viernes, 26 de enero de 2018

Odd y los gigantes de escarcha, de Neil Gaiman

Odd y los gigantes de escarcha
Neil Gaiman (Trad. de Inés Beláustegui Trías)
Ediciones SM
Cartoné | 129 páginas | 16,95€




Neil Gaiman es uno de los mejores narradores de cuentos infantiles de la actualidad. Esto no es ninguna novedad para nadie. Si le juntas el talento de Chris Riddell para ilustrarlo y le introduces elementos de la mitología nórdica, se empieza a formar una bola de nieve de calidad que sigue haciéndose cada vez más grande. El irresistible impacto final llega cuando te encuentras con esta edición en tapa dura troquelada de Ediciones SM, de tamaño folio y con una maquetación perfecta. Nominada al World Fantasy Award en 2009, esta pequeña novella de corte infantil resulta una excelente introducción a la mitología escandinava para cualquier infante, a la vez que es una lectura de lo más deliciosa para cualquier adulto con algún conocimiento de la misma.

El famoso escritor británico nos presenta a Odd, un niño de 12 años habitante de Midgard, que se ha quedado cojo y ha perdido a su padre hace relativamente poco tiempo. Pese a ello, continua con una sonrisa en la cara y siendo optimista ante la vida. Un día cuando sale de su pueblo se cruza con un oso, un zorro y un águila en su camino. Pero no son unos animales cualesquiera, sino que nada menos que Thor, Loki y Odín transformados respectivamente. El joven Odd se embarcará junto a los tres dioses nórdicos a la aventura para intentar vencer a los gigantes de escarcha que les han arrebatado Asgard y convertido en animales.

Ilustración interior de Chris Riddell

La pequeña novela corta se sirve de los elementos clásicos de las historias para darles una vuelta de tuerca y dejar el sello Gaiman. La madurez, el ingenio y la forma de encarar los problemas son la clave. Sí, Odd y los gigantes de escarcha es un libro infantil de aventuras y diversión. Pero Gaiman no sé olvida de dar algo más. Todo el cuento es una oda a la inteligencia, a la superioridad de la astucia frente a la fuerza bruta ¿Puede un humano cojo ayudar a tres seres divinos con un problema al que no ven solución? Como humanos somos capaces de superarnos. La persistencia en ello es una valiosa virtud que poseemos. No existen los límites que nos impidan hacer nada de lo que nos proponemos.

Gaiman utiliza las referencias a la mitología nórdica más establecidas para su pequeña aventura. Por ejemplo, tenemos alusiones a como Odín sacrifico un ojo para obtener conocimiento y sabiduría del Pozo de Mímir. Menciones sobre Jötunheimr y la Tierra de los Gigantes. No falta tampoco alguna alusión a las peripecias del alocado Loki. Tampoco deja de lado elementos tan conocidos como el martillo Mjolnir de Thor, el Bifröst y Heimdall, y la eterna belleza de la diosa Freyja. Además de impartir una breve lección para los novatos en mitología nórdica sobre las claras diferencias entre Midgard y Asgard. Todo ello lo hace con pasmosa sencillez, fluyendo con la historia y sin detenerse en ningún momento explicativo.

Ilustración de Adam Stower en otra edición

Redondea la jugada las magníficas ilustraciones de Chris Riddel. Si ambos ya formaron un tándem maravilloso en El libro del cementerio o La joven durmiente y el huso, creo que en esta ocasión el ilustrador británico se ha superado con creces. Páginas repletas de intrincados diseños, representaciones detalladas con gran cuidado, y personajes con una expresividad abrumadora. Las dobles paginas quitan el aliento, y los pequeños detalles ilustrados que acompañan al texto, no hace más que evocar que estamos ante una sencilla y preciosa obra de arte. Odd y los gigantes de escarcha es un entretenido e interesante cuento infantil remarcado por una edición fabulosa.

Las ilustraciones de Chris Riddel
La edición de SM
El tono narrativo de cuento
La miga detrás de la historia

Falta algo más de poso emocional para ser el mejor Gaiman

Edición fantástica. Historia entretenida. Mitología nórdica. Arte espectacular. Sin ninguna duda son las tres claves del éxito para este libro. Una novela corta que no decepcionará a los acérrimos de Neil Gaiman y su obra. Un perfecto y ligero acercamiento a la mitología nórdica desde una sencilla perspectiva. Una historia original de uno de los mejores narradores infantiles de nuestro tiempo. Si tras leerlo escucháis en ingles también la versión audiolibro, comprenderéis el porqué de esta afirmación.

Otras reseñas de interés

martes, 23 de enero de 2018

Me tragó el igualma, un viaje a tu interior

Me tragó el igualma
Víctor Guisado Muñoz
Ediciones El Transbordador
Rústica | 153 páginas | 15€




El universo es finito pero ilimitado. Fascinante, misterioso, poderoso e increíble. Se esconden verdaderos misterios tras él. Secretos que nunca hemos visto desvelados, que anhelamos conocer, y que surcan las dudas de nuestro ser. Dudas existenciales que recorren nuestras venas desde el inicio de los tiempos. El universo es un concepto enorme rodeado de una mística especial, plagado de preguntas sin respuesta ¿Hay vida más allá de las estrellas? ¿Existe un universo más allá de lo que podemos ver? ¿Tenemos los seres vivos libre albedrío? Me tragó el igualma, de Víctor Guisado Muñoz, no responderá a ninguna de estas potentes cuestiones, pero si propone un periodo de reflexión acerca de lo fascinante que es el cosmos que habitamos cada día.

El protagonista de la historia, del cual desconocemos su nombre, es el Hijo del Poeta. Él mismo nos cuenta su propia historia, desde que es un niño hasta que alcanza el destino al que siempre supo que estaba seleccionado. Desde niño, tras la muerte de su madre, se ve obligado a vivir con su padre. Al ser este un poeta vagabundo que se dedica a cosechar los frutos de los arboles-monte, juntos, recorren el mundo durante años. El lector acude a través de sus palabras a su descubrimiento y fascinación por el mundo que lo rodea. Vivimos de primera mano el primer amor, su dolorosa ruptura y las injusticias sociales del mundo que habita. El ahogamiento en la rutina y la soledad, la importancia de la amistad, y el valor necesario para perseguir tus sueños. Me trago el igualma es todo un viaje de transito y transformación hacia un destino fijado, hacia un sueño rutilante en los primeros años de vida.

Ilustración para la exposión "Whales: Beneath the surface"

La novela supone toda una experiencia lectora. La historia fluye con una prosa casi musical. Las palabras resuenan en la mente. No hay descansos, ni capítulos ni separaciones. Tampoco una trama lineal. Víctor plasma en primera persona las memorias de nuestro protagonista con una hermosa prosa llena de metáforas y fascinantes imágenes. Algunos retazos de la niñez y juventud se van entremezclando con las reflexiones de un adulto ya maduro. Esta no es una historia que devorar, que recorrer sin pausa. El Hijo del Poeta se pierde en laboriosas divagaciones y reflexiones. Me tragó el igualma exige al lector calma y sosiego, análisis y disfrute. En pocas páginas nos sumergimos en un periodo de reflexión, de imaginación y de conmovedora trascendencia. Detrás de cada frase se esconde algo más, algo que llena nuestras entrañas y cala hondo. Toda una experiencia lectora. Un cúmulo de sensaciones prácticamente indescriptibles.

Víctor habla del universo con misticismo y pura fascinación. Nos invita a trascender nuestros límites y buscar nuestro ser superior. Alcanzar todo nuestro potencial. Expresa un alegato de amor hacia los atrevidos, hacia los que rompen las cadenas que los atan y buscan sus sueños con ansia, sin rendición pero con entrega. Potentes metáforas, imágenes y discursos confluyen en una transformación personal en la que podemos vernos reflejados. También elabora un potente discurso ecológico y pacifista hacia la naturaleza. Cuestiona la ceguera ante la belleza de lo que nos rodea, discrepa ante las condiciones laborales actuales y los yugos que nos atan en el trabajo cotidiano. Guisado nos cita en una ruta hacia el autoconomiento como base para encontrarnos a nosotros mismos, para sentirnos completos y realizados.

Imagen extraída de iStock

Si habéis leído hasta aquí, os estaréis preguntando ¿y donde esta la ciencia ficción? Es quizás esta etiqueta una de las que más despiste al lector actual del género. Víctor enmarca su historia en una ciencia ficción más tradicional, introspectiva y cercana a la reflexión filosófica. En sus mundos existen ciertos halos tecnológicos, como los trajes holográficos y los viajes interestelares por ejemplo. Tenemos algunas escenas de absoluto realismo mágico. Pero ante todo Me tragó el igualma plasma un universo fascinante como lo es el nuestro, lleno de un misticismo del que aún queda mucho por descubrir. Un universo en el que sustentar un solitario viaje de transformación y crecimiento. Un mundo por el que dejarnos llevar sin mirar atrás. Un viaje en la vida por el que todos debemos pasar.

La poética prosa de Víctor
Las escenas se clavan en tu mente
La fascinación por el universo
La introspección personal del viaje

Tendencia a divagar del protagonista

No voy a mentir. Me tragó el igualma es un libro exigente y que requiere cierto sacrificio lector. Aquí no valen las carreras ni desconectar la mente. Víctor exige atención, reposo y reflexión en cada una de sus frases. Pero también nos da a cambio una novela que merece ser leída por todo lo que consigue transmitir. Crea imágenes mentales que no se borran de la cabeza, suscita reflexiones que calan en uno mismo. y no deja de lado una creatividad fascinante. Ha sido todo un placer descubrir esta peculiar voz narrativa del panorama español del que espero leer más cosas.

¡Gracias a Ediciones El Transbordador por el ejemplar!

Otras reseñas de interés

jueves, 18 de enero de 2018

Proyecto Celsius 232 Vol.2018


Hace un año aproximadamente por estas fechas publicaba el Proyecto Celsius Vol.2017. Este año no podía ser menos y me he vuelto a juntar con Isa Janis de A través de otro espejo y Alexander Paéz de Donde acaba el infinito para volver a plantearnos unas cuantas lecturas de cara al festival de Avilés. Este año la obligada cita literaria que supone el Festival Celsius 232 será entre el 11 y el 14 de julio. Al igual que el año anterior, entre las obras de los autores ya anunciados hemos seleccionado una obra que vamos a reseñar de forma común por cada autor, aunque luego cada uno tenemos obviamente nuestra propia y longeva lista personal. Aquí abajo os dejo mi lista personal, marcada en negrita las obras comunes elegidas y con el enlace a la reseña de las que ya he leído.

Kameron Hurley
Las estrellas son Legión (Reseña)
La revolución feminista geek
Tumbledown (Ciudad Nómada y otros relatos)

Laura Lee Bahr
Fantasma (Reseña)
Pastel de terciopelo azul (Bienvenidos al bizarro)

Sarah Pinborough
Detrás de sus ojos (Reseña)
La casa de la muerte

Tad Williams
La canción de cazarrabo

Mariana Enriquez
Las cosas que perdimos en el fuego
Los peligros de fumar en la cama
Éste es el mar

Joe Abercrombie
La voz de las espadas (Relectura)
Antes de que los cuelguen (Relectura)
El ultimo argumento de los reyes (Relectura)
La mejor venganza
Los héroes
Tierras rojas
Filos Mortales (Reseña)
Medio rey (Reseña)
Media mundo (Reseña)
Media guerra (Reseña)

José Antonio Cotrina
Las fuentes perdidas
La canción secreta del mundo
Salir de fase
Mala racha
El día del dragón (con Gabriella Campbell)
Crónicas del fin (con Gabriella Campbell)

Blake Crouch
Materia oscura (Reseña)

Becky Chambers
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo (Reseña)

Emilio Bueso
Transcrepuscular (Reseña)
Antisolar (Reseña)
Ahora intenta dormir

Jesús Cañadas
Pronto será de noche (Reseña)
Las tres muertes de Fermín Salvochea (Reseña)
Los nombres muertos

Guillem López
Challenger
La polilla en la casa del humo (Reseña)
Arañas de marte (Reseña)
El último sueño

PD: Esta entrada esta susceptible de actualizarse y volver más longeva con cada anuncio de la organización del festival.

lunes, 15 de enero de 2018

Una cabeza llena de fantasmas, de Paul Tremblay

Una cabeza llena de fantasmas
Paul Tremblay (Trad. de Manuel de los Reyes)
Nocturna Ediciones
Rústica | 389 páginas | 16,50€




El fenómeno de los exorcismos y las manifestaciones demoníacas no es algo para nada novedoso. A parte de tener algunos casos históricos documentados como el de Annaliese Michel en 1973 o Roland Doe en 1940, el cine actual se ha dedicado a traernos de forma continuada este tipo de historias. Un referente clásico como El exorcista (1973) y Terroríficamente muertos (1987), alguna más actual como Expediente Warren (2013) o la saga Insidious (2010). Quien más o quien menos ha tenido cierto contacto con la materia y sabe como funciona. Unacabeza llena de fantasmas es la novela ganadora del premio Bram Stoker en 2017, escrita por el americano Paul Tremblay. La historia recupera el tema de las posesiones y los exorcismos para criticar de pleno el fanatismo religioso, el poder de los medios de comunicación, la deshumanización de la sociedad, el gusto por el morbo actual, y el verdadero funcionamiento de los reality shows.

Merry, una joven de 23 años, acepta la propuesta de la periodista Rachel para dar a conocer todo lo sucedido en su casa de Nueva Inglaterra durante su infancia. La historia nos llevará 15 años atrás en el tiempo, cuando su hermana Marjorie comenzó a tener extrañas actitudes para su edad. Un vocabulario agresivo, cambios repentinos de humor, y una cierta tendencia macabra. A toda esta difícil situación se le une la creciente preocupación económica familiar por el desempleo del padre, y su repentino fanatismo religioso ¿Y cómo lo solucionan todo? Nada mejor que aceptar la propuesta de un programa de televisión para rodar La Posesión, un reality show que aborda el caso de Marjorie durante 6 episodios. Pero una duda nos asola durante todo el testimonio ¿Está realmente poseída Marjorie? ¿es tan sólo un ataque psicótico? ¿esta simplemente fingiendo?

Extracto de la portada en Titan Books

A través del testimonio de Merry, unas entradas juveniles de una Blogger que analiza el reality show, y la Merry actual, iremos desentrañando que desgracia aconteció dentro de la apacible familia Barrett. La novela esta estructurada como un gran flashback en el que debemos ir uniendo las piezas de un narrador para nada fiable. La duda sobre la posesión de Marjorie se mantiene a lo largo de toda la novela, hasta llegar a una conclusión donde será el propio lector el que deba elegir con que interpretación quedarse. Cada uno de los tres puntos de vista nos enseña momentos que se contradicen, confidencias que cambian la perspectiva del relato y nos dan un nuevo enfoque sobre la verdad. Tremblay juega muy bien con la ambivalencia y la ambigüedad del testimonio de Merry para mantener al lector pegado a las páginas.

Aparentemente el argumento es simple y bastante visto. No deja de ser una posesión al uso, con su exorcismo incluido. Es más, bastante de las escenas por las que pasamos en las novelas no son más que puros homenajes. Aunque antes de que alguien le acuse de plagio, Tremblay utiliza hábilmente las entradas de la bloggera para dejar constancia de todos sus referentes utilizados. Si os gusta el cine y los libros de posesiones, tenéis una buena retahíla de recomendaciones durante estos extractos. Pero Tremblay va un pasito más allá de lo habitual, y es en la duda de la realidad donde reside la clave de la novela. El elemento paranormal tan cuestionado desemboca en un final contundentemente abierto que te deja pensando y elucubrando que es lo que acabas de leer ¿Qué le ocurrió realmente a los Barrett? Unos días después de leerlo, aun no se con que interpretación quiero quedarme.

Ilustración para el libro Salem´s Lot de Stephen King

Es una pena que se desaprovechen los momentos de la entrevista actual y las entradas de blog para darle una vuelta más a lo acontecido, para tratar de indagar un poco más en el caso de Marjorie y su contexto familiar. No dejan de ser meros acompañamientos que repiten muchas de las secuencias ya vistas, en vez de tratar de profundizar un poco más en el retrato psicológico de los miembros de la familia Barret y como afrontaron su difícil situación. Hay que reconocer, sin embargo, que el análisis del blog es donde Tremblay pone cierta distancia con los eventos. Se dedica a tratar de analizarlos de forma objetiva y arremete duramente contra la eterna manipulación de los medios de comunicación, el poder de las masas, los fanatismos, la sexualización infantil, y los pocos limites morales televisivos existentes.

El estilo de Tremblay es ligero, pero profuso en minuciosos detalles. El autor aprovecha la voz narrativa de una niña de 8 años para no tener que complicarse con el desarrollo dramático de cada personaje, más allá de la propia Merry y los recuerdos de sus vivencias. En ningún momento somos capaces de conectar con el estancamiento social y económico sufrido, así como los conflictos psicológicos familiares que se estaban viviendo en esa casa. No podemos entender algunas de las actitudes de los padres, mientras vagamos por inanes anécdotas plagadas de detalles de una niña de 8 años. Como lector, perseguimos la duda en cada rincón y buscamos las costuras al testimonio de Merry. Durante toda la lectura de Una cabeza llena de fantasmas no paramos de buscar respuesta a nuestras preguntas, de dudar y de sentir que no sabemos que ha ocurrido realmente. El diablo se esconde en los detalles, o eso dicen.

El enfoque de la novela
La persistente duda durante toda la novela
El inquietante final
Las referencias citadas

Vago retrato psicológico familiar
Repetición de escenas

Una cabeza llena de fantasmas es una novela innovadora en su forma de afrontar algo tan común en la cultura popular como una posesión. Su clave para triunfar reside en abordar escenas que no son más que puros homenajes y ponerlas en entredicho para el lector. Tremblay nos hace dudar durante toda la novela de lo acontecido y lo deja en el aire, a la interpretación de cada uno. Puede que quede desaprovechados algunos puntos de vista en la novela, pero resulta una lectura bastante interesante.

¡Muchas gracias a Nocturna Ediciones por el ejemplar!

Otras reseñas de interés