miércoles, 13 de febrero de 2019

Pon ficción corta en tu pila #13

Bienvenidos de nuevo, una vez más, al recopilatorio de lecturas breves del blog. Como siempre en esta sección, trato de recuperar y recopilar para todos esas pequeñas lecturas que van cayendo de vez en cuando. Relatos, audiorelatos o revistas que me gustaría dar a conocer a todos vosotros. Let´s go!

Andros
Eleazar Herrera
Lektu
Digital | 21 páginas | Pago social
4,25 / 5



Hace un tiempo, pudimos conocer al intrépido y torpe periodista Wes Marino en la novelita corta Bajola piel de la ciudad. A la espera de nuevas entregas, Eleazar nos emplaza de nuevo en Arealevo para conocer un poco más a su personaje. Andros es un relato corto que nos emplaza en un recuerdo de la vida de Wes, que explora un poco más el Distrito Cromático y perfila un poco más las múltiples aristas de su mundo. Es el día de cumpleaños de Wes Marino y deciden darle una sorpresa: visitar la tienda más antigua del Distrito Cromático, en un lugar plagado de objetos extraños como a él le gusta. Una pequeña historia bella, redonda e íntima, que termina con un grado conmovedor y cierta sonrisilla en la cara. Una pequeña perla para este mundo del que espero saber mucho más en el futuro.

Fandom para robots
Vina Jie-Min Pasad (Trad. de Alexander Paéz)
Supersonic #12
Electrónico | 7 páginas | 2,99€
3,75 / 5



Computron es un robot inteligente construido en 1954 que reside en un museo. Cada semana, se involucra en un programa donde le realizan cuatro preguntas sencillas. En una de estas sesiones, una chica le insta a ver un anime sobre un humano y un robot que viajan por diferentes dimensiones. Computron se engancha a la serie, descubre el mundo del fandom, y escribe su primer fanfic. Nominada tanto al premio Nébula como Hugo, Vina escribe una historia con estructura peculiar (combina registros, búsquedas de internet, chats,…) bastante divertida y reflexiva. La autora consigue pintar todo un homenaje hacia el anime mecha, el mundo del fandom en general, y a las historias de ciencia ficción a mediados del siglo XX. Fandom para robots es un relato encantador, donde, aunque creo que falta potencia de resolución, su desarrollo sobre la interacción social y la inteligencia emocional de una IA es de lo más interesante.

¡Magia hasta en la sopa!
Eleazar Herrera
Lektu
Electrónico | 8 páginas | Pago social
3 / 5



Este relato, finalista del IX Certamen Jóvenes Talentos Booket Austral en 2009, nos cuenta la historia de Fiore, un chef que intenta ganar el concurso para ser el Primer Cocinero de palacio. Para ello, debe devolver las ganas de comer al joven y enfermo príncipe Aldith. Tras un par de intentos, ha decidido que la magia es la solución. ¡Magia hasta en la sopa! es un relato divertido, buenrollero y con cierto aire fabulesco nos traslada directos a castillos, príncipes enfermos, tabernas y cocineros en búsqueda de gloria. Una pizquita de halago ante el arte de la paciencia, otra a la inteligencia y una tercera, a la picaresca. Puede que resulte algo precipitado y en un par de momentos parece perder el hilo de la historia, pero no me puedo dejar de imaginar una versión completamente ilustrada del cuento.

Misterios rutinarios
Sergio S. Morán
Autoeditado
Grapa | 80 páginas | Online (la mayoría)
4 / 5



El primer recopilatorio de relatos cortos de Parabellum ofrecido como recompensa extra a los mecenas del exitoso Verkami de Los muertos no pagan IVA, es una excelente muestra de que nuestra querida Parabellum también funciona en pequeñas dosis. Siempre podemos seguirla en un pequeño caso donde una liche de Teruel intenta terminar con ella en Los muertos me quieren (muerta). Descubrir un poco del pasado y el terror irracional a un muñeco de nuestra querida detective en Miedo de juguete. ¿Qué es lo que hace un detective paranormal la mayor parte de su jornada laboral? Aburrirse a tiros es la respuesta. Los monstruos y criaturas también necesitan de espiras sentimentales, y en La chica a la que le gustaban los monstruos nos dará una lección de espionaje made in 007. Y para finalizar el recopilatorio, tenemos dos noches muy movidas en la vida de Parabellum. En ¿Dónde están las llaves? Tendremos una aventura con sirenas, ladrones telequinéticos y hasta una hechicera de hielo pescadora. En Deuda de danza, por primera vez desde le punto de vista de Arancha, conoceremos a un espíritu argentino deseoso de bailar.

Windumanoth #5
VV.AA
Autoeditada
Revista | 75 páginas | 7,95€
3,75 / 5



Quinto número ya de la revista Windumanoth, que ya se posiciona a un respetable buen nivel en todos sus números. Esta entrega viene cargada de cosas interesante, entre las que me gustaría destacar dos artículos: El mito artúrico a través del cine por Antonio Míguez y Los cómics de terror pre-code por Cristina Bracho. El primero, por indagar de forma amena en la figura del conocido mito. El segundo, por descubrirme una realidad comiquera, como es la del terror de los 50, que apenas conocía de oídas por cosas como Cuentos de la cripta. En cuanto a las entrevista, tanto Tad Williams como Kameron Hurley siempre son interesantes de leer, si bien es la segunda es la que me gana con su cercanía: “Los seres humanos somos básicamente bolsas de carne y secreciones rezumantes”. En cuanto a las ficciones, aunque ninguno de los tres relatos me ha llegado a fascinar, es de admirar el tempo y lenguaje que maneja Felix J. Palma en La nave de los albatros, la construcción de Obra maestra llevada a cabo por Ricardo Montesinos, y la crítica subyacente del breve Dueños de sí mismos, de Manuel Moledo.

La cuarta ley
Nieves Delgado
Historias para ser leídas
Audio | 20 minutos | Gratis
4,5 / 5

A través del juego al documento encontrado Nieves juega para contarnos la historia de como la humanidad yace casi extinta a merced de una serie de androides asesinos conocidos como Los sonrientes. Ya sabéis, uno de los miedos más extendidos y reales en cuanto a las IA en nuestro mundo. De forma imaginativa y sencilla, en La cuarta ley vamos desgranando como el avance de la tecnología androide y la consideración de una cuarta ley de la robótica que los ampare, cambian radicalmente el curso de los acontecimientos cuando una IA por motivos desconocidos decide exterminar a la humanidad. La voz narrativa y los efectos sonoros nos meten de lleno en este pequeño testimonio que deja la puerta abierta a nuevas entregas de esta historia ¿Cómo ha llegado a sobrevivir este escrito? ¿Quién es su autora? Preguntas que ojalá Nieves quiera responder alguna vez.

Y vosotros, ¿qué lecturas breves me recomendáis?

miércoles, 6 de febrero de 2019

Sistemas críticos, de Martha Wells

Sistemas críticos
Martha Wells (Trad. de Carla Estruch Bataller)
Alethé
Tapa dura | 150 páginas | 15,90€



Imaginad un futuro donde existieran proyectos de investigación científica en nuevos planetas. Imaginad, que las expediciones deben ser aseguradas por ciertas empresas que imponen sus condiciones. E imaginad, por último, que cada diez componentes deben tener una SegUnidad, un robot que proteja y vigile todo lo que hacéis. Este es el caso de Matabot. Aunque Matabot no es un robot de seguridad como todos. Bueno si, pero se ha hackeado para que el Sistema de Control no gobierne sus acciones. Matabot detesta la interacción social. Lo que le gusta es pasar horas con su telenovela favorita en soledad. Por eso, cuando los miembros de PreservaciónAux, el grupo de científicos que vigila se ve amenazado por algo extraño, debe hacer lo que más odia. Cuidar e interaccionar con sus humanos.

Ganadora de los premios Hugo, Nebula y Locus, Martha Wells escribe una novela corta de ciencia ficción con una estructura y trama de lo más básica, pero con un ritmo perfecto y un personaje que hipnotiza al lector. Es una novela divertida y entretenida, con una expedición espacial que recuerda a la ciencia ficción más clásica, pero que gana enteros por el punto de vista narrativo. Es verdad que el trasfondo y la ambientación de la novela no están muy trabajadas, pero tampoco creo que sea lo que busca ni lo que necesite. El misterio, que es la base que mueve toda la novela corta, es lo suficientemente interesante como para seguir leyendo sin parar. Pero, es la voz de Matabot y sus diatribas constantes con los humanos las que hacen de cada página una aventura algo diferente.


Wells ha creado un robot asesino reconvertido con una voz muy especial. Matabot, un híbrido formado con partes orgánicas y robóticas, es un personaje extraño con el que empatizas fácilmente. Su dialogo interno es simpático y las descripciones de las reacciones humanas son divertidas. Matabot se roba todo el protagonismo de la novela, y no es para menos. El resto del equipo de PreservaciónAux queda desdibujado y es absolutamente prescindible. Al estar contado todo desde el punto de vista del robot, las personalidades del equipo científico son apenas distinguibles, aunque creo que es algo deliberado: así podemos ver el poco apego hacia los humanos que siente Matabot. Y es que admitámoslo, ¿no se esta mejor metiéndose entre pecho y espalda un maratón de series que interaccionando con otros (pesados) humanos?

Sistemas críticos es una aventura espacial de ciencia ficción que se devora en un par de sentadas. Eso sí, puede que su nombre y portada lleve a engaños algunos lectores. Titulándose la serie Los diarios de Matabot uno puede esperar robots locos, acción y tiros por todas partes. Pero no. Martha Wells propone una pequeña reflexión sobre lo que supone el libre albedrío, así como exponer a través de un robot las dificultades de cualquier introvertido en su día a día. Esta primera entrega de la serie termina con una conclusión sólida que puede tomarse como algo totalmente independiente, pero que invita a coger la puerta que deja abierta para leer las futuras aventuras de Matabot. De hecho, estoy deseando que Alethé diga la fecha de publicación para Artificial condition.

Parece que la ola de ver las novelas cortas de Tor.com en castellano sigue viento en popa a toda la vela. Y la verdad, es una alegría. Sistemas críticos es un perfecto aperitivo de ciencia ficción para desconectar de otras lecturas. Tiene ritmo, es divertida, y posee una voz narrativa que conquista desde los primeros compases. Esperamos tener Matabot para rato, como atestiguan las cuatro publicaciones de la serie en su idioma original, donde podamos explorar un poco más la vida de este peculiar robot.

Otras reseñas de interés: