucifer para buscar a una antigua amante. Cuando llega, descubrirá un importante cambio en el gobierno, lo que le obliga a tomar posesión de las llaves del Infierno. Morfeo no desea para nada poseer ese reino y decide recibir a los solicitantes que lo anhelan en su propio mundo. Durante el arco los candidatos presentan sus candidaturas mientras todos los condenados del Infierno vuelven al mundo terrenal para regalar el magnífico cuarto capítulo del tomo. Diversas mitologías (asgardiana, egipcia, japonesa, feérica, infernal, celestial) se dan cita en el palacio del sueño para crear uno de mis arcos favoritos en la historia de Sandman.


En cuanto al dibujo, seria Kelley Jones la encargada de narrar todo el arco excepto el capítulo 4. Jones apuesto por ser más detallista en cada personaje, plasmando vestiduras de forma alucinante y dando momentos de divinidad. Parco en acción, Jones se recrea en los rostros de Sueño en los muchos primeros planos que tiene para lucirse. Destacar también el dibujo de Wagner en ese maravilloso cuarto capítulo que nos pone la piel de gallina con una historia que estoy seguro no quedará en el aire. Y por supuesto, las portadas de Dave McKean siguen siendo inquietantes. Hay que añadir que la edición de ECC se complementa con un extraño y fabuloso texto de Harlan Ellison, la despedida del propio Gaiman y una interesante galería de ilustraciones. Un tomo perfecto.

Radiant #2
Tony Valente (Trad. de Fidel de Tovar)
LetraBlanka
Tankōbon | 178 páginas | 7,95€
3,75 / 5



Con bastante buen paso y desarrollo de serie shônen llegamos a este segundo tomo de Radiant, la serie de Tony Valente que recibirá adaptación al anime por el estudio Lerche dentro de muy poco. En esta entrega Seth esta empezando a dominar sus poderes gracias a los entrenamientos del maestro Yaga. Así conocemos un poco más a fondo el sistema de magia llamado Fantasía. Tenemos la típica formación simpática de equipo y como no, su primera misión juntos. Seth, Doc y Melie irán a Rumble Town, uno de los últimos reductos de la era industrial con la misión de capturar a un némesis vivo. Este segundo arco presenta para el lector nuevos personajes (tanto enemigos como aliados) repletos de carisma, y un punto tanto de critica social y racial inesperada.


De nuevo conquista con su humor, la aventura de ritmo vertiginoso y un dibujo detallado al extremo (se nota que no es un manga de publicación mensual). Pese a ello, tiene para mi una pequeña pega: haya paginas con demasiado texto que a veces ensucian tanto el ritmo narrativo como la lectura. No es algo acusado, pero significativo. El resto del tomo respeta cada uno de los ingredientes de un buen shônen, manteniendo el interés constante. Seth es una especie de Luffy y Naruto entremezclados con acierto. Conserva el humor del primero y las habilidades en potencia del segundo. Su camino es como el del primero (en busca de algo grandioso, el Radiant) pero se asemeja mucho al del segundo (misiones, crecimiento de poderes… etc). Y como en ambos, tiene unos diseños de lo más trabajados y estéticamente atractivos. A ver donde me lleva esta historia.

El ministerio del tiempo: Mi tiempo se agota
J. Olivares | P. Lara | J. Martínez | S. Ramos
Aleta Ediciones
Tapa dura | 128 páginas | 19,95
3 / 5



El Ministerio del tiempo ha sido uno de los hitos de la televisión española. Nunca una serie de ficción creada en España había formado un fandom tan firme como fiel. Somos muchos los seguidores de las aventuras semanales de Amelia, Julián y Alonso por los designios del tiempo. Pero ya sabemos todos, que lo bueno a veces se acaba. A falta de una renovación, El ministerio del tiempo ha sabido refugiarse en otra serie de productos transmedia, que, si bien no son lo mismo, siguen alimentando el fandom un poco más. Este segundo cómic de El ministerio del tiempo viene firmado bajo el brazo de sus creadores originales, y como tal, se siente más cercano a un capítulo cerrado de la serie que otra cosa.


Ambientado en los primeros momentos de la tercera temporada, Mi tiempo se agota nos cuenta el momento en que Lola Mendieta esta postrada en cama por el cáncer que le provoco el vórtice de Darrow. De este modo Lola recordará, junto a su hija, dos de las misiones en las que se vio involucrada en el pasado. Una junto al honorable Blas de Lezo, otra junto al científico Emilio Herrera. Recuerdos unidos en su mente que tiene más puntos de fusión de lo que parece. Un cómic escrito para lectores seguidores de la serie que funciona bastante bien, aunque falla un poco en el ritmo de la historia.


Olivares y Lara construyen dos historias interesantes, que juegan con los saltos temporales y la aventura habitual de El ministerio del tiempo. Una segunda entrega que se siente fiel a la esencia de la serie, más canónica tanto en tono como personajes. Dos historias que, como muchos capítulos de la serie, regalan al lector información divulgativa para profanos de la ciencia o de la vertiente histórica. Vuelve a los lápices Martínez, con un ligero cambio. Aunque los rostros siguen buscan el parecido a los actores de la serie, el resultado es más notable y dinámico, con menos escenas de puro estatismo y detalle. Ayuda la paleta de colores de Santiago Ramos, más oscura y serie, con algún fondo excepcional. No sé si habrá un tercer volumen, pero al menos, el espíritu de El ministerio del tiempo sigue vivo.

Platinum End #5
Tsugumi Ohba | Takeshi Obata (Trad. de Marc Bernabé)
Norma Editorial
Tankōbon | 192 páginas | 8€
3,5 / 5



La quinta entrega de Platinum End supone el prolegómeno de una gran batalla. Mientras la enfermedad va haciendo mella en el cuerpo de Mukaidô y la lucha junto a Saki y Mirai por el bien de su familia, alguien rapta a su mujer e hija. El tomo presenta la historia de origen de un nuevo (y repugnante) candidato a dios, explora un poco a Saki tras las revelaciones del tomo anterior, y nos deja con la miel en los labios de un callejón sin aparente salida. Una entrega más que sigue jugando a las estrategias (aunque esta vez, menos rebuscadas e inteligentes) y que da la impresión de que no esta sucediendo nada pese a todas las acciones que suceden constantemente.


Es algo extraño lo que me sucede con Platinum End, pero es como que siempre me parece que va a medio gas. Esta bien, pero no termina de ser tan redondo como Death Note. Las comparaciones son odiosas, es verdad, pero tras leer la otra obra del gran tándem Obha y Obata la serie se siente como que falta algo. Eso no quita que el argumento es interesante y repleto de posibilidades, con todas esas reglas y personajes con las que juegan constantemente. El arte de Takeshi Obata es simplemente increíble. Páginas completas llenas de detalles, fondos trabajados hasta el extremo o efectos, como el de los ángeles, que no me dejan de sorprender visualmente. Veremos que tal el sexto tomo y si logro enamorarme de la serie.

La pequeña forastera #4
Nagabe (Trad. de Yasuka Tojo)
ECC Ediciones
Tankōbon | 184 páginas | 8,95€
3,5 / 5



Ahora que sabemos que La pequeña forastera pasa a ser una serie abierta y no solo de cuatro tomos, encaro su lectura de otra forma. Esta claro que Nagabe se mueve en su propio tempo y no tiene prisa por revelar nada. El slice of life con tintes tétricos de Nagabe presenta una vez más, más preguntas que respuestas. En este cuarto tomo veremos como la tía de Shiva viene a vivir a casa del Doctor tras ser transformada en un monstruo del exterior por la maldición. Esta llegada traerá consecuentes revelaciones sobre el origen de Shiva para los lectores. Mientras tanto veremos como la tía de Shiva sufre un cambio y el Doctor sufre dolencias inexplicables para nosotros.


Unas cuantas escenas tranquilas por aquí (paseos por el bosque, cocinando tartas…), unos cuantos misterios oscuros por allá (dolores fortuitos, seres misteriosos…), alguna pequeña respuesta que desata más preguntas (¿Quién es Shiva realmente?) y un pedazo cliffhanger final. ¿Qué más podemos pedir? Ah sí, el delicioso arte de Nagabe. Simple, único y detallado, creativo y narrativamente diferente a lo que solemos ver en el mundo del manga. Navegando entre el encanto y la violencia susurrada, la historia y el arte nos hace permanecer en un estado de enigma perpetuo, más por lo que quiere sugerir que por lo que ocurre realmente. Un hechizo que sigue durando cuatro números después, pero que puede llegar a desgastar al lector.

Y vosotros, ¿que cómics o mangas habeís devorado últimamente?

lunes, 24 de septiembre de 2018

#LeoAutorasOct 2018

Desde hace un par de años nació en Twitter la iniciativa #LeoAutorasOct. Se propuso que durante el mes de octubre nuestra gruesa lista de lectura estuviera repleta únicamente de autoras. Hay un blog, además de cientos de entradas y recomendaciones que habitan por el hastag #LeoAutoras. Y por supuesto, vuelvo a participar otro año más. Ya sabéis que yo soy muy ambicioso en esto de hacerme listas de lectura, y por supuesto, esta vez no creo que vaya a ser una excepción. Tras un par de semanas de listados y eliminaciones, os dejo aquí mi pequeña lista, que he dividido por secciones. Let´s go.

Novelas
La costa más lejana, de Ursula K. Le Guin (Editorial Minotauro)
Una de mis intenciones durante este 2018 es leer todos los libros de Historias de Terramar. Tras disfrutar tantísimo de Las tumbas de Atuan, el siguiente peldaño lo pone La costa más lejana. No sé lo que me voy a encontrar en esta tercera entrega la conocida saga, solo que la magia esta empezando a perder su poder en el archipiélago de Terramar, que volveré a pisar la isla de Roke y visitar a Gavilan.
Todos los pájaros del cielo, de Charlie Jane Andersen (Insólita Editorial)
Ganadora del premio Locus y Nebula en 2017, se ha vendido la novela como una mezcla de magia y ciencia ficción de lo más intrigante. Algunas reseñas que he leído, algunas charlas en el último Celsius 232 y alguna recomendación personal, me hacen presagiar que la historia de Patricia y Laurence pueden ser de lo más interesante y disfrutable para mí.

Götterdämerung, de Mariela González (Héroes de Papel)
Cuando la editorial Héroes de Papel presento su nuevo sello Stories, esta novela de titulo prácticamente impronunciable, pero con una pinta deliciosa, se incrusto en mi mente. Además, la edición es una maravilla y también quiero meter algo nacional en mi lista. Una historia que nos traslada a una Europa del S.XIX, donde seres feéricos y humanos conviven en un mundo gobernado por dioses y la realidad es manipulable a través de la Alta Poesía.

Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson (Editorial Minuscula)
Algo que también me gusta incluir en estas listas es un clásico independiente que no haya leído. Y creo que a este ya le va tocando su turno de una vez. La última novela de la conocida autora estadounidense, propone un relato de terror doméstico e íntimo. Va siendo hora de conocer a Merricat y el misterio que rodea a la mansión de los Blackwood.

Novela corta
Porno religioso improvisado, de Laurea Lee Bahr (Orciny Press)
Desde el pasado Celsius 232 y el encuentro con la autora, esta novela corta ronda el radar de mi mente lectora. Aunque ya he leído las primeras páginas durante el festival, aún no me he puesto con la novela completa. Promete una historia corta sobre hacer películas independientes en Hollywood, asesinatos y sectas vampíricas con muchas dosis de humor y sexo.

Este es el mar, de Mariana Enriquez (Literatura Random House)
Otro de los descubrimientos del pasado Celsius 232 fue Mariana Enriquez. Aunque ya me había impactado su entrevista en Neo Nostromo, no ha sido hasta escucharla en directo que toco la fibra curiosa de mi yo lector. Pienso sumergirme en Este es el mar, una novela corta sobre ritos de pasaje, adolescentes fanatizadas con estrellas de rock e inframundos donde conviven seres que han trabajado en las muertes de dichas estrellas.

La compañía amable, de Rocío Vega (Editorial Cerbero)
Y tres descubrimientos del pasado Celsius 232 para hacer bingo. El encuentro orquestado por La Nave Invisible puso en mi radar a la autora Rocío Vega. Aunque lo reconozco, este libro ya lo tenía mas que vendido desde un hilo de gif que hizo como sinopsis de la novela. Un conjunto de novelas cortas recopiladas en un solo tomo. Fantasía rolera con toque andaluz que nos ponen en la piel de unas mercenarias aventureras que años después vuelven a la carga.

Cómic y Manga
Monstress #1, de Marjorie Liu y Sana Takeda (Norma Editorial)
Creo que un año después de comprarlo en el pasado Salón del Manga de Barcelona, va siendo hora de ponerme de una vez con la multipremiada obra que publica Image Comics y Norma Editorial en nuestro pais. Una historia épica con toques de steampunk y terror, con uno de los dibujos más bonitos que he visto en mucho tiempo. Aún no entiendo por que no me he puesto antes…
Ran y el mundo gris #1, de Aki Irie (Ediciones Tomodomo)
Sigo rescatando pendientes. Y es que la serie (ya cerrada) de Ran y el mundo gris lleva mucho tiempo pendiente en mi lista. Y el primer tomo comprado hace más de un año. Un seinen de fantasía costumbrista repleto de brujas, magia y amenazas sobrenaturales que habla de la amistad y del crecimiento personal. Y además, tiene un dibujo fantástico.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamone Shirahama (Milky Way Ediciones)
Y cierro con el ultimo bombazo de la editorial asturiana Milky Way Ediciones, que viene precedido de un hype tremendo. El primer volumen, junto con su artbook, ya descansa en mis estanterías. Una historia también repleta de magia y hechiceros, con un dibujo que entra por los ojos a simple vista y una historia que ha conquistado a muchos.

Y vosotros, ¿qué tenéis pensado leer este mes?

lunes, 17 de septiembre de 2018

Blackwood: Un internado malrrollero

Blackwood
Lois Duncan (Trad. de Noemí Risco Mateo)
Nocturna Ediciones
Rústica | 240 páginas | 14,50€



Aunque en España permanecía extrañamente inédita, Lois Duncan (1934-2016) ha sido una de las escritoras de terror juvenil más conocidas y laureadas en Estados Unidos. Si conocemos, sin embargo, alguna de las adaptaciones cinematográficas de sus obras como Se lo que hicisteis el último verano y Hotel para perros. La editorial Nocturna, con la traducción de Noemí Risco Mateo, ha tenido a bien traernos esta historia publicada hace más de 40 años, aunque revisada y actualizada hace unos pocos para no chirriar al lector moderno. Coincide, además, con el reciente estreno de la cinta que la adapta rodada por Rodrigo Cortes y estrenada el pasado 3 de agosto de este mismo año.

Fragmento de la portada original

Blackwood es principalmente, una novela de misterio con cierto tinte de terror y suspense. Siguiendo un cliché tras otro del género, acompañaremos a la adolescente Kit en su llegada por primera vez al internado Blackwood. La antigua mansión, perdida en medio de la nada sin internet ni cobertura, despierta una sensación de inquietud constante desde su primer vistazo. La sensación se incrementa cuando Kit descubre que solo serán cuatro alumnas en el curso escolar y tres profesores. Pronto comenzarán a suceder cosas extrañas. Las cuatro niñas comenzarán a experimentar sueños raros y habilidades tan repentinas como singulares. Sucesos extraños e inquietantes se dan cita en la peculiar mansión hasta que el secreto es revelado.

Lois Duncan escribe una novela juvenil que busca enganchar al lector a través del suspense y el misterio. Escrita con precisión y buen ritmo, la autora va pasando de un cliché a otro -para cualquier asiduo del terror- hasta llegar a un final un tanto precipitado. Una trama sencilla y ligera repleta de buena ambientación y personajes que son descritos de forma superficial. Esta no es una novela de sustos o imágenes grotescas. Tampoco de exploración personal o miedos internos. La autora únicamente quiere desarrollar y destapar el misterio que envuelve a todo el internado. Un toque oscuro y siniestro que rodea a una novela ligera sobre casas encantadas.

Fragmento del poster oficial de la película

Blackwood es una elección perfecta para iniciarse, que todo novato o joven en el mundo del terror va a disfrutar. Hay una siniestra mansión, un extraño secreto que desvelar y una trama que genera inquietud, pero que avanza a buena velocidad. Está bien escrita, hila todos sus cabos y no tiene una larga extensión. Pero también el adulto puede disfrutar de una buena narración y un verdadero misterio, al cual alabar su originalidad. Lois Duncan construye una novela ligera y entretenida, con un halo de suspense, y que supone una perfecta propuesta para una tarde de tormenta y un buen maratón de lectura.

Blackwood no ha sido realmente lo que me esperaba. Sin embargo, el empacho lector que me he pegado, lo he disfrutado. Sin tener sustos o escenas truculentas, Lois Duncan ejerce de tutora del terror clásico con una buena narración y cierto halo de suspense en su mansión. Puede que la trama este repleta de clichés y personajes superficiales, pero en el fondo, tiene el regusto de estar leyendo una historia que hubiera disfrutado mucho de no haber leído más terror. O de ser más jovenzuelo. Sin ninguna duda, un titulo a tener en cuenta para iniciarse en este género.

 ¡Muchas gracias a Nocturna por el ejemplar!

lunes, 10 de septiembre de 2018

Sombras de identidad: De vuelta por Elendel

Sombras de identidad
Brandon Sanderson (Trad. de Manuel de los Reyes)
Nova
Tapa dura | 440 páginas | 19,50€




Tras la vuelta de tuerca tanto en tono como en historia que suponía Aleación de ley para la saga de Nacidos de la Bruma, Brandon trata de establecer un interludio entre los acontecimientos de la anterior citada y lo que esta por venir en Brazales de duelo. Sombras de identidad es una novela de corte policíaco, de búsqueda de un asesino, que trata de reconectar al lector con el universo y la mitología creada en la trilogía original. Visitamos de nuevo Elendel un año después de los acontecimientos finales de Aleación de ley, con un Wax ya nombrado alguacil dentro de Elendel preparando su futuro matrimonio junto a Steris y persiguiendo a su tío.

La sociedad de Elendel se enfrenta ahora a su primera amenaza terrorista. Tras un asesinato en masa ocurrido en casa del hermano del gobernador, toda la ciudad se revelará en masa. El estado de Elendel y su clase trabajadora es de puro descontento, y los conflictos religiosos no paran de avivar las llamas. Wax, Wayne y la brillante Marasi deberán dar con quién está detrás de toda esta conspiración antes de que las revueltas civiles arrasen con todo. Sombras de identidad se construye como un libro sin aparentes pretensiones, que mantiene el suspense capítulo a capítulo para regalarnos un final atropellado repleto de revelaciones que prometen grandes cosas tanto en los dos próximos libros de esta Era en la saga Nacidos de la bruma como en el mismo Cosmere.

Ilustración de Marc Simonetti
Scadrial no es Elendel

Han pasado 300 años de progreso desde los acontecimientos finales de El héroe de las Eras. El mundo moderno de Scadrial sin embargo guarda continuas referencias a esos personajes y momentos de la historia que pudimos leer de primera mano. Al contrario que en Aleación de ley, Sanderson vuelve a introducir elementos políticos y sociales en la novela. Tampoco se olvida de la religión, la cual se comienza a abandonar en pos de la misma ciencia que transformará el mundo teísta en humanista. Scadrial no es Elendel, y eso es maravilloso.

Dioses y seres de leyenda siguen teniendo su culto e importancia, pero la evolución natural de una sociedad es que sea dominada por el hombre y no seres mitológicos. Las religiones teístas van quedando arrinconadas ya que el ser humano descubre que tiene el propio poder para manejar el mundo, sin necesidad de tener unos dioses. El dilema hombre de fe – hombre de ciencia que ya nos planteaba por ejemplo Perdidos esta bastante visible, aunque solo sea rozando la superficie de Elendel. A la par, Sanderson aprovecha este fondo de revolución industrial para hacer un pequeño retrato de la crisis económica y como afecta al ciudadano medio.

A día de hoy, tanto las revueltas laborales como la corrupción política no es algo que nos toque de lado. Es casi la noticia del día a día. Sanderson retrata las tensiones del ciudadano y la clase obrera en un mundo cada vez más inestable y cambiante. La critica social, el pensamiento colectivo o la presión social son algunos de los puntos que el autor explora en Sombras de identidad. Y aunque sacrifica en parte el ritmo de la primera parte para realizar esta exploración -ya que no lo hizo en Aleación de ley- es algo que el lector puede agradecer una vez concluida la novela.

Mapa de Elendel de Michael Whelan
Entretenida aventura alomante

Aunque Sanderson tiñe todo con esa capa de realidad de la que hable antes, Sombras de identidad no deja de ser una novela de acción, humor y misterio. El autor de Nebraska maneja tramas y personajes con sus sorpresas y revelaciones inesperadas habituales. Sin embargo, el juego persecutorio no tiene tanto interés como podría para concluir con una resolución tan apresurada que no da tiempo al lector de asimilar. El tramo final de la novela deja una buena dosis de información para el lector del Cosmere y una buena base para lo que está por venir.

Sanderson ha decidido por fin reconectar esta nueva Scadrial moderna con la trilogía original. Guiños, leyendas y hasta algún cameo pertinente aparecen en las paginas de Sombras de identidad. El lector constante y seguidor del autor agradece la referencia pasada a estos hechos, conecta de inmediato con esos personajes, y engrana a la perfección con este mundo preindustrial concebido por Sanderson. Wax, Wayne y Marasi forman un trío protagonista de lo más peculiar, pero con una química envidiable.

Arte interior de la novela

Es una pena que la interacción entre ellos durante la novela sea la mínima. No tienen tantas escenas en común como en la primera novela, pero cuando lo hacen, no paran de brillar. Sombras de identidad supone un vistazo más profundo a Wax, da un nuevo brochazo sobre la resoluta e inquieta Marasi, y pone los ojos en el fabuloso e incisivo humor de Wayne. Hasta muestra un nuevo aspecto de la recatada Steris. Sanderson nos pone tanto en la perspectiva como órbita de estos personajes y en lo que esta por venir en el futuro de la saga. Llega la era industrial a Elendel, y debemos estar preparados para ello.

Sombras de identidad se siente como el verdadero prólogo de la nueva Era de Nacidos de la bruma. Es una novela entretenida, que nos da un mayor retrato sobre los personajes y el estado de la sociedad que habita en Elendel. Brazales de duelo es el siguiente paso dentro de la saga, y la verdad, tras las sorprendentes revelaciones finales y el vistazo a algunas opiniones, tengo mucha curiosidad por ver que rumbo toma la saga. Larga vida a Nacidos de la bruma y el Cosmere.