martes, 22 de noviembre de 2016

Reseña - Alcatraz Contra Los Bibliotecarios Malvados

Alcatraz contra los bibliotecarios malvados
Brandon Sanderson (Trad. de Pilar Ramírez Tello)
Ediciones B | B de Blok
Rústica con solapas | 320 páginas | 15€



   Leer al todopoderoso Brandon Sanderson siempre me ha resultado algo placentero, a lo que me gusta acudir varias veces a lo largo del año, y que por suerte gracias al ritmo demencial de publicación del americano en nuestro país con motivo de su reciente visita a la Eurocontengo todavía una pequeña lista de pendientes. Ya había probado a Sanderson en su vertiente juvenil con esa vuelta de tuerca al mundo del superhéroe en la saga de los Reckoners, pero sin duda ansiaba acercarme a su saga middle grade, una de las más seguidas al otro lado del charco. Por suerte para nosotros, fanáticos del autor de Nebraska, Ediciones B se lanzó de cabeza a por ello y nos está llegando en un corto espacio de tiempo los cuatro volúmenes ya publicados de la saga Alcatraz a través del sello B de Blok. Además para rematar la faena las portadas que Marina Vidal está haciendo para cada volumen son un verdadera pasada, al igual que la traducción de Pilar Ramírez Tello, la cual no ha tenido que ser nada fácil al adaptar nombres que tuvieran el mismo sentido que el original y conservar la ironía de nuestro peculiar narrador.

Cubierta completa a cargo de Marina Vidal

   La historia nos cuenta como Alcatraz Smedry, un niño huérfano y bastante problemático que lleva toda su vida rotando de familia en familia, recibe para su decimotercer cumpleaños un curioso paquete que contiene una bolsa de arena, la cual supuestamente es herencia de sus padres según la nota que la acompaña. La bolsa es robada sin que Alcatraz se dé cuenta, momento en que nuestro protagonista conoce de primera mano la conspiración de los Bibliotecarios Malvados, los cuales controlan en secreto los países más poderosos del mundo. Alcatraz y un extravagante grupo de inusuales personas serán los encargados de luchar contra estos bibliotecarios, acabar con ellos y recuperar la bolsa robada. Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados inicia una serie de cinco novelas que han sido ilustradas por Hayley Lazo, haciendo de ellas una lectura todavía más amena y divertida perfecta para todas las edades.


   La novela tiene un ritmo ágil y rápido, plagado de humor y acción, con una estructura sencilla pero a la par muy efectiva. Lo más divertido de todo es su narrador, el propio Alcatraz unos cuantos años mayor nos narra de primera mano toda la historia, sin dejar de lado ciertos comentarios hacia su propia persona llenos de ingenio, así como pequeñas críticas sobre literatura fantástica, escritura, las bibliotecas o sobre los propios lectores. He visto críticas donde decían que este narrador era molesto, que cortaba la acción, pero a mí me ha enamorado y ha sido lo que más me ha gustado de todo el libro. Creo que juega muy bien con ello, dándole cierta pausa y reflexión a cada principio de capítulo, haciéndolo peculiar y diferente dentro de la literatura middle grade. Pese a la sencillez que destila todo el relato, Sanderson no desaprovecha la ocasión para dejarnos un mensaje de fondo, reflejando como el verdadero poder reside en la información que tenemos, y no en solo algo físico. Es interesante ver su crítica a la censura que establecen los medios de comunicación, a como pensamos que son las cosas solo porque alguien nos hace creer que solo existe esa información.

Ilustración interior de Hayley Lazo

   Y como no Sanderson destaca de nuevo en su originalidad creativa. Aunque partimos de un mundo similar al nuestro, el autor es capaz de darle su pequeño toque incorporando poco a poco una especie de magia o tecnología que parte de la arena y los cristales. Además también tenemos los Talentos, extraños y peculiares dones que les son otorgados a los miembros de la familia Smedry. Poco a poco vamos conociendo un mundo oculto que nos resultará altamente alocado pero que hará desbordar nuestra imaginación llena de posibilidades. Aventuras, misterios, magia, un narrador ingenioso, dinosaurios british y dosis de acción por doquier os esperan con Alcatraz, el cual solo quiere tumbar el mito que lo convirtió en leyenda y nos está haciendo el favor de contarnos la verdad, la verdad sobre lo que realmente nos rodea en nuestro mundo y lo que los Bibliotecarios Malvados no nos dejan conocer. Ahora que se están animando con series animadas como Trollhunters, basada en el libro de título homónimo de Guillermo del Toro y Daniel Kraus o en carne y hueso como Una serie de catastróficas desdichas, espero que alguien se quiera llevar el alocado mundo de Alcatraz Smedry a la pequeña pantalla.

Los momentos en que Alcatraz se dirige a nosotros
La tecnología y magia
El ritmo de acción constante
Las ilustraciones de Hayley Lazo

La estructura sencilla y previsible de un middle grade

Alcatraz contra los Biblioterarios Malvados es una lectura sencilla, amena y con un humor irreverente. Sanderson se vale de una voz narrativa que rompe la cuarta pared para crear un mundo interesante, entretenido, gamberro y lo que hubiera deseado leer cuando termine Harry Potter. No esperéis la épica, los intrincados sistemas de magia o los espectaculares worldbuildings que plagan las novelas más conocidas del autor, porque esto es otro tipo de historia. Si os gustan las historias middle grade no os lo podéis perder. Y si no siempre puedes regalárselo a un niño pequeño para que lo disfrute.

Muchas gracias a B de Blok por el ejemplar

Otras reseñas de interés

martes, 15 de noviembre de 2016

Crónica Eurocon 2016

   Parece mentira que ya haya pasado una semana desde que he vuelto de Barcelona. Ha sido un viaje intenso, lleno de emociones, de anécdotas, de momentos para el recuerdo, un viaje en definitiva inolvidable. Y ahora me gustaría compartir con vosotros un trocito de mi viaje, de mis vivencias, aunque ya se que dará un poco de envidia en algunos momentos no os lo toméis a mal. Lo bueno es que podéis asistir y ver todas las charlas cuando gustéis para morir un poco menos de envidia, gracias a que por primera vez en la historia de la Eurocon se ha retransmitido absolutamente todo en streaming y se han colgado los vídeos. Yo he estado viendo alguno estos días todavía, por que era realmente imposible poder asistir a todo lo que deseabas. Subios al barco, leer con calma, que hoy la entrada es de las largas.

Día 1: De como pise por primera vez Gigamesh y Sanderson me hizo salir en televisión
   Trece horas de bus. Si, se dice pronto, pero a mí se me hicieron largas que no veáis. Paradas en lugares remotos del país como León, Burgos, Logroño y Lleida me fueron despertando a lo largo de la noche hasta plantarme a las nueve de la mañana en Barcelona. Todo era extraño y emocionante, nuevo y bastante abrumador por la inmensidad de la ciudad. Ahora mismo se que sueno como un aldeano que pisa por primera vez una ciudad, pero es que me sentí realmente así. La primera parada fue en el Arc de Triomf donde habíamos quedado unos cuantos para desayunar. La primera en recibirme fue Claudia, al rato llego Bandinnelli y su amigo Ángel (que esta metiéndose en el habito lector a pasos agigantados), Antonio y su chica fueron llegando despúes, además de el gran Alexander Páez y finalmente mi querida Isa Janis.

Foto de @Bandinnelli

   Desayunados y listos mi primer destino estaba claro: Gigamesh. No hace falta que comente mucho lo impresionado que me quede nada más entrar, porque gracias a Claudia podéis verlo directamente. Os juro que nunca había visto un templo tan descomunal como aquel, increíble. Además, se nos unió también el majo de Borja Bilbao, con el que siempre me encanta conversar. Por supuesto ya pequé en esa primera visita con el par de libros de Nacidos de la bruma que me faltan por leer (y por qué quería esa tabla alomántica), Futuros cercanos (Gigamesh) de Lisa Tuttle que me convenció en la primera línea de la sinopsis, Embassytown (Fantascy) porque me lo han vendido hasta en la sopa y finalmente Entre extraños (RBA) de Jo Walton porque está en mi lista y de saldo a un precio ridículo. Pero bueno no me voy a parar a justificar todo lo que compre, por que si no tenemos hasta mañana.

Mis primeros pecados

   Una de las cosas que he hecho en estos 5 días de viaje es someterme a una dieta asiática total. Este primer día Isa nos llevó a un chino para comer donde hicimos el ridículo la gran mayoría comiendo con palillos el arroz, anda que no cunde la comida así, pero como asturiano de honor me termine todo lo que había en el plato. También conocí por fin a Merce y a Neus, que ya iba siendo hora tras tantos tweets o comentarios en nuestros respectivos blogs. Tras dejar ya todo en mi lujoso hotel en el que mi habitación era casi tan grande como toda mi casa (no exagero, hay testigos), emprendimos el rumbo a Gigamesh para ya ponernos a la cola de la firma del todopoderoso Brandon Sanderson. No sabíamos lo que nos esperaba, de verdad que no. Mientras estabamos por allí fueron apareciendo gente y desvirtualizando a otra tanta (esa palabra que tanto gusta a Pablo Bueno) como Carol, David Tejera, Marina Vidal o Maria Teresa, fieles compañeros para los próximos días de aventuras.

Foto de Carol

   Brandon Sanderson llego antes de tiempo para firmar ejemplares y atender a la prensa, y cuando lo vimos al fondo ya se palpaba la emoción. Las conversaciones sobre libros no cesaban, llegaba Aranzazu Serrano como librera vikinga y nos tocaban unos chupitos de diferentes hidromieles para amenizar la espera. Lo mejor fue cuando gracias a Alex (te querremos por siempre) tuvimos la oportunidad de pasar a la sala de firma mientras grababan para la televisión. Tras esperar los turnos de algunos de mis compañeros fue mi momento. Sanderson se sorprendió al conocer mis 13 horas de autobús para llegar aquí y como recompensa por ello me regalo un pin de El archivo de las tormentas que según la experta Marina Vidal pertenece a los Lightweavers (yo estoy en plena lectura del tochaco, así que ni idea aún). Al ver su reacción las honorables gentes de la televisión me entrevistaron con un par de preguntas, y bueno, como alguno habéis visto he salido en la Cuatro unos 20 segundos (aquí el vídeo, minuto 38). Empezaban fuerte estos 4 días por Barcelona.

Foto de Marina Vidal

   Tras nuestra firma y nuestros momentos con Brandon comenzó la oficialmente la firma. Una firma que duro nada menos que 5 horas. Sanderson es un autor especial al que le gusta contentar y cuidar a sus fans, que siempre tiene un momento para ellos y que te dice si tienes algo que preguntarle, da igual que seas el primero que el último de la cola. Mientras se daba lugar la firma nos fuimos a tomar algo, pero volvimos en algunos momentos para vivir aquel ambiente cosmeriano del cual he venido embriagado. El día termino con la cena en un coreano (ya sabéis, mi dieta asiática) donde me tome un bibibamp de verdura en una especie de plato que siempre estaba caliente y hacia chisporrotear el arroz. Algunos se pasaron con el picante, pero eso es otra historia.

Día 2: De encuentros bloggeros, hamburguesas hípsters y hachazos polacos
   Y por fin empezaba la Eurocon. Se notaba ya en el ambiente del desayuno, donde te cruzabas con autores y gente conocida como Elias Combarro, Leticia Lara, Aliette de Bodard, Karin Tidbeck o Aranzazu Serrano. Madrugué para ir a por mí acreditación donde me encontré con Begoña, con la cual charle un rato de la segunda parte de Samidak; y más tarde en la inauguración me uní de nuevo con el resto del grupo del día anterior. Como un reloj dio comienzo el acto de inauguración, presentando todo el proyecto y con un discurso de Elias Combarro que me emociono. Poder vivir algo como esto tras tanto tiempo en España es especial, mágico como él decía, y creo que tiene toda la razón.

Foto del acto inaugural

   Tras este acto venía uno de los puntos fuertes de mi agenda del día. Y es que por suerte pude gozar de un encuentro en privado con 10 personas en la Casa del Libro Ramblas con Brandon Sanderson. Agradezco profundamente a Nova que nos haya dado el privilegio de poder participar en algo como esto, fue realmente inolvidable. Sanderson atendió a nuestras preguntas encantado y tan amable como siempre. Nos habló sobre su forma de escritura, sobre como tiene en su cabeza todo su mundo unido y no siente una presión por ello si no por que los libros gusten y funcionen, sobre el Dropbox donde guarda toda su información (si, le pedí la contraseña, pero no hubo suerte), nos habló un poco sobre el tema de la adaptación, por que prefiere películas a una serie y una escena de un futuro libro que tiene ganas de ver, y mucho más. En el blog de Isa, A través de otro espejo, tenéis una entrada totalmente dedicada a este encuentro que os recomiendo visitar. Yo por mi parte tengo un 80% del encuentro grabado en audio, veré si lo puedo compartir de alguna forma, aunque me llevará tiempo que casi no tengo. Al terminar, desde Nova nos regalaron la gentil camiseta de #InSandersonWeTrust, nos hicimos multitud de fotos, nos firmó algunos libros más y nos regaló bookplates para todos.

Foto de Doña Sierpe

   Llego la hora de comer y aunque me salí de mi dieta asiática, probé una hamburguesa vegana hecha con garbanzos hípster a más no poder, pero reconozco que estaba bastante buena. De tarde la primera charla a la que acudimos fue la de How to build a fantasy world donde un Sapkowski desatado se enfrentaba a un Stross ególatra que creía tener la razón absoluta en todo. Mientras Aliette nos dejaba comentarios interesantes que por desgracia eran obviados por la atención que reparaba en los otros dos autores. Subiendo luego hasta el Aula 2 me metí de lleno en la charla de Cristina Jurado sobre La ciencia ficción en los países Árabes. Una charla muy interesante con un tema inesperado al menos para mí. Autoras interesantes, muchas distopias, autoras que se dedican a traducir muchos de los títulos punteros de ciencia ficción y un libro en especial que me llamo la atención, Utopia de Khaled Towfik.

Foto de la charla de Cristina Jurado

   Tras esta pusimos rumbo al Aula 1 donde tuvo lugar Cross-Media: New Narratives for the 21st Century. Tenía muchas ganas de escuchar por fin a Rhianna Pratchett y me sorprendió conocer a Ángel Luis Sucasas con su futuro juego A Place for the Unwilling, que tiene realmente buena pinta si te gustan las aventuras gráficas. Tras salir de la charla tuve ocasión de hablar un poco con Richard Morgan sobre Leyes de Mercado (Gigamesh) donde le comenté mi comparación de Chris Faulkner con Walter White de Breaking Bad, a la cual asintió y me dijo que robaría la comparación para futuras entrevistas cuando le preguntarán algo con lo que comparar esta obra. También saludé rápidamente a Rhianna y le di las gracias por su trabajo con Lara y Overlord, y sorprendentemente me dio un abrazo, que mujer más amable y maja os podéis encontrar.

Foto de la mesa Cross-Media

   Llegaba la hora de poner rumbo a la librería Gigamesh para la sesión de firmas del día, aunque antes pasaría por la Fnac y la firma de Sanderson para conocer por fin a Carla. Ya en Gigamesh me quede enamorado de Karin Tidbeck. Yo ya venía con la idea de cogerme Jagganath (Nevsky) por que había visto muy buenas opiniones por la mañana y me había llegado buen feedback de Goodreads, pero charlando con ella sobre su nuevo libro en el que tiene una brutal importancia el lenguaje no pude si no cogerme también Amatka (como a mucha gente a la que vi después con él bajo el brazo). Luego toco sesión de terraza con alguna que otra cerveza, desvaríos Sapkowskianos tras su entrevista en El periódico o Aramys Romero al que por fin conocí creando términos tan innovadores como el futuro hashtag #haterlonia. El día termino con la cena en un chino a la que se nos unieron la señorita Dalayn y su chico. Unos tallarines hechos a mano deliciosos y el descubrimiento del delicioso Pan frito hicieron memorable la visita al restaurante. La noche termino tarde, tomando la última de relax, con gente a la que por fin conoci como Josep Oriol o Xavi y demás gente de su habitual grupo, en una distendida pero interesante charla sobre lo que leemos y por qué lo leemos.

Día 3: De animales albinos, una vietnamita adorable y una cena de gala inolvidable
   Tras un nuevo desayuno hotelero esta vez en compañía de Aranzazu Serrano con una interesante charla sobre el mundo editorial de fantasía en España me fui directamente a la entrevista con Rhianna Pratchett, donde coincidí con David Tejera y María Teresa. Rhianna charlo largo y tendido sobre la creación de su nueva Lara Croft, su remodelación y la creación de una nueva personalidad que parte de algunas características de la clásica. Nos contaba que habían empleado un enfoque de inocencia y juventud, en el que Lara sin estar preparada debe enfrentarse al mundo y lucha por sobrevivir. Mientras que en el primer juego es un desarrollo más físico, en Rise of Tomb Raider se han centrado en el desarrollo interno y psicológico, dándole importancia a las muertes y a los demonios interiores. Fue una entrevista muy interesante y que me hizo aún apreciar un poco más todo el trabajo que lleva a cabo esta guionista.

Foto de la entrevista

   Tras la interesante charla me fui corriendo hasta el Aula 1 donde tenía lugar Albinos en la literatura fantástica: el auge de lo extraordinario con Aranzazu Serrano y Concepción Perea. Fue una charla mucho más interesante de lo que esperaba. Fueron descubriendo la idea que se tiene de la raza albina en cada continente y su mitología, como por ejemplo en Asia que son un símbolo de divinidad y en Europa todo lo contrario al recordar a un cadáver. Lo que más me sorprendió fue en el tema animal, con algunas razas de las que no sabía que tuvieran ejemplares. Cerro la charla repasando figuras literarias y de cine albinas, llevándome alguna que otra recomendación como la película de animación Tygra: Fuego y hielo.

Foto de la charla

   Este tercer día no iba a ser menos en cuanto a probar comida, y todo ir a Veggie garden, que como su nombre indica es un vegano. Un lugar un tanto colorido y con aire hippie, pero en el que se come excelentemente. Mi comida fue un Thali, que viene siendo arroz con tres tipos de currys diferentes, y un zumo de naranja y limón altamente delicioso. Tras esto toco volver corriendo para ver a Elias Combarro, Cristina Jurado y Leticia Lara en The Spanish SF Scene Today, donde nos dieron una visión a la ciencia ficción patria desde sus inicios hasta un punto más actual. Tras ello arranque con el google maps rumbo a la Librería Chronos para vivir el encuentro con Aliette de Bodard que tenían programado, pensando por culpa del maps que me llevaría 45 minutos llegar cuando en 25 estaba en la puerta. Mientras iba a tener lugar las charlas con Sanderson, pero como iba a poder verlas en diferido, mi opción fue poder disfrutar de este encuentro cercano con la autora vietnamita.

Foto con Aliette de Boddard

   El encuentro fue una gozada. Éramos unas 8 personas en total y pudimos conversar total y distendidamente con Aliette y la amena presentación de Leticia Lara. Nos contó sobre su obra, su forma de escribir, su obsesión e importancia de la comida en su familia, y sobre miles de temas más. Podéis verlo online en el canal de la Librería Chronos, que grabo todo para que nadie se lo perdiera. Tras el encuentro Aliette tenía que ir hasta Gigamesh para su sesión de firmas, así que como iba de camino me ofrecí como guía gracias a mi google maps, y acompañados también por Leticia Lara y Carla pusimos rumbo al templo, y donde Aliette se convirtió todavía en una persona más adorable si podía ser. En Gigamesh las firmas estaba casi colapsadas por un Richard Morgan que gana protagonismo y un Corominas que se nota que ama lo que hace. Mientras esperaba para que me firmarán mi Dorian Gray pude conversar con Emilio Bueso. Y en que termino esa conversación, en un regalo del propio Bueso de su nueva y extraña obra Transcrepuscular, la cual será mi próxima lectura casi sin ninguna duda.

Foto de @Fantascy

   Y tras subir a prisas de Gigamesh, cambiarse en un santiamén y bajar para el restaurante, comenzaba la cena de la Hispacon. Una cena maravillosa, y no ciertamente por su comida que fue bastante pobre. Pero la compañía mereció la pena. No paramos de reir, de hacernos bromas, de contar anécdotas, fue una delicia de cena que no se me olvidará nunca y ojalá podamos repetir en alguna ocasión. Tras fallar lospremios la cena termino, pero nos apuntamos a tomar alguna cerveza un gran grupo formado por Manu Viciano, David Tejera, Jordi Barcells, Isa Janis, Bandinnelli, Julio y su amigo Angel y Maria Teresa. Fue una velada genial, donde a más de una sorprendieron mis retos personales, las costumbres asturianas o donde hablamos de la creación de barritas energéticas especiales. Me lo pase fenomenal.

Día 4: De un polaco chistoso, una ceremonia de clausura emotiva y una cena de celebración
   Empezaba el último día de Eurocon. Todo había sido tan intenso que parecía mentira que ya fuera a terminar, aunque se empezaba a notar el cansancio. Comenzó el día con la peculiar charla de Sapkowski. Este hombre ha perdido el respeto por el mundo en general, pero que queréis que os diga, a mí me hace gracia. Sus interrupciones, sus contestaciones en las que parece tirar el micro cada vez que termina y hasta cuenta chistes polacos que no entiende nadie, que más queréis. Nos habló del nacimiento del brujo hace 30 años en un concurso de relatos, en el que quedo tercero y le dio dinero, ero que se encontró con que la gente de repente quería más. Tras esto toco el turno de Aliette de Boddard presentada por el genial Ian Whates, fue una dulzura de encuentro y me encanto volver a escucharla. Ese día también rompí la dieta asiática pasándome a la italiana en la Tagliatella, pero comí divinamente un par de platos de mi adorada pasta.

Foto de la entrevista

   Después toco una visita exprés a Gigamesh con David, Maria Teresa, Alex e Isa, donde, aunque fue por poco tiempo me tuve que comprar Buenos presagios (Timun Mas) de Terry Pratchett y Neil Gaiman al encontrarlo por fin en la edición que ansiaba. Otro paseo hasta el CCCB para la ceremonia de clausura y de premios, no podíamos faltar. Comenzó todo con el final de uno de los Dr.Who (donde spoilearon un poco a lo que hemos empezado a verla). Presentada por Cristina Macia e Ian Watson la despedida fue una sarta de chistes y momentazos inolvidables, no os perdáis el vídeo. Llego la hora de los premios y fue maravilloso poder celebrar el premio a Guillem López como mejor autor, el premio a la Supersonic de Cristina Jurado que fue altamente emocionante y el premio a Nova como mejor sello editorial que hasta nos levantó de la silla por lo inesperado. La gala termino con el videoclip de Freddie Mercury y Montserrat Caballé de la canción Barcelona. Reconozco que fue un gran cierre, que me puso los pelos de punta recordando todo lo vivido esos intensos días y que creo que cada vez que la escuche, solo pensaré en la Eurocon.

Foto del acto de clausura

   Tras el acto de cierre y por pura casualidad conseguí una entrada para La narrativa del pixel: Rihanna Pratchett. Habréis comprobado durante toda la crónica que soy un fan devoto de Lara Croft, y por tanto no puedo evitar adorar a esta mujer. Fue un encuentro interesante donde me gusto sobre todo su respuesta a como trabajar de lo mismo que ella. Comentaba que para ello debes jugar mucho, a muchos géneros, conocer todas las mecánicas narrativas posibles, estudiar narrativa, ir a charlas de desarrolladores, establecer una red de conocidos del mundillo, ver cómo funciona por dentro, ser sociable en encuentros de desarrolladores, pero, sobre todo; leer mucho, pulir la escritura y ser original. Tras esto nos reunimos con la gente del equipo Nova y por suerte nos pudimos unir a una maravillosa cena de celebración en Mami, donde además salto la noticia de que el sello iba a publicar a China Mieville el año que viene.

Día 5: De despedidas, últimas visitas y un viaje tortuoso
   Por fin puedo dormir un poco más, pero tampoco mucho, porque la maleta me reclama. Se nota que se ha terminado todo, porque la zona de desayuno está prácticamente vacía, el viaje está dando sus últimos coletazos pese a que a mí me queda el día entero. Lo primero que hago es la maleta, y madre mía lo que me cuesta, traigo exceso de equipaje obviamente, pero era algo inevitable ante tanta tentación. Tras todo ello dedico un par de horas a pasear por las Ramblas. Algo que me gusta hacer cuando viajo es ponerme música y caminar por la ciudad, mezclarme, ser invisible. Encontré zonas preciosas, sobre todo ese Barrio Gótico lleno de callejuelas que es una maravilla.

Bajada a la sección Manga de Norma Comics
   Luego baje a Gigamesh, y casualmente me encontrara con Alexander Paez. Un café, un par de tiendas interesantes y también visito por fin Norma Comics, donde siento la necesidad de comprar algo y por recomendación de mi acompañante Black Paradox (ECC ) de Junji Ito se viene para el hogar. Por fin fui a comer al famoso Machiroku, y debo decir que su fama es más que merecida. El pollo teriyaki fue una buena despedida de mi dieta asiática del viaje. Una última visita al templo Gigamesh, para despedirme de su grandiosidad y del genial Antonio Torrubia con el que pude compartir ratos casi todos los días. A por las maletas y un último café con Isa Janis, con tristeza y nostalgia por los días vividos y lo que falta para volver a vernos (Celsius llega ya).

Puerta exterior del templo

   Y a las 19:30 me embarcaba de nuevo en el bus, en el bus infernal que me gusta apodar. Ya no por largo del trayecto que eso ya lo esperas, si no por todo lo que me ocurrió. Un conductor que daba frenazos cada dos por tres y gente sin respeto que se pasa unas cuatro horas hablando por notas de voz y no te deja ni ver una película, un verdadero horror. Y esto fue todo lo que aconteció estos días, al menos gran parte. Ha sido un viaje inolvidable, irrepetible y del que me llevo muchísimas cosas en mi corazón guardadas bajo llave para siempre. Creo que es un privilegio que estos saraos literarios estén teniendo cada vez mayor repercusión en nuestro país, al menos para los que nos gusta el género poder encontrarnos con conocidos como excusa es una bendición. Nos vemos en la siguiente.

Otras crónicas de la Eurocon