martes, 23 de abril de 2019

El Príncipe y la Modista, de Jen Wang

El Príncipe y la Modista
Jen Wang (Trad. de Julia Osuna Aguilar)
Sapristi
Rústica | 272 páginas | 17,90€



Todos hemos bebido y consumido los cuentos de príncipes y princesas desde que somos bien pequeños. La mayoría, con tramas repetitivas y vistas hasta el infinito y más allá. La factoría Disney es buena culpable de ello. El mundo de la alta aristocracia siempre tiene un atractivo peculiar. Los juegos de palacio, las intrigas, las aventuras románticas y los secretos. Y con El Príncipe y la Modista, Jen Wang ha sabido aprovechar todos esos tropos e innovar, con un relato juvenil dentro de la realeza en un bello París de la edad moderna. No por nada se ha alzado con el prestigioso premio Fauve Jeunesse -que reconoce al cómic juvenil más destacado del año en Francia- en el reciente Festival de Angoulême. 

El príncipe Sebastián es un desdichado. Se ve inmerso en una búsqueda de esposa con tan solo dieciséis años a causa de sus padres. Él oculta un secreto que no quiere compartir. Le gusta vestirse de mujer, y salir a disfrutar de la noche parisina ocultando su identidad. Para ello, cuenta con su mejor amiga. Una brillante costurera salida de la nada que contrata tras ver un traje suyo en un convite. Todo cambia cuando la amistad da paso a algo más.


En este tomo único, Jen Wang consigue dibujar una historia preciosa, cuidada al detalle y repleta de valores positivos. Es una historia tierna y dulce, que habla sobre la aceptación, tanto de uno mismo como mutua. Con ese aire de cuento de hadas palaciego, Wang nos introduce con facilidad entre príncipes y aristocracia, entre fiestas ostentosas y talleres de costura, por una historia entrañable repleta de valor moral que conquista sobre todo por sus personajes. Es muy fácil encariñarse de un reprimido Sebastián, que se ve enaltecido por febriles momentos de gloria cuando encuentra su verdadero yo gracias a Frances. Y en Frances, una humilde costurera con un sueño casi inalcanzable, pero con las ganas de comerse el mundo.

Wang pone el foco crítico en los tabúes sociales que aún nos rodean hoy en día. En el miedo a ser uno mismo ante los prejuicios sociales. En lo complicado que es ser uno mismo para alcanzar las metas que soñamos alcanzar. En los obstáculos y consecuencias que puede tener ser fiel a nuestra propia esencia. Pero a la vez, nos lanza un mensaje de amor y aceptación. De abrazar nuestras diferencias y enaltecer nuestras individualidades como verdaderas virtudes. De creer en la libertad y saber aceptar a los demás tal y como son. El Príncipe y la Modista es uno de esos cómics recomendables tanto para cualquier lector como para cualquier edad tan solo por su mensaje.
A la vez, todo esta rodeado por un arte delicioso. Tirando más por la vía cartoon, de líneas gruesas y colores pastel, el volumen tiene un aspecto de animación que te lleva en volandas por el tierno relato. Su diseño caricaturesco, bastante similar a esos referentes Disney antes mencionados, adquieren atractivo y profundidad en unos personajes repletos de expresiones, tanto faciales como corporales, que se sienten vivas y reales. Todo, además, rodeado por una París cuna de la moda y lugar de encuentro de la aristocracia europea, repleta de encanto y belleza en la esquina de cada viñeta.

martes, 16 de abril de 2019

El arcano y el jilguero, de Ferran Varela

El arcano y el jilguero
Ferran Varela
Ediciones El Transbordador
Rústica con solapas | 374 páginas | 23€ / 4,90€




¿Héroe o monstruo? ¿Justifica un asesinato la salvación de miles de personas? Este debate moral atormenta a Mezen el Ariete cada día. Él es un Arcano del Tormento, un demonio inmortal que disfruta desollando a sus víctimas. O eso hace creer a todos. Su trabajo es el de ser un torturador al servicio del Imperio, cometiendo crímenes contra personas indefensas para rendir ciudades asediadas y sofocar rebeliones contra el Imperio leenero de Thien Seedveen. Viajando de un frente a otro, Mezen pasa sus días de ciudad en ciudad jurando venganza contra el Emperador cuando no haya más tierras por conquistar.

El arcano y el jilguero es el periplo de un demonio buscando su propia redención. Es la excusa para explorar la mente de un ser perdido en sus tinieblas. Es el camino de un personaje atormentado, que tendrá que tirar de su astucia e inteligencia para sobrevivir en un mundo corrupto y desigual. Mezen será nuestro narrador y guionista. Una voz en forma de monologo repleta de crueldad y sangre mezclada con gotas de tristeza, melancolía y venganza. Su forma de narrar y ver lo sucedido, mezclado con algunas píldoras del vasto lore de su universo, hipnotizan. Son un embrujo del cual es difícil escapar. Sentimos cada espadazo, amenaza y trote de caballo. Capítulo a capítulo vamos explorando las ciudades y regiones de toda Hann, conociendo las diferentes culturas de su mundo y una amalgama de personajes cautivadores repletos de fuerza.

La Wiki de Hann

El arcano y el jilguero se ambienta en un mundo medieval repleto de animales mitológicos, deidades arcanas que habitan los viejos cuentos y leyendas que pueblan el saber popular. A través de la acción y aventura, Ferran va desgranando con gracia y tono fabulesco las diferentes culturas que pueblan todo Hann. Con el magnifico mapa elaborado por Manuel Gutiérrez para la magnífica edición de El Transbordador (con prólogo de Antonio Torrubia y postfacio de Daniel Garrido), podemos seguir los pasos de Mezen por toda Hann y ubicar cada historia, leyenda y región mencionada. La novela puede leerse como un reflejo del mundo actual, donde varias culturas cohabitan en pos de una globalización que trata de erradicar la diversidad y unificar tanto tendencias como creencias.

Detalle del mapa de Hann

Hann es un mundo oscuro y cruel. Rezuma un tono descarnado, violento y repleto de sangre que salpica en cada pagina. A la vez es poético y alegórico. Nunca aparta la mirada ante un acto inmoral. Ferran lo enfoca de frente y te lo muestra ante tus retinas, para paladear y sufrir a partes iguales cada acto. Para bien o para mal somos testigos de las gracias y penurias que vive cada región. Pero también, tiene sus momentos de exploración, ensoñación y pura poesía. Es una mezcla que hipnotiza, que te lleva una página tras otra sin poder parar. Hann es un mundo repleto de leyenda, mitología y religión. De costumbres, ritos y celebraciones. De sociedades, interesantes personajes y culturas.

Para urdirlo todo, Ferran va dejando perlas y párrafos al lector. Pequeñas píldoras oníricas que nos llevan más allá del mundo real. Leyendas y mitos que vagan en el saber popular de toda Hann, basadas en algunas que conocemos, pero con una gracia fabulesca y de cuento que envuelven al lector por completo. Igual que esos pasajes de El nombre del viento que nos hipnotizan, o esa facilidad de Neil Gaiman para sumergirnos en las leyendas más míticas. Es más, tenemos un capitulo completo dedicado a la mitología del Imperio leenero que me fascina por completo (el diecisiete, en concreto). Solo pido, desde mi humilde hueco virtual, que si existe una Wikipedia o libro de mitología de Hann la tengamos editada en un futuro, porque será, una delicia de lectura.

Mezen, el Arcano del Tormento

Si algo mueve El arcano y el jilguero es Mezen. Ferran construye un personaje imprevisible, que transita en una constante e inquietante marea de grises. Juega con una dualidad moral constante, sobre si unos malos medios son justificables para un buen fin. Nos plantea un tortuoso camino mental: ¿Héroe o monstruo? Esta es la pregunta que recorre la mente de Mezen día tras día. Muerte tras muerte. ¿Justifican mis asesinatos poder salvar miles de personas? Ferran no te da la respuesta. Tampoco la necesitamos como lectores. Solo te plantea un punto de vista. Ya pasaba con La danza del Gohut algo similar. El barcelonés no da respuestas cerradas, si no que plantea dilemas y abre el melón del debate, para que sea el propio lector quien reflexione sobre ello.

Ilustración de Manuel Gutiérrez

El autoconvencimiento es un arma de doble filo. Puede llevarnos a justificar acciones que nunca creeríamos moralmente correctas. Pero a la vez, puede ser un alivio. Un alivio para nuestros terrores, pecados y tinieblas más profundas. Una peligrosa justificación de nuestras acciones. Un camino para poder seguir en pie sol tras sol. Es fascinante como Ferran consigue recorrer todos estos senderos, tocarlos una y otra vez en cada aventura y en cada capítulo, sin resultar algo repetitivo. Es una reflexión constante, que evoluciona y se bifurca varias veces con el paso de las páginas. Que abre senderos y preguntas constantemente. Que da puntos de vista y nunca se posiciona.

Si había un libro repleto de expectativas este mes de abril, era la primera novela larga de Ferran Varela. Habíamos podido leer relatos como Profundo, profundo en la roca de la antología Dark Fantasies o la fascinante novela corta La danza del Gohut, pero El arcano y el jilguero ha sobrepasado mis expectativas. Me ha hipnotizado, embriagado, fascinado, seducido y hechizado por completo. Si este libro no está en los top de lo mejor de 2019, no me puedo imaginar que títulos nos esperan de aquí a final de año. Necesito más historias de Mezen, Nara o Zein. Necesito volver a pisar Hann.

jueves, 11 de abril de 2019

Buenos Presagios, el rocambolesco fin del Mundo

Buenos Presagios
Terry Pratchett | Neil Gaiman (Trad. de María Ferrer)
Minotauro
Tapa blanda | 393 páginas | 15€




Existen y han existido multitud de teorías del apocalipsis. Desde el Efecto Júpiter de John Gribbin y Stephen Plagemann hasta las famosas Profecías de francés Michel de Notre-Dame, pasando por el categórico Efecto 2000 y el Apocalipsis Maya de 2012. Pero ninguna de ellas ha tenido tanta razón como Las Buenas y Acertadas profecías de Agnes la Chalada, que no vendió ni una sola copia precisamente por que daba miedo lo precisas que eran. El fin del mundo tendría lugar un sábado, justo después de la hora de la cena. Todo comienza 11 años atrás, cuando el Inframundo le encarga al demonio Crowley que cambie al Anticristo, que acaba de nacer, por otro bebe de la clínica. Las cosas, obviamente, no salen como esperaban, aunque él no se da cuenta en el momento. Y así comienza a ejecutarse el Plan Divino.

Durante 11 años, tanto el demonio Crowley como su amigo el ángel Azirafel están pendientes de Warlock, el denominado Anticristo que comenzará el fin del mundo. En su onceavo cumpleaños, el Infierno manda al supuesto Anticristo un perro maléfico como mascota. Ángel y demonio dan cuenta de su error cuando este no llega: Warlock no es el Anticristo. Los símbolos del predicho Armagedón comienzan a darse uno tras otro, mientras ángel y demonio emprenden la particular búsqueda del bebe perdido. Ángeles de Apocalipsis, aliens, tibetanos, brujas, viudas vúdus y temibles demonios se dan cita en una serie de entuertos y desventuras de lo más simpáticas. Terry Pratchett y Neil Gaiman reimaginan un apocalipsis lo mas alocado, rocambolesco e hilarante que te puedas imaginar. Solo estos dos genios de las letras son capaces de algo así.

Ilustración de Blair Z

La novela avanza a toda mecha, en forma de pequeñas historias y relatos. Se vuelve caótica y se va por las ramas a partir del primer centenar de páginas. Introduce e introduce personajes y tramas sin parar hasta un clímax final que trata de encauzar todo. Unas enganchan, otras son simplemente simpáticas, y algunas ni si quiera importan. Varias escenas son para enmarcar, otras nos hacen reír a carcajada limpia, algunas no tienen ni siquiera sentido y otras sobran absolutamente en la historia. Es por tanto Buenos Presagios una novela de lo más irregular, pero no por ello menos disfrutable. Tiene suficiente ritmo y agilidad para llevarte de una trama a otra sin aburrirte, siempre con sus toques de humor absurdo e irreverente marca de la casa.

Debajo del recubrimiento ligero de chistes y gracietas se esconde una capa de verdades como puños sobre la humanidad. Una crítica para nada ligera a nuestras costumbres, valores morales y a los grandes males que asolan nuestra sociedad hoy en día, encarnados en 4 jinetes del apocalipsis (Muerte, Hambre, Polución y Guerra). Buenos Presagios no deja en ningún momento de ser una lectura entretenida, de esas que te dejan un poso agradable y una pequeña sonrisa en la cara. Aunque no todos los chistes tengan gracia, aunque no seamos capaces de pillar todas las referencias, siempre tiene una chispa, una frase y un momento que consiguen esa sensación de bienestar para el lector. Y eso, con las grandes penurias que asolan al ser humano hoy en día, ya es algo.

Buenos Presagios ha resultado una lectura entretenida, pero no la joya de la comedia que esperaba. Quizás las expectativas eran demasiadas. O quizá se pierdan cosas con la traducción. No lo sé. Pese a su buen ritmo y momentos delirantes, se embrolla en tramas innecesarias y personajes que resultan tremendamente intrascendentes y planos al lado de Azirafel y Crowley. Algunos son magníficos, como los 4 jinetes del apocalipsis, pero otros me resultan anodinos como el sargento Shadwell y la madame Vudú. En conclusión, una novela de lo más alocada, que nos da una nueva visión del fin del mundo. Eso sí, una bastante más divertida que la Biblia.

lunes, 8 de abril de 2019

Graphics #31

Un mes más ha llegado la hora de recopilar mis últimas lecturas comiqueras. El mix de hoy viene bastante vació en el estante de manga pero por contrapartida, he cargado las tintas (y nunca mejor dicho) en el mundo del tebeo americano y BD francés.  Ya sabéis, estas cosas van por rachas, como todo en esta vida. Aunque también debería incluir El Príncipe y la Modista de Jen Wang, su reseña me ha quedado un pelin más larga e irá en una entrada aparte.Vamos con el resumen:

Beastars #5
Paru Itagaki (Trad. de Marc Bernabé)
Milky Way Ediciones
Tankobon | 192 páginas | 8€
4,5 / 5



Menuda quinta entrega. Esta serie va cada vez a mejor. Y cada vez es más espeluznante y retorcida. Y pensar que todo empezaba como un manga de instituto… Estamos ante el volumen en su conjunto más creepy hasta el momento. Bandas de mafiosos leones, truculentas violaciones, muertes sin control y violencia desmedida. El universo de Beastars se vuelve cada vez más crudo y realista. El puro autocontrol ha dado paso a los instintos e impulsos vitales de cada animal en un tour de force de violencia inesperada. La quinta entrega de Beastars comienza justo tras el cliffhanger final, cuando Hal es secuestrada en la plaza. Legoshi volverá al Mercado Negro de la ciudad para intentar encontrarla, aliándose y reencontrándose con el carismático panda médico Gohin.


Esta quinta entrega de Beastars nos regala casi 200 páginas de pura intensidad y brutalidad animal. Estamos ante el volumen más perturbador hasta el momento. También ante el que mayor hincapié hace en las diferencias de poder existentes en su universo, fuera de la 'segura' escuela. Legoshi, Hal y Rouis son los protagonistas absolutos del tomo. Sus personalidades y relaciones no paran de crecer y evolucionar con cada página. El primero, al fin deja aflorar sus verdaderos instintos hasta nuevas cotas y por fin, comienza a comprenderlos. La segunda, sigue dejando posos de su truculento pasado que nos hacen comprender sus actitudes del presente. El tercero, no deja de sorprender una y otra vez con sus giros de guion repentinos. Necesito más Beastars en mi vida.

Rocket girl, Volumen 1: Tiempos al cuadrado
Brandon Montclare | Amy Reeder
Ed. Dimensionales
Tpb | 128 páginas | 15,95€
3 / 5



Brandon Montclare y Amy Reeder, coguionistas de la serie de Marvel Moon Girl y el Dinosaurio Diabólico, crean esta obra de ciencia ficción futurista editada originalmente en Image que nos lleva hasta un 2013 alternativo cargado de tecnología. Nos presentan a DaYoung Johanson, una joven de 15 años que es miembro activo del cuerpo de policía. El Departamento de Policía Adolescente de Nueva York (NYTPD) la ha mandado a 1986 para investigar a la megacorporación Quintum Mechanics por atentar crímenes contra el tiempo.


Este primer tomo (de dos) de Rocket Girl estaña los mimbres de acción y ciencia ficción palomitera a través de los lugares comunes para todo aficionado al género. Tenemos la típica trama de viajar al pasado para salvar el futuro, con paradojas circulares incluidas, que todo lector ha leído o visto alguna vez. El tomo se pierde entre saltos de tiempo un tanto confusos y unos personajes bastante subdesarrollados que son meros títeres con patas para la historia, pero como cómic de entretenimiento puro y duro repleto de acción y elementos tecnológicos es perfecto.


Ayuda a ello el dibujo y color que pone Amy Reeder. Los diseños son espectaculares, las secuencias de acción vibran solas por las calles de Nueva York y el mundo en general esta lleno de detalles que gustan al lector de ciencia ficción. También resulta cuidada la sección de extras por parte de Ed. Dimensionales, con bocetos de los personajes y sobre todo varias páginas de guion de Montclare para ver su profesional método de trabajo. Rocket Girl cuenta con el atractivo de llevarnos a lugares que ya conocemos en una serie limitada de 10 números, y la curiosidad por ver donde nos lleva ese giro final, hace tener ganas de coger ese segundo tomo cuánto antes.

Black Hammer Vol.2: El suceso
Lemire | Ormston | Rubín (Trad. de Santiago García)
Astiberri
Cartoné | 176 páginas | 18€
4 / 5



Con la reciente llegada de la tercera entrega de la serie en castellano, he reactivado mi lectura de Black Hammer, la serie superhéroica de Jeff Lemire. En Black Hammer seguimos la vida de seis exsuperhéroes que llevan una década atrapados en una misteriosa granja en el desconocido pueblo de Rockwood. Allí llevan una vida anodina, triste y rendidos a la ruralidad del pueblo del que no pueden salir. Todo cambio cuando un visitante del mundo exterior aterrizo en la granja al final del volumen anterior y trae noticias de Spiral City, la ciudad de estos héroes. Su llegada no hará más que remover viejos recuerdos y alimentar la esperanzas de poder escapar de su misteriosa prisión ¿Qué paso en la lucha con el Anti-Dios? ¿Qué diantres es Rockwood?


Jeff Lemire pisa el acelerador para revelar algunos misterios de su serie, ofreciendo de nuevo una serie de guiños metatextuales al mundo de los superhéroes, pero sin dejar nunca de lado las relaciones y personalidades de cada protagonista. El americano es un experto en explorar íntimamente a cada uno de ellos a través de flashbacks que nos llevan a su pasado en Spiral City. Son estos puntales, estos pequeños momentos, los que dan tridimensionalidad a todos y cada uno de sus personajes. Black Hammer es un relato de misterio, pero a la vez de pura humanidad. Y a la vez, el lector comiquero tiene sus guiños con referencias a Thor, Dr. Sivana o Darkseid, entre muchos otros cómics de las grandes editoriales de superhéroes como Marvel y DC.


A los lápices, tenemos de nuevo a Dean Ormston con su particular estilo feísta que tan bien capta el tono decadente de la serie. Dota a cada personaje de esa aptitud derrotista que los rodea, con miles de defectos y problemas. Por su parte, el número 9 esta dibujado por David Rubín, que destaca por encima del resto. Las composiciones y el estilo del gallego son una delicia. Redondea la jugada, como en el primer tomo, el apagado color de Stewart en el presente que contrasta con los coloridos y satinados del pasado. Llama la atención para el lector el salto del número 12 de la serie en el tomo, aunque es igual en su versión americana (aquí está incluido en Sherlock Frankenstein y la Legión del mal). Completa el volumen una galería de bocetos. ¿Hay ganas de la tercera entrega? Por supuesto, y más tras el cliffhanger final.

Cazafantasmas / Tortugas Ninja Vol.2
Burnham | Waltz | Schoening | Torres (Trad. De C. Timoneda)
Fandogamia Editorial
Tpb | 126 páginas | 12€
3,5 / 5



No es nada extraño ver en el mundo comiquero los cruces entre personajes de lo más peculiares. Siempre está en mi mente Batman y Scooby Doo, vete tú a saber por qué. Por lo tanto, ver los Cazafantasmas y las Tortugas Ninja haciendo equipo no algo extraño. Es divertido, alocado y repleto de momentos frikis deliciosos. En esta segunda ocasión, los dos equipos tendrán que viajar por varias dimensiones para escapar de Darius Dun, un mafioso asesinado por Splinter que sale directamente de la cabecera de las Tortugas Ninja (que ojalá alguien *guiño* quisiera traer a nuestro mercado *guiño*). Dun, atrapado en un purgatorio dimensional, ha contactado con los Coleccionistas para llevar a cabo su venganza.


Erik Burnham y Tom Waltz crean una historia divertida y entretenida que juega a juntar parejas de Cazafantasmas y Tortugas Ninja atravesando diferentes dimensiones. Asistimos así a ver como los personajes interactúan con sus supuestos homólogos, con un montón de guiños y detalles para ambos universos, sin ser este un escollo para el lector ocasional. También, un poco de inesperada exploración personal de cada personaje. Pero el mayor juego y atractivo que presenta este segundo volumen crossover es sin duda el dibujo. El volumen se aprovecha de contar con varios dibujantes como Mark Torres, Pablo Tunica o Tadd Galusha para dar vida a las diferentes dimensiones. Cada uno se encarga de una secuencia de un equipo, justificando los cambios de estilo hasta que volvemos al habitual y fenomenal cartoon de Dan Schoening que tan bien le sienta. En definitiva, ¿Cuándo hacen una película de esta divertida fusión?

Y vosotros, ¿alguna joyita comiquera recomendable este mes?

jueves, 4 de abril de 2019

Memoria de Nosotros, de Vanesa Santiago

Memoria de Nosotros
Vanesa Santiago
Impresiones Privadas
Digital | 90 páginas | 1,95€




Imaginad un mundo donde todo estuviera compartido. Y no, no hablo de perfiles de Instagram con stories cada media hora o post de Facebook con cada acontecimiento importante. Si no de que nuestros conocimientos, pensamientos y emociones fueran al 100% compartidas. Donde la individualidad sea una mera quimera y cada ser humano forme parte de un organismo. Un mundo donde no haya racismo, ni desigualdad y tampoco violencia. Un planeta habitado por un solo ser dividido en millones de cuerpos donde la vida transcurre en armonía y sin sobresaltos. El conocido mito de la mente colmena en estado puro, más real que nunca.

Este mundo zombificado es el que nos relata Vanesa Santiago en Memoria de nosotros, la tercera entrega de novelas cortas de la colección Sideralis de Impresiones Privadas, segunda de la rama CiFi. Siguiendo la crónica y memoria de un liberado –o Desconectado- de su chip de control, vamos conociendo como el planeta lleva 100 años controlado por Madre. Un hito histórico en el campo científico que pronto embriago como una oleada de moda a toda la población, hasta que todo paso a ser Madre y el Gran Cerebro. No hay sorpresas ni imprevistos. Todo está planificado y planeado.

Ilustración de Frank Hong

Excepto, cuando un atentado terrorista funde varios chips. Algunos se suicidan de puro terror por sentirse solos. Otros huyen a los hospitales para repararse cuanto antes. Y un tercer grupo se libera. Y ese grupo, esos liberados, quieren acabar con todo. Estos liberados abrazan su individualidad por encima de todo. Ven la desazón que causa la mente colmena en cada ser humano. Conocen sus virtudes como humanos, su individualidad, y saben que jugar en equipo es la clave para la victoria. Y dentro de todo este plan de liberación entra un misterioso personaje: Ryuta.

Vanesa Santiago relata una oda al libre albedrío a través de sus distintos narradores. A la vida misma y las experiencias propias. Y a la vez, realiza un llamamiento a la colectividad frente a la globalización. De lo que podemos hacer si trabajamos juntos, pero como seres únicos e imperfectos. Si nos respetamos y admiramos por igual, podremos extraer las virtudes que nos hacen únicos a cada uno en beneficio de todos. Con una voz narrativa que va cogiendo foco de su propia conciencia con el paso de las paginas mediante monólogos interiores, es interesante como la autora gallega juega con el concepto del yo y el Nosotros de su sociedad conectada. No cuesta nada entrar en su futurístico universo, pesé a la carga de información del mundo en los primeros compases.

Ilustración de Tithi Luadthong

Como resultado tenemos una novela corta de ciencia ficción que carga las tintas contra la globalización que vive el mundo actual. La universalidad cultural que esta arraigando poco a poco en un mundo cada vez más conectado. Los valores individuales se están perdiendo en pos de una homogeneidad cultural. Lo que nos define como seres humanos, desde los inicios de los tiempos, se pierde en un maremoto de sociedades. Vanesa apela a la iniciativa individual a través de una narración calmada y reflexiva, exenta de diálogos y con cierto carácter especulativo, que deja al lector, días después de su lectura, reflexionando acerca de su propio Yo.

Otras reseñas de interés:

lunes, 1 de abril de 2019

Los libros que devoraron a mi padre, de Afonso Cruz

Los libros que devoraron a mi padre
Afonso Cruz (Trad. de Nicolás Barbosa López)
Blackie Books
Tapa dura | 144 páginas | 16,90€




¿Cuántas veces no nos hemos visto atrapados un número incontable de horas en un libro sin darnos cuenta? ¿Cuántas veces habéis salido de vuestro espacio físico para sumergiros en un nuevo mundo que te absorbe por completo? Cuando estamos inmersos en una lectura, nos aislamos del mundo. Creamos un mundo interior que sentimos como propio. Es un pacto diabólico entre escritor y lector que se refuerza y se hace diferente con cada experiencia personal. Las interpretaciones de cada uno son diferentes e igual de verdaderas. Cada libro supone un billete de ida hacia un nuevo lugar emocionante y repleto de descubrimientos, personajes o aventuras que nos hacen crecer. Afonso Cruz juega con un viaje dentro de libros clásicos dentro de un libro. El portugués nos lleva por toda una aventura metaliteraria que no hace más que homenajear este mundo que nos apasiona.

Ilustración de Andrés Rodríguez 

Vivaldo Bonfim era un oficinista agotado de su monótona existencia que se perdía a diario entre sus libros favoritos en cuanto tenía ocasión. Tanto, que un día se sumergió dentro de uno y nunca volvió. Ahora, su hijo Elías ha cumplido doce años y recibe a manos de su abuela la llave del ático donde su padre guardaba todos sus libros. Elías empieza a leer y leer, a devorar paginas sin cesar para conseguir encontrarlo. Él cree que su padre esta vivo. Desde las estepas de Siberia hasta las calles de Londres, Elías irá atravesando un cumulo de fascinantes y conocidos libros, recorriendo los mundos descritos y charlando con sus conocidos personajes.

"Todos estamos hechos de historias, no de adn-enes ni códigos genéticos, ni de carne ni de músculo ni de piel ni de cerebros. De historias."

Cruz nos regala un pequeño viaje a través de personajes memorables, situaciones de lo más simpáticas embriagadas con un sentido de la reflexión personal muy interesante. De forma ligera, Elías nos va narrando tanto sus descubrimientos lectores como su vida real. Ambos mundos, literario y real, se van apegando como partes integrantes de un todo. De él mismo. Aprende así duras lecciones de la vida real sobre la amistad y los amores juveniles, a la vez que nos embarca en la magia de la lectura. Afonso juega a escribir finales alternativos para los clásicos, o simplemente continuar sus historias. Leemos conversaciones con un Mr. Hyde sin moral, vemos a un Edward Prendick transformado en animal, o escuchamos a un Raskólnikov más sabio que ha aprendido de sus crímenes.


Los libros que devoraron a mi padre es una historia tierna en su sentido literal, pero a la vez cruda. Muy cruda. Es una lección de la vida real, de la crueldad inconsciente e inherente en el ser humano. A la vez, es todo un homenaje a la literatura clásica. Elías Bonfim va creciendo como persona a través de las historias, hasta un epílogo que te deja al borde de la lagrima. Afonso no regala la felicidad, si no que se dedica a calcar la pura realidad a través de su historia. Todos podemos convertirnos en monstruos. Todos cometemos errores. Lo importante es saber seguir viviendo con lo que hemos hecho y poder lidiar con ello cada día.

Esta pequeña novela del portugués Afonso Cruz, al igual que dice su título, se devora. Los capítulos pasan volando y es imposible soltar el libro una vez lo empiezas, aunque su final brusco e inesperado romperá más de un corazón. A la vez, es un homenaje a todos esos mundos que visitamos, a esos personajes que nos dejan huella y a esos nuevos mundos que habitamos para escapar de la realidad. Es un homenaje a los libros, a la literatura, a esas páginas que nos engullen y nos convierten en alguien diferente cada día.

Otras reseñas de interés: