lunes, 24 de septiembre de 2018

#LeoAutorasOct 2018

Desde hace un par de años nació en Twitter la iniciativa #LeoAutorasOct. Se propuso que durante el mes de octubre nuestra gruesa lista de lectura estuviera repleta únicamente de autoras. Hay un blog, además de cientos de entradas y recomendaciones que habitan por el hastag #LeoAutoras. Y por supuesto, vuelvo a participar otro año más. Ya sabéis que yo soy muy ambicioso en esto de hacerme listas de lectura, y por supuesto, esta vez no creo que vaya a ser una excepción. Tras un par de semanas de listados y eliminaciones, os dejo aquí mi pequeña lista, que he dividido por secciones. Let´s go.

Novelas
La costa más lejana, de Ursula K. Le Guin (Editorial Minotauro)
Una de mis intenciones durante este 2018 es leer todos los libros de Historias de Terramar. Tras disfrutar tantísimo de Las tumbas de Atuan, el siguiente peldaño lo pone La costa más lejana. No sé lo que me voy a encontrar en esta tercera entrega la conocida saga, solo que la magia esta empezando a perder su poder en el archipiélago de Terramar, que volveré a pisar la isla de Roke y visitar a Gavilan.
Todos los pájaros del cielo, de Charlie Jane Andersen (Insólita Editorial)
Ganadora del premio Locus y Nebula en 2017, se ha vendido la novela como una mezcla de magia y ciencia ficción de lo más intrigante. Algunas reseñas que he leído, algunas charlas en el último Celsius 232 y alguna recomendación personal, me hacen presagiar que la historia de Patricia y Laurence pueden ser de lo más interesante y disfrutable para mí.

Götterdämerung, de Mariela González (Héroes de Papel)
Cuando la editorial Héroes de Papel presento su nuevo sello Stories, esta novela de titulo prácticamente impronunciable, pero con una pinta deliciosa, se incrusto en mi mente. Además, la edición es una maravilla y también quiero meter algo nacional en mi lista. Una historia que nos traslada a una Europa del S.XIX, donde seres feéricos y humanos conviven en un mundo gobernado por dioses y la realidad es manipulable a través de la Alta Poesía.

Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson (Editorial Minuscula)
Algo que también me gusta incluir en estas listas es un clásico independiente que no haya leído. Y creo que a este ya le va tocando su turno de una vez. La última novela de la conocida autora estadounidense, propone un relato de terror doméstico e íntimo. Va siendo hora de conocer a Merricat y el misterio que rodea a la mansión de los Blackwood.

Novela corta
Porno religioso improvisado, de Laurea Lee Bahr (Orciny Press)
Desde el pasado Celsius 232 y el encuentro con la autora, esta novela corta ronda el radar de mi mente lectora. Aunque ya he leído las primeras páginas durante el festival, aún no me he puesto con la novela completa. Promete una historia corta sobre hacer películas independientes en Hollywood, asesinatos y sectas vampíricas con muchas dosis de humor y sexo.

Este es el mar, de Mariana Enriquez (Literatura Random House)
Otro de los descubrimientos del pasado Celsius 232 fue Mariana Enriquez. Aunque ya me había impactado su entrevista en Neo Nostromo, no ha sido hasta escucharla en directo que toco la fibra curiosa de mi yo lector. Pienso sumergirme en Este es el mar, una novela corta sobre ritos de pasaje, adolescentes fanatizadas con estrellas de rock e inframundos donde conviven seres que han trabajado en las muertes de dichas estrellas.

La compañía amable, de Rocío Vega (Editorial Cerbero)
Y tres descubrimientos del pasado Celsius 232 para hacer bingo. El encuentro orquestado por La Nave Invisible puso en mi radar a la autora Rocío Vega. Aunque lo reconozco, este libro ya lo tenía mas que vendido desde un hilo de gif que hizo como sinopsis de la novela. Un conjunto de novelas cortas recopiladas en un solo tomo. Fantasía rolera con toque andaluz que nos ponen en la piel de unas mercenarias aventureras que años después vuelven a la carga.

Cómic y Manga
Monstress #1, de Marjorie Liu y Sana Takeda (Norma Editorial)
Creo que un año después de comprarlo en el pasado Salón del Manga de Barcelona, va siendo hora de ponerme de una vez con la multipremiada obra que publica Image Comics y Norma Editorial en nuestro pais. Una historia épica con toques de steampunk y terror, con uno de los dibujos más bonitos que he visto en mucho tiempo. Aún no entiendo por que no me he puesto antes…
Ran y el mundo gris #1, de Aki Irie (Ediciones Tomodomo)
Sigo rescatando pendientes. Y es que la serie (ya cerrada) de Ran y el mundo gris lleva mucho tiempo pendiente en mi lista. Y el primer tomo comprado hace más de un año. Un seinen de fantasía costumbrista repleto de brujas, magia y amenazas sobrenaturales que habla de la amistad y del crecimiento personal. Y además, tiene un dibujo fantástico.

Atelier of Witch Hat #1, de Kamone Shirahama (Milky Way Ediciones)
Y cierro con el ultimo bombazo de la editorial asturiana Milky Way Ediciones, que viene precedido de un hype tremendo. El primer volumen, junto con su artbook, ya descansa en mis estanterías. Una historia también repleta de magia y hechiceros, con un dibujo que entra por los ojos a simple vista y una historia que ha conquistado a muchos.

Y vosotros, ¿qué tenéis pensado leer este mes?

lunes, 17 de septiembre de 2018

Blackwood: Un internado malrrollero

Blackwood
Lois Duncan (Trad. de Noemí Risco Mateo)
Nocturna Ediciones
Rústica | 240 páginas | 14,50€



Aunque en España permanecía extrañamente inédita, Lois Duncan (1934-2016) ha sido una de las escritoras de terror juvenil más conocidas y laureadas en Estados Unidos. Si conocemos, sin embargo, alguna de las adaptaciones cinematográficas de sus obras como Se lo que hicisteis el último verano y Hotel para perros. La editorial Nocturna, con la traducción de Noemí Risco Mateo, ha tenido a bien traernos esta historia publicada hace más de 40 años, aunque revisada y actualizada hace unos pocos para no chirriar al lector moderno. Coincide, además, con el reciente estreno de la cinta que la adapta rodada por Rodrigo Cortes y estrenada el pasado 3 de agosto de este mismo año.

Fragmento de la portada original

Blackwood es principalmente, una novela de misterio con cierto tinte de terror y suspense. Siguiendo un cliché tras otro del género, acompañaremos a la adolescente Kit en su llegada por primera vez al internado Blackwood. La antigua mansión, perdida en medio de la nada sin internet ni cobertura, despierta una sensación de inquietud constante desde su primer vistazo. La sensación se incrementa cuando Kit descubre que solo serán cuatro alumnas en el curso escolar y tres profesores. Pronto comenzarán a suceder cosas extrañas. Las cuatro niñas comenzarán a experimentar sueños raros y habilidades tan repentinas como singulares. Sucesos extraños e inquietantes se dan cita en la peculiar mansión hasta que el secreto es revelado.

Lois Duncan escribe una novela juvenil que busca enganchar al lector a través del suspense y el misterio. Escrita con precisión y buen ritmo, la autora va pasando de un cliché a otro -para cualquier asiduo del terror- hasta llegar a un final un tanto precipitado. Una trama sencilla y ligera repleta de buena ambientación y personajes que son descritos de forma superficial. Esta no es una novela de sustos o imágenes grotescas. Tampoco de exploración personal o miedos internos. La autora únicamente quiere desarrollar y destapar el misterio que envuelve a todo el internado. Un toque oscuro y siniestro que rodea a una novela ligera sobre casas encantadas.

Fragmento del poster oficial de la película

Blackwood es una elección perfecta para iniciarse, que todo novato o joven en el mundo del terror va a disfrutar. Hay una siniestra mansión, un extraño secreto que desvelar y una trama que genera inquietud, pero que avanza a buena velocidad. Está bien escrita, hila todos sus cabos y no tiene una larga extensión. Pero también el adulto puede disfrutar de una buena narración y un verdadero misterio, al cual alabar su originalidad. Lois Duncan construye una novela ligera y entretenida, con un halo de suspense, y que supone una perfecta propuesta para una tarde de tormenta y un buen maratón de lectura.

Blackwood no ha sido realmente lo que me esperaba. Sin embargo, el empacho lector que me he pegado, lo he disfrutado. Sin tener sustos o escenas truculentas, Lois Duncan ejerce de tutora del terror clásico con una buena narración y cierto halo de suspense en su mansión. Puede que la trama este repleta de clichés y personajes superficiales, pero en el fondo, tiene el regusto de estar leyendo una historia que hubiera disfrutado mucho de no haber leído más terror. O de ser más jovenzuelo. Sin ninguna duda, un titulo a tener en cuenta para iniciarse en este género.

 ¡Muchas gracias a Nocturna por el ejemplar!

lunes, 10 de septiembre de 2018

Sombras de identidad: De vuelta por Elendel

Sombras de identidad
Brandon Sanderson (Trad. de Manuel de los Reyes)
Nova
Tapa dura | 440 páginas | 19,50€




Tras la vuelta de tuerca tanto en tono como en historia que suponía Aleación de ley para la saga de Nacidos de la Bruma, Brandon trata de establecer un interludio entre los acontecimientos de la anterior citada y lo que esta por venir en Brazales de duelo. Sombras de identidad es una novela de corte policíaco, de búsqueda de un asesino, que trata de reconectar al lector con el universo y la mitología creada en la trilogía original. Visitamos de nuevo Elendel un año después de los acontecimientos finales de Aleación de ley, con un Wax ya nombrado alguacil dentro de Elendel preparando su futuro matrimonio junto a Steris y persiguiendo a su tío.

La sociedad de Elendel se enfrenta ahora a su primera amenaza terrorista. Tras un asesinato en masa ocurrido en casa del hermano del gobernador, toda la ciudad se revelará en masa. El estado de Elendel y su clase trabajadora es de puro descontento, y los conflictos religiosos no paran de avivar las llamas. Wax, Wayne y la brillante Marasi deberán dar con quién está detrás de toda esta conspiración antes de que las revueltas civiles arrasen con todo. Sombras de identidad se construye como un libro sin aparentes pretensiones, que mantiene el suspense capítulo a capítulo para regalarnos un final atropellado repleto de revelaciones que prometen grandes cosas tanto en los dos próximos libros de esta Era en la saga Nacidos de la bruma como en el mismo Cosmere.

Ilustración de Marc Simonetti
Scadrial no es Elendel

Han pasado 300 años de progreso desde los acontecimientos finales de El héroe de las Eras. El mundo moderno de Scadrial sin embargo guarda continuas referencias a esos personajes y momentos de la historia que pudimos leer de primera mano. Al contrario que en Aleación de ley, Sanderson vuelve a introducir elementos políticos y sociales en la novela. Tampoco se olvida de la religión, la cual se comienza a abandonar en pos de la misma ciencia que transformará el mundo teísta en humanista. Scadrial no es Elendel, y eso es maravilloso.

Dioses y seres de leyenda siguen teniendo su culto e importancia, pero la evolución natural de una sociedad es que sea dominada por el hombre y no seres mitológicos. Las religiones teístas van quedando arrinconadas ya que el ser humano descubre que tiene el propio poder para manejar el mundo, sin necesidad de tener unos dioses. El dilema hombre de fe – hombre de ciencia que ya nos planteaba por ejemplo Perdidos esta bastante visible, aunque solo sea rozando la superficie de Elendel. A la par, Sanderson aprovecha este fondo de revolución industrial para hacer un pequeño retrato de la crisis económica y como afecta al ciudadano medio.

A día de hoy, tanto las revueltas laborales como la corrupción política no es algo que nos toque de lado. Es casi la noticia del día a día. Sanderson retrata las tensiones del ciudadano y la clase obrera en un mundo cada vez más inestable y cambiante. La critica social, el pensamiento colectivo o la presión social son algunos de los puntos que el autor explora en Sombras de identidad. Y aunque sacrifica en parte el ritmo de la primera parte para realizar esta exploración -ya que no lo hizo en Aleación de ley- es algo que el lector puede agradecer una vez concluida la novela.

Mapa de Elendel de Michael Whelan
Entretenida aventura alomante

Aunque Sanderson tiñe todo con esa capa de realidad de la que hable antes, Sombras de identidad no deja de ser una novela de acción, humor y misterio. El autor de Nebraska maneja tramas y personajes con sus sorpresas y revelaciones inesperadas habituales. Sin embargo, el juego persecutorio no tiene tanto interés como podría para concluir con una resolución tan apresurada que no da tiempo al lector de asimilar. El tramo final de la novela deja una buena dosis de información para el lector del Cosmere y una buena base para lo que está por venir.

Sanderson ha decidido por fin reconectar esta nueva Scadrial moderna con la trilogía original. Guiños, leyendas y hasta algún cameo pertinente aparecen en las paginas de Sombras de identidad. El lector constante y seguidor del autor agradece la referencia pasada a estos hechos, conecta de inmediato con esos personajes, y engrana a la perfección con este mundo preindustrial concebido por Sanderson. Wax, Wayne y Marasi forman un trío protagonista de lo más peculiar, pero con una química envidiable.

Arte interior de la novela

Es una pena que la interacción entre ellos durante la novela sea la mínima. No tienen tantas escenas en común como en la primera novela, pero cuando lo hacen, no paran de brillar. Sombras de identidad supone un vistazo más profundo a Wax, da un nuevo brochazo sobre la resoluta e inquieta Marasi, y pone los ojos en el fabuloso e incisivo humor de Wayne. Hasta muestra un nuevo aspecto de la recatada Steris. Sanderson nos pone tanto en la perspectiva como órbita de estos personajes y en lo que esta por venir en el futuro de la saga. Llega la era industrial a Elendel, y debemos estar preparados para ello.

Sombras de identidad se siente como el verdadero prólogo de la nueva Era de Nacidos de la bruma. Es una novela entretenida, que nos da un mayor retrato sobre los personajes y el estado de la sociedad que habita en Elendel. Brazales de duelo es el siguiente paso dentro de la saga, y la verdad, tras las sorprendentes revelaciones finales y el vistazo a algunas opiniones, tengo mucha curiosidad por ver que rumbo toma la saga. Larga vida a Nacidos de la bruma y el Cosmere.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Las tumbas de Atuan, de Ursula K. Le Guin

Las tumbas de Atuan
Ursula K. Le Guin (Trad. de Matilde Horne)
Minotauro
Tapa dura | 176 páginas | 29€



En 1971, tres años de sorprender al mundo con Un mago de Terramar, Ursula K. Le Guin volvió a su querido mundo de Terramar para crear una atípica secuela: Las tumbas de Atuan. Casi un opuesto a su predecesora en cuanto a forma, la historia prescinde hasta bien mediada la novela de cualquier personaje conocido del primer libro. A la vez, nos encierra en un único y misterioso lugar llamado Atuan. Situado en el imperio de Kargard, Atuan es el centro de un antiguo culto religioso donde una casta de mujeres consagradas vive al servicio de los Sin Nombre, unos dioses tanto anónimos como insustanciales que contienen gran poder.

Conoceremos a Tenar, ahora llamada Arha, la reencarnación de la Sacerdotisa Única. Profetizada desde su infancia como la guardiana de las tumbas de los Sin Nombre, deberá estar confinada en el Lugar hasta su muerte. Su vida es un ciclo inevitable de sumisión, ritos y sacrificios que nunca cesa. Su desconocimiento del mundo es total, ya que nunca ha podido salir a explorar y lo único que conoce lo ha aprendido allí. Todo cambiara cuando Arha, en una de sus constantes visitas a las sagradas tumbas, descubra la intromisión de un poderoso hechicero.

Ilustración de Alexandra Wood

Dos novelas que se complementan

Tanto Un mago de Terramar como Las tumbas de Atuan son dos novelas muy distintas, pero que se complementan muy bien. Son dos opuestos que se atraen. Ambas, historias de crecimiento y madurez. Al igual que Ged en la primera novela, recae sobre Tenar una gran responsabilidad obligada que la lleva a actuar de forma inadecuada. De nuevo Le Guin explora la expiación de los pecados, el precio de la redención y la travesía de cambio necesaria para conseguir alcanzar al camino correcto.

Si bien con Un mago de Terramar la autora hacia a su protagonista perseguir el mal para poder vencerlo, en esta segunda entrega la constante será otra. Tenar, enfangada hasta la cabeza por las sombras, se verá abocada a despertar y huir. Debe romper los muros que la anulan por completo, que le han quitado todo lo que es. Hasta su propio nombre. Debe buscar la luz, renunciando a todo lo que conoce. Es un viaje más introspectivo que físico, repleto de misticismo y renacimiento espiritual. Una travesía hacia la libertad.


Ursula propone de nuevo que el lector se meta de lleno en las sensaciones de la protagonista. De forma ágil y fluida, la autora logra incrustar enseñanzas y valores cotidianos. Poco a poco observamos como Tenar pasa de una etapa a otra, como desafía sus propias certezas para abrir todo un horizonte de posibilidades. Debe decidir entre vivir en la absoluta ignorancia que la está anulando por completo, o arriesgarse y empezar de nuevo. Nada más y nada menos que la difícil tarea de buscarse a sí misma.

Una narrativa impecable

Ursula escribe de forma distinta al resto, no es una novedad para nadie. Es evocadora. Su voz es única. Es solo la segunda novela que leo de la autora, pero cada una de ellas me ha succionado dentro de sus páginas como pocas consiguen hacerlo. Tanto que no pude soltar el libro desde que comencé. Y no es simple casualidad. La autora sabe captar como nadie un halo místico en sus textos. Una vez te atrapa, no te suelta. En esta segunda ocasión, se trata de las tumbas y todo el culto que la rodea. Un hechizo que ha hecho un poderoso efecto sobre mí.

"Lo que estaba empezando a descubrir era el peso de la libertad. La libertad es una carga pesada, extraña y abrumadora para el espíritu que ha de llevarla. No es cómoda. No es un regalo que se recibe, sino una elección que se hace, y la elección puede ser difícil."

Pese a ello, algunas críticas que he leído hacia esta novela van en torno a esto mismo. El inicio es un tanto árido, entrando de lleno a un nuevo culto. Es una expansión que casi desconocíamos -salvo detalles- de Terramar, y encima, que nadie esperaba. Sin embargo, a mi es lo que me ha conquistado como lector. El entorno de las tumbas, así como el culto asociado a ella, no hacen sino más que enriquecer todo el universo creado por Ursula. Tanto los Sin Nombre como la historia del anillo de Érreth-Akbe son magníficas, aparte de funcionar como motor de toda la historia. Aun así, admito que cuando nuestro querido Ged aparece en escena, todo cobra mayor profundidad y sustancia para la novela.
Al igual que en Un mago de Terramar es necesario, pese a su corta longitud, leer con cierto detenimiento para saborearla al completo. Es increíble como Ursula hace penetrar en nosotros la propia duda de Arha. Como esta permea en el lector, bajo sutiles destellos y frases dubitativas. Es un conflicto tan complejo como doloroso, muy difícil de transmitir con simples palabras. Pero Ursula, como siempre, sale clara vencedora de tan alto reto. Y por el camino nos quedan frases de repiquetean en nuestra mente, a las que volvemos y marcamos a fuego.


Por si no ha quedado suficiente claro con la reseña, esta segunda entrega me ha gustado incluso más que la primera. Puede que fuera el misterio que encerraban las tumbas de Atuan, el conocimiento previo de Ged, la propia Tenar y la escritura de Ursula. Realmente, no lo sé con certeza. Lo único que tengo claro es que es una novela fascinante de principio a fin de una de las mejores narradoras que han existido. Y me siento privilegiado de poder hacerlo por primera vez.