viernes, 14 de diciembre de 2018

Graphics #28

Se va terminando el año, y con el, viene el último repaso a mis últimas lecturas comiqueras del año. En este 2018 me he puesto bastante las pilas en este aspecto, y estoy muy contento de haber retomado la senda de disfrutar tanto el mundo de las viñetas. Con todos vosotros, hoy comento un par de mangas que me tienen atrapado y otro par de cómics americanos que se han ganado un hueco en mis lecturas. Let´s go!

Beastars #3
Paru Itagaki (Trad. de Marc Bernabé)
Milky Way Ediciones
Tankōbon | 192 páginas | 8,50€
5 / 5



Si tenía claro que Beastars estaba convirtiéndose desde el principio en uno de mis mangas favoritos, el tercer tomo ha venido a confirmarlo por completo. No me extraña para nada que Paru Itagaki acumule premios tan importantes como el Taisho y Tezuka con este título. Tras la aparatosa función de bienvenida, los alumnos de la Escuela Cherryton se preparan para el gran evento del verano, el festival del Meteorito. Legoshi y varios compañeros salen a la ciudad. Durante todo el volumen conocemos los lúgubres recovecos de la ciudad donde descubren la verdad tras la aparente amable vida adulta, donde van a parar por accidente al mercado negro.


Esta tercera entrega es cruda, directa y con escenas que hacen desorbitar los ojos. Quien piense que Beastars es solo un drama escolar con algún toque policíaco, flipará en colores con esta entrega. Itagaki da una visión oscura y terrible del mundo adulto, ahondando más en esa relación carnívoro / herbívoro que tanto le gusta explorar. A su vez, la mangaka sigue desarrollando a su querido Legoshi y sus instintos, a la vez que introduce dos fantásticos personajes en el mundo de Cherrytown: la gallina Legom (con el capítulo más divertido) y al Panda (que da bastante miedo, como veis en la imagen superior). El dibujo sigue mejorando con cada entrega, siendo peculiar y propio por sí solo, pero con unos fondos cada vez más trabajados. Solo digo que quiero más.

Black Hammer #1: Orígenes secretos
J.Lemire | D.Ormston | D.Stewart (Trad. de Santiago García)
Astiberri
Tapa dura | 184 páginas | 19€
4,25 / 5



El lector de cómics de superhéroes vive un momento de saturación total. Sinceramente, si por algo me he alejado del mundo Marvel / DC, es por que tengo la impresión de que todas las historias que intentan terminan en lo mismo. Son una especie de cimientos que nunca cambian, y pocas veces salen de su zona de confort. Pero hay veces, que lo que parece una historia de superhéroes tradicional no lo es. Que se sale de la norma. Hace años fue el conocido Watchmen de Alan Moore. Ahora, Jeff Lemire guioniza este Black Hammer, serie premiada con dos Eisner en 2017. Aquí dejamos de lado las gestas superheroicas para sumergirnos en una atmósfera crepuscular y decadente del Medio Oeste, donde unos superhéroes atrapados, deben aprender a convivir en una familia y sociedad que no los acepta.


Seis superhéroes llevan una década atrapados en una misteriosa granja de la que no pueden salir. Tras salvar a Spiral City de la destrucción, han desaparecido para el ciudadano de a pie y se han convertido en meras leyendas olvidadas. Lemire es muy habilidoso a los mandos del guion, y plantea cada número desde el punto de vista de uno de estos superhéroes. Así, a la vez que conocemos un poco de su origen, da una pincelada a la trama principal y desarrolla las relaciones entre todos sus personajes. Un proceso de deconstrucción de los héroes amparado en la melancolía, la grandeza y amargura del pasado, con impresionantes flashbacks que evocan el cómic de los años 40 y 50. Y no solo eso, si no que estos seis supers traen a la memoria otros que conocemos de sobra: Capitán América, Detective Marciano, Shazam,… Los guiños y referencias de Lemire son infinitos.


El dibujo de la serie corre cargo de los lápices de Dean Ormston, un ilustrador alejado del mundo superheroico que le da un toque diferente. Las figuras son estilizadas, los rostros poco detallados y las composiciones de pagina que juegan con entre las tradicionales. Redondea la jugada el brillante color de Dave Stewart con una gran paleta de colores y la rotulación del premiado Todd Klein (Sandman). Una primera entrega que me ha fascinado, pese a faltar cierto toque de emoción, pero que hace una exploración tan profunda por sus personajes que simplemente embelesa. Además, la edición de Astiberri -como siempre- es una delicia que completa el tomo con bocetos originales, un epilogo del propio Lemire contando la historia de su origen, y algunas fichas de personajes.

Radiant #4
Tony Valente (Trad. de Fidel del Tovar)
LetraBlanka
Tankōbon | 184 páginas | 8€
4 / 5



El cuarto tomo de Radiant supone un antes y después en la serie. Esta entrega cierra el arco argumental de Rumble Town con cambios, sorpresas, misterios y por supuesto, peleas de alto nivel. El combate ha llegado a su fase final, y mientras la flautista Hameline se enfrenta al misterioso Grimm y Melie, Seth conoce a un individuo poderoso que viste como un inquisidor, pero que le hace plantearse cual es la diferencia entre aliados y enemigos, entre magos y humanos, cual es el bando que pretende elegir. Para rematar la fiesta, los poderosos taumaturgos comandados por Torque han llegado a la isla. Tony Valente cierra un arco de desarrollo valiente, repleto de trasfondo social y donde la dificultad de tomar partido por un bando es moralmente compleja.


Es asombroso como Seth consigue sorprender. El protagonista, que desde el primer tomo parecía el típico niño graciosete con poderes, va sumando capas y capas, y quitando la imagen preconcebida que teníamos de él. Es diferente, reflexiona, cambia y reconoce sus propios errores. Duda, confronta verbalmente y decide tomar un bando pese a reconocer las pegas de su decisión. No es novedad, lo he dicho en cada tomo, pero el dibujo de Tony Valente me fascina. Y en este tomo, en especial, las expresiones faciales suponen un plus de emoción y comprensión, repletas de matices y gestos. Puede que le falta cierta fluidez al conjunto del tomo, pero sigue siendo un shônen, para mi gusto, de lo más disfrutable.

Cazafantasmas #3: América encantada
Burnkham | Schoening | Delgado (Trad. de Cristian Timoneda)
Fandogamia Editorial
Tpb | 128 páginas | 12€
3,75 / 5



Todos sabemos que lo sobrenatural no asola solo la gran ciudad de Nueva York. En esta nueva entrega de Cazafantasmas lo descubriremos. Nuestro intrépido grupo de héroes viaje fuera de la Gran Manzana hasta ciudades y lugares emblemáticos para enfrentarse a nuevos peligros: Detroit y un ejercito espectral, Nueva Orleans y una antigua reina vudú, Roswell y su famosa base aérea y Seattle, donde un musico maldecido esta terminando con la ciudad. Burnham no sume en un ligero viaje episódico, donde nos encontramos con personajes históricos como el General Anthony Wayne, la famosa reina vudú Marie Laveau y la mítica base Roswell.


El tercer volumen de Cazafantasmas se vertebra como una serie de historias cortas y cierto cariz independiente, repletas de guiños, como cierta pareja de agentes especiales del FBI que rondan la base Roswell. Un tomo que mantiene el tono realista y gamberro de la serie, con todos esos diálogos envenenados y teorías de base científica. Un tomo atestado de referencias a la cultura de lo sobrenatural en América, donde a veces las resoluciones de los casos son un poco simples, pero ello no evita el puro disfrute. Burnkham sigue calcando a los personajes, su esencia sigue presente en cada línea, y es inevitable poner la voz de los actores en la cabeza. Lo cual, es un gran mérito.


Redondea la jugada, una vez más, el dibujo de Schoening de estilo más cartoon y los colores de Luis Antonio Delgado. El estilo de serie de animación, con mucho color y definición, son el complemento perfecto para la serie. Lo que menos me ha gustado del tomo, ha sido el complemento extra. Se trata de una quinta historia, creada y dibujada por Tristan Jones, titulada ¿Quién mato a Laura Parr? Aquí tenemos una pequeña aventura de Venkman que rompe totalmente, tanto en tono como aspecto visual el cómic. Es interesante la reinterpretación de un par de leyendas urbanas, pero se aleja tanto de la saga, que parece sacada de contexto. Una pequeña pena.

¿Cuáles son vuestras últimas lecturas comiqueras del año?

martes, 11 de diciembre de 2018

La danza del Gohut: un mensaje de libertad

La danza del gohut
Ferran Varela
Ediciones El Transbordador
Rústica | 116 páginas | 14€



Eso de que cuando el río suena, agua lleva, no siempre se cumple. Las expectativas pueden jugar una mala pasada. Para bien, o para mal, son un arma de doble filo. A veces, las superan. Otras, las tiran por tierra, las pisotean y aplastan con cruel vehemencia. En el caso de La danza del gohut, se me han quedado cortas. Mucho se ha hablado en las redes sociales de esta novela. Bueno, no solo en las redes sociales. Las pocas tertulias que he tenido con gente del mundo fandomita, han adorado la novela. Y la verdad, no es para menos. Ferran Varela ha creado tanto con tan poco, que ha terminado impactando a todos los lectores. Me recuerda, en este caso, el boom que supuso La polilla en la casa del humo de Guillem López hace un par de años. Palabras mayores. Son lecturas potentes, inesperadas, y que el runrún de la ola espero que vaya llegando a todos los lectores, tanto de género como si no, para auparla como una de las mejores novelas de este 2018.

Pero vamos a lo que nos ocupa ¿de que va La danza del gohut? Leara Viera, una simple plebeya que ha conseguido el rango de tutora en la Academia de Tiuma, recibe un encargo inesperado. El mismísimo Plenipotenciario de la ciudad la llama a su mansión para reeducar a su hijo. Este, el primogenito de la familia, ha sido rescatado del cautiverio al que una horda gohut lo tenía sometido. Pero, tras cuatro años, ya no es el mismo: Gerrin esta convencido de ser un gohut y reniega de la cultura humana. La tutora deberá conseguir recuperarlo para participar en la batida anual de caza de gohut, y limpiar el nombre de su honorable familia.

“Debe haber noche para que haya día. Debe haber dolor para que haya gozo. Debe haber muerte para que haya vida.”

En pocas páginas, Ferran nos sumerge en un mundo fantástico medieval de lo más tradicional, donde las disputas familiares y las intrigas políticas están a la orden del día. Sin embargo, su historia, toma otros derroteros. Con un punto más espiritual y filosófico, sin apenas acción, el autor narra con detalle y agilidad una historia que consigue mantener la tensión desde el primer capítulo, pese a conocer más o menos su final desde el comienzo. Construye, con acierto y cuidado, unos personajes, ambientación y mitología que funciona como un todo cuando pasas la última página. Con un lenguaje de lo más sencillo, sin espacio para rellenos innecesarios, La danza del gohut va directa a lo que nos quiere contar sin escatimar en detalles.

La novela se vertebra como una historia de horror y romanticismo, con cierto punto gótico, donde las promesas de finales felices no existen. Ferran te lo deja claro desde el primer capítulo. Esta es una pieza hipnótica, poética y adictiva, que se lee de una sola sentada. Te obliga a ello. Desborda por sus páginas un espíritu idealista y hasta cierto punto anarquista que te atrapa. La danza del gohut es una reflexión critica sobre el orden social y la diferenciación entre clases. Es una historia de amor trágico también. Pero, por encima de todo, es un canto a la libertad y el choque de culturas que no ponen remedio a sus diferencias, porque saben que se necesitan entre sí para poder sobrevivir.


El alma gohut y su vital mensaje de libertad

Déjate llevar. Rompe las cadenas. No existen los juicios ni los prejuicios. No hay barreras. Solo la sociedad nos encadena día a día a una realidad. Una realidad supeditada a leyes y normas, establecidas por que alguien a quien hemos otorgado el poder de mandar sobre nosotros, así lo dictamina. Estamos encarcelados, encerrados en un plano de existencia supeditado a lo que nos dicen los demás. A la cultura que heredamos y al lenguaje que conocemos. La verdadera esencia de la libertad, no existe. Es un mito.

Pero hay tiempo. Tiempo para darse cuenta y romper esos grilletes. Tiempo para seguirse a uno mismo, y no lo que nos dictamina el resto. En el fondo, todos queremos ser un gohut. Todos queremos seguir nuestros instintos. Hacer lo que nos da la gana cuando nos da la gana, y como nos da la gana. Estaría bien, ¿no? Pura anarquía. Por supuesto, ojalá, esto no llevará al caos del mundo. El respeto y la civilización sería la clave de esta utopía que se antoja casi imposible.

“-Negar todas las inquietudes que alberga tu voluntad es un precio demasiado alto por un poco de seguridad -repuso el, incorporándose-. Si no entiendes eso, tutora, te estas condenando a la infelicidad más absoluta.”

Yo no soy un gohut. Pero a veces me gustaría serlo. O al menos, seguir sus maximas en todo lo posible. Desafiar lo establecido. Romper los moldes de lo bien visto. Jugar con las expectativas de los demás y admirar lo que realmente despierta mi respeto, y no lo que me dicen que tengo que alabar. Sin importar lo que opinen de mí. La danza del gohut hace germinar en el lector un mensaje vital. Un cambio de perspectiva sobre la vida, de lo más profundo y revelador, en toda su simpleza y sencillez.

Es un canto de amor a la anarquía y a la libertad más absoluta, pero también, una reflexión filosófica al choque de dos formas de ver el mundo. Más que nada, es puro debate social y moral. Porque, en realidad, ni gohuts ni humanos son seres perfectos. Y realmente, ¿es alguien totalmente libre en este mundo? O más bien, lo que nos tendríamos que plantear a fin de cuentas, es si alguien quiere ser realmente libre en este universo.

No me tiembla el pulso al ponerle un 10 redondo. A principios de año, El Transbordador me conquisto con Me tragó el igualma, de Víctor Guisado. Ahora, a final de año, con La danza del gohut. Tengo claro, que siempre hay cosas interesantes en el panorama nacional para descubrir. Y, sobre todo, editoriales que apuestan por cosas diferentes. Con La danza del gohut, tenéis una buena muestra de lo que puede dar de si una historia sencilla, pero contada de forma tan potente e hipnótica, que deja una marca a fuego. Es filosófica, es reflexiva, genera debate y conversación con facilidad, y no se olvida con sencillez. Lectura obligatoria de este 2018 si o SI.

Otras reseñas de interés:

viernes, 7 de diciembre de 2018

El Ojo de Nefertiti: Aventuras para toda la familia

El Ojo de Nefertiti
Jesús Cañadas
Grupo Edebé
Tapa dura | 368 páginas | 14,95€




Las aventuras llevan en nuestro ADN prácticamente desde que nacemos. Vivir, experimentar, viajar, probar. Así nos lo han dejado ver también las historias que nos rodean. Ese niño de la cicatriz en la frente que todos conocemos, aquel que provenía de los dioses y se mezclaba entre humanos, un trío de hermanos perseguidos por su malvado tío hasta los confines del mundo, un intrépido grupo de jóvenes que siguen un misterioso mapa y hasta un niño que se hace el mejor amigo de un extraterrestre. Todas estas aventuras reunían huidas y peligros de alto nivel. Pero, compartían mucho más: valores. Nobleza, compañerismo y amistad, siempre aderezados con una nota de humor y personajes dicharacheros que te transportaban a otro mundo durante toda una tarde. Puedo afirmarlo ya, El Ojo de Nefertiti me ha vuelto hacer sentir esa sensación.

Así llegamos a la primera entrega de una nueva pentalogía de corte middle grade, pero esta vez, con origen nacional. Athenea y los elementos es una saga de aventuras y acción con toques de fantasía y mitología que, en este primer volumen, llamado El Ojo de Nefertiti, nos lleva hasta el exótico Egipto. Nos situamos en 1912, en Berlín. La madre de Athenea von Hammerstein ha desaparecido en una excavación de Amarna. Cuando su padre parte en su busca, Athenea descubre que también está en peligro. Partirá junto a Mehdi, el hijo de su nueva institutriz turca, en un alocado viaje con saqueadores y piratas de por medio, tumbas subterráneas y poderosos espíritus antiguos, contrabandistas y peligrosos anticuarios. Pero, sobre todo, la peor enemiga que podrían tener: Conerlia von Hammerstein, su pérfida abuela.

Fragmento de la parte trasera

El Ojo de Nefertiti se vertebra como una novela vertiginosa de aventuras, magia y mitología apta para todas las edades, y que mantiene al lector constantemente enganchado. Huidas a toda mecha, puzles indescifrables a primera vista y villanos muy malos (y algo torpes) reúnen un puñado de tropos del genero con gusto y acierto. Cañadas va creando un nuevo universo poco a poco. La capa de realidad va cayendo en pos de cierto sistema mágico que debe destaparse para que todo cobre sentido, y del que aún, para beneplácito de todos los lectores, queda mucho por saber en las futuras entregas de la saga. Ingenioso y sencillo, este toque mágico aporta espectacularidad en las escenas de acción y un sinfín de posibilidades en sus resoluciones.

Con todo su respeto hacia el lector infantil-juvenil, Cañadas construye una historia repleta de personajes tridimensionales y mensajes de lo más interesantes. Por supuesto, subyacen los valores de amistad y nobleza más típicos de los que antes hablaba, pero si algo lo termina de encariñar con la actualidad, es el mensaje de tono feminista que encarna Athenea constantemente. Nuestra heroína, desafiante y decidida, esta perfilada para romper con los tópicos de una sociedad que la tiene atrapada. La evolución, a lo largo de las trescientas y pico páginas, es de lo más sublime al respecto, al igual que su relación con el adorable Mehdi y su padre. La aventura, el humor que tira bastante del running gag y la magia están ahí, pero son estas pequeñas perlas las que redondean una buena saga middle grade. Las que dejan algo más al lector. Y Cañadas, parece dispuesto hacerlo.

Aunque puedas reconocer todos los ingredientes de las novelas infantiles y las historias de aventuras, El Ojo de Nefertiti supone una deliciosa aventura por el exótico Egipto y un trocito de su mitología. Una historia de fantasía, mitología y humor con un particular dúo protagonista para enamorar, que viene empaquetado en una deliciosa edición de tapa dura que ilustra la gran Marina Vidal. El inicio fabuloso de una saga middle grade que espero (con ganas) continuar en el futuro, donde parece que visitaremos la Atlántida.

Otras reseñas de interés:

martes, 4 de diciembre de 2018

American Gods: Una nueva edición a la altura


Hace un par de semanas uno de mis 5 libros de cabecera (y que no me canso de recomendar) volvió a las librerías. Se trata de la conocida American Gods, de Neil Gaiman, ganador del premio Hugo, Nébula, Locus y Bram Stoker en 2002, que ha sido reeditado por Roca Editorial en una edición especial ilustrada por Dave Mckean. Similar a la publicada en 2017 por The Folio Society para conmemorar esta gran obra de la fantasía moderna, incluye portentosas ilustraciones que acompañan al texto de Gaiman con la traducción de Mónica Faerna. Una edición especial de 590 páginas que viene con sobrecubierta y una soberbia encuadernación en tapa dura al módico precio de 26,90€.


Publicado en 2001, American Gods es un viaje donde descubrir la esencia de América, con muchos lugares que uno puede realmente visitar y sobre todo, imaginar. También es una mezcla de folclore, fantasía y mitología. Es una reinterpretación de elementos clásicos, jugando con las deidades tradicionales y los mitos más modernos. Es un remix de culturas, donde se produce un choque cultural entre lo nuevo y lo viejo, las viejas creencias y las nuevas tecnologías que atesoran nuestro tiempo actual. Pero, sobre todo, a mi parecer, es un canto a la diversidad cultural.


American Gods posee esa prosa tan especial que caracteriza a Neil Gaiman, repleta de metáforas, malicia y sarcasmos usados con gran inteligencia, donde cada palabra esconde detrás todo un mundo. Te sumergirás en un mundo onírico, lleno de historias paralelas a la principal que cuentan la llegada de los dioses más tradicionales a América. Al final, en el epilogo, todas aquellas partes que parecen inconexas y en su momento no comprendíamos, tienen una finalidad. No existen cosas banales en esta novela. Las historias siempre tienen un fin.


Si vais a llegar por primera vez a la novela, de verdad, os envidio. Os envidio mucho. Si ya habéis visto la primera temporada de la serie que emite Starz (Amazon Prime Vídeo en España), entrad en el libro con los ojos abiertos, porque vais a encontrar algo un poco diferente y menos recargado, pero igual de hipnótico y alucinante. Y si, como yo, lo vais a releer por una segunda o tercera vez, esta es la mejor edición que os podéis encontrar para vuestras lujosas estanterías e intensas lecturas.


Finalmente, os dejo con la sinopsis:
“¿Es que no hay nada sagrado? Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.
Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.
Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.”

Algunas reseñas de interés:

viernes, 30 de noviembre de 2018

Pon ficción corta en tu pila #12

Ha pasado ya algún que otro tiempo (más de tres meses) pero vuelvo a la carga con un pequeño recopilatorio de ficción breve. Se nota que cada vez más el publico español esta acostumbrado a recibir pequeñas píldoras literarias, ya sea a través de blogs como Cuentos para Algernon, Libros Prohibidos o el de la Editorial Cerbero, revistas especializadas en relatos como Supersonic, Proxima o Tantrum, y algunos medios que se encargan de transformar los relatos en sonidos como Noviembre Nocturno. Hoy, hablaremos un poco de todos ellos.


Ficción breve, pero que muy breve

Este mes pasado, especialmente, he leído muchos relatos cortos. Eso se debe sobre todo a dos cosas: el especial ultracortos de Cuentos para Algernon que sigue en marcha, que la Editorial Cerbero dedico todo el mes de octubre a publicar un relato cada día, y el descubrimiento de alguna otra joya escondida por los mundos virtuales.

El que me gustaría destacar de los últimos que he leído del especial ultracortos de Cuentos para Algernon se trata de la entrega número XII, Amarillo muerto de Tanith Lee. ¿Qué ocurriría si el mundo perdiera el color amarillo de su espectro? A través de este breve relato publicado en 2008 en la prestigiosa revista científica Nature, la prolífica autora Tanith Lee da respuesta a esta pregunta de forma melancólica, con una prosa única y especial.

En cuanto al especial de la Editorial Cerbero, entre 30 piezas breves (que ojalá recopilen en un libro electrónico) se hace complicado elegir solo una, por lo que voy a poneros tres. Una deuda elemental de Eleazar Herrera, que tiene un toque de alquimia que ha mi me gano desde el comienzo. Una simple coma de Caryanna Reuven, que cobro especial significado al entender esa situación de la protagonista de sentirse perdida y sin control. Y termino con El fabricante de pociones de Covadonga Gonzalez Pola, que nos habla de las políticas de consumo actuales a base de fantasía de como dice su título, pociones.

Y cierro ese ficción breve, pero que muy breve con un relato de mi adorado Ken Liu. Gracias al gran Esteban Betancour pude descubrir La última semilla, una breve pieza de apenas 3 páginas publicada en la Revista Lento. Un relato muy breve sobre una chica que desde su infancia sueña con ser astronauta. Una historia melancólica, repleta de tristeza y a la vez esperanza, ese sentimiento que solo Ken Liu es capaz de evocar con tan pocas palabras.

Ficción breve

Llama antes de salir
Ramsey Campbell
Noviembre Nocturno
Audio | 30 minutos | Gratis
4 / 5



Ramsey Campbell es uno de los autores seguidores y fieles devotos del maestro Howard Phillips Lovecraft. Cultivado tanto en el mundo del relato como en novela, gracias al genial podcast Noviembre Nocturno podemos disfrutar de un relato inédito en español. Publicado en una recopilación de cuentos cortos de terror llamada Compañeros oscuros (Dark Companions, 1982), Llama antes de salir (Call First) nos cuenta la historia de Ned, un bibliotecario entrometido que obtiene más de lo que desea cuando fisgonea donde no debe estar. Un relato donde se cumple el famoso refrán ‘La curiosidad mató al gato’. Una breve pieza de terror con tintes sobrenaturales; narrada con solvencia, gusto, una gran capacidad inmersiva y buenos efectos sonoros.

Revista Tantrum #3
VV. AA
Impresiones Privadas
Bolsillo | 186 páginas | 6,50€
4,25 / 5



Tercera y última entrega del año para mi revista favorita de relatos extraordinarios (con juego incluido). Comienza el festín con Confía en mí, de Javier Miro. La historia de Hari nos lleva hasta unas agrestes colinas, donde un bruje acude para salvar a su madre, adolida en su tercer embarazo. Un relato de cachava y boina aderezado con un toque de terror. Lo que comienza como pura fantasía termina en un ominoso terror corpóreo. La atmósfera inquietante que me recordó vagamente a The Witch va creciendo conforme pasan las paginas hasta llegar a una resolución que está a la altura. Le sigue Desahuciada, un relato breve de Santiago Exímeno (también disponible en audio) que nos da lo acostumbrado. Un monologo de la protagonista va cobrando cierto sentido mientras transcurre su lectura. Pero no, al final, como siempre, Santiago te deja con la patada en la boca sin renunciar a un toque de crítica social.

Quizás el que menos me ha gustado de los cuatro sea Pueblo, de Tomás Rivera. En ella conocemos a un hechicero que vaga por el mundo en busca de su pueblo. Un relato plenamente descriptivo y muy crudo, protagonizado por un ser bastante deleznable y con el que es imposible empatizar. Una historia de viaje y búsqueda con cierto halo mágico e imaginativo. Y cierra el número la joya de la corona, The Quiet Man, una novela corta de Sam G. C. En ella conocemos a Marcel, un ex capitán y piloto que ha sido condenado a cadena perpetua en la isla-prisión de l’Île de l’Aire. Allí conocerá a The Quiet Man, un misterioso preso que lleva encerrado sin comer ni beber durante 36 días. Este empieza a hablarle en lo que él cree que al principio que es un simple sueño, pero no, es mucho más, es la llave para su huida. Se trata de una historia carcelaria con toque de fantasía sobrenatural y una ambientación excelente, que cobra vida, que asfixia. Con un ritmo narrativo y una extensión perfecta, redondea una historia imaginativa, apabullante y hasta cierto punto dramática que para nada renuncia al elemente pulp. Gran broche de oro (por segundo número consecutivo).

El centinela
Arthur C. Clarke
Noviembre Nocturno
Audio | 40 minutos | Gratis
4,5 / 5



Un cuento clave en la ciencia ficción y más en la obra de Arthur C. Clarke es El centinela. Famoso por haber sido ampliado y modificado tanto en la novela como la película 2001: Odisea en el espacio, nos cuenta una historia de lo más sencilla: el simple descubrimiento de un extraño artefacto en la Luna dejado hace eones por antiguos alienígenas. Un objeto piramidal rodeado por un campo de fuerza esférico. Nuestro narrador en primera persona, especulará sobre los misteriosos forasteros que lo habrán dejado allí. Serán sus hipótesis y afirmaciones las que dejan en el lector una sensación de misterio y tensión constante. Una sensación sobre la abrumadora infinidad del universo. Sin ninguna duda, la prosa de Arthur es la que consigue hacer brillar y realzar todo este impacto psicológico. Un pequeño cuento que invita a reflexionar sobre nuestra propia existencia y nos desafía a buscar metas sin conformarse nunca.

El obelisco marciano
Linda Nagata (Trad. de Manu Viciano)
Flash Relatos
Digital | 20 páginas | 1,49€
3,75 / 5



Ganadora del premio Locus y finalista del premio Hugo a mejor historia corta en 2018, Linda Nagata compone una pequeña historia sobre la capacidad del ser humano para seguir adelante, aunque todo este perdido, a la vez que habla del arte como elemento de grandeza y legado. Conoceremos a Susannah Li-Langford, una arquitecta de 80 años que debe decidir entre perpetuar la huella del hombre en Marte o salvar temporalmente a los supervivientes de la última colonia marciana que ha sido asolada por una enfermedad mortal. Linda construye una sólida historia sobre la esperanza, recordándonos que nunca debemos bajar los brazos ante lo más terrible de la vida. El obelisco marciano es un cuento corto que promete mucho al principio, pero cuyo dilema moral no me resulta tan poderoso como podría ser, dado que no da tiempo a empatizar del todo con sus protagonistas. Sin embargo, esta muy bien elaborado y ambientado, tiene un ritmo de misterio constante, y su mensaje, aunque simple, te llega directo a la yugular.

Y vosotros ¿algún relato que recomendar?