Entradas

¿Nos tomamos un descanso?

Lectores y lectoras, llegan las vacaciones de verano. Bueno eso para el que no trabaja en verano. como un servidor. Este año he decidido cerrar el blog una temporadita, para volver en septiembre con todas las fuerzas y un buen cúmulo de lecturas. El tiempo es oro, y últimamente ando justo de este. Tras un espectacular Celsius 232 (lo siento, esta vez no voy hacer crónica, no me da la vida) tengo más que nunca una buena pila de lectura con la que ponerme. Estas son mis propuestas de cara a las semanas veraniegas y de las que podréis (probablemente) saber más en septiembre:

Novela
Lena & Karl, de Mo Davidau (Blackie Books). Traducido por Carles Andreu nos cuenta la historia de Karl, un hombre que ve su vida pasar detrás de la barra de su pub a su cuarenta años. Todo cambia cuando descubre un agujero de gusano en el armario de su habitación y puede viajar en el tiempo. Su idea: montar un negocio donde los clientes viajan al pasado para ver su concierto favorito. Todo se viene abajo cu…

Brazales de duelo, de Brandon Sanderson

Brazales de duelo Brandon Sanderson (Trad. de Manuel de los Reyes) Nova Tapa dura | 510 páginas | 19,50€



Con la sexta entrega de la saga Nacidos de la Bruma volvemos a pisar este fascinante mundo del Cosmere creado por Brandon Sanderson, repleto de poderes y metales. Volvemos a Scadrial. En esta ocasión, los kandra acuden ante Waxilium Ladrian para pedirle que recupere los legendarios Brazales de Duelo del mítico Lord Legislador antes de que su tío Elegante lo haga. Aunque al principio se niegue por su relación con Armonía tras los sucesos de Sombras de Identidad, las notas y datos de un estudioso kandra que ha perdido sus clavos hemalúrgicos hace que el equipo liderado por Wax ponga rumbo a Nueva Serán, donde su hermana Telsin ha sido vista. El comienzo de una nueva aventura, que se apega más que nunca a la mitología de la trilogía original, revela muchos detalles del Cosmere y nos presenta nuevos misterios.

Fragmento de la portada en Gollancz
Brazales de duelo se convierte por derecho pr…

Balance semestral 2019

No está siendo mi mejor año lector. Al menos, si solo nos fijamos en los números. Pero hace tiempo que me di cuenta que estaba entrando en un espiral. Un círculo vicioso oscuro y aguerrido donde apuraba alguna lectura sin leer como siempre, donde elegía por la pura novedad y no llegaba a disfrutar tanto de este mundo como antes. Di un paso atrás, puse perspectiva y fui más selectivo. También ayudó una mudanza de por medio a una ciudad nueva y conseguir adaptarme al ritmo vital de la misma. O al menos, intentarlo.
El otro factor ha sido más interno (aunque también algo externo). Me propuse dar un vuelco a mi vida y perseguir nuevas metas. Cambios físicos, cambios psicológicos y cambio de hábitos. Pero claro, la lectura sigue ahí. Ese es mi rincón feliz, junto al de las series y el cine. No hay quién me lo quite. Y ha llegado la mitad de año. Como decía al principio, los números con respecto a otros años son mucho menores, sin embargo, este balance me ha resultado más sencillo de real…