martes, 10 de octubre de 2017

Detrás de sus ojos, de Sarah Pinborough

Detrás de sus ojos
Sarah Pinborough (Trad. de Pilar Ramírez Tello)
Alianza editorial | Runas
Rústica | 352 páginas | 18€




Dicen que el ser humano es un mentiroso por naturaleza, tanto por instinto de supervivencia como para sacar provecho de algunas situaciones. Se trata de un recurso deliberado y consciente, de una máscara que nos sirve para ocultarnos hacia los demás, para guardar nuestros miedos y secretos. Quizá uno de los momentos en la vida donde más nos resguardamos bajo nuestro disfraz de mentiras piadosas es cuando conocemos a alguien por el que nos sentimos atraídos. El amor es un catalizador de mentiras y secretos, en su gran mayoría. No niego la existencia del amor puro y de la sinceridad absoluta, no me entendáis mal. Pero las relaciones viven a través de esas mentiras piadosas, de esos pequeños secretos que ocultamos por miedo u otro motivo inexplicable. Pero a veces esos secretos son demasiado grandes, se nos van de las manos, y hacen que la relación termine siendo tóxica.

Algo similar le pasa al hombre que Louise, una mujer divorciada que tiene un hijo pequeño, conoce en un bar. Su trabajo a tiempo parcial en una clínica privada le deja una escasa vida social. Pero esa noche conoce a David, por el que siente una inmediata atracción correspondida, pero está casado y la cosa no va a mayores. El problema llega al día siguiente. Cuando Louise va a trabajar se lo encuentra en el trabajo. Resulta que David es su nuevo jefe, el cual viene acompañado de su bellísima esposa. Por supuesto, parece que tenemos formado el típico triángulo amoroso de película del domingo en Antena 3. Pero no, no discurre exactamente por esos derroteros la trama de Detrás de sus ojos. Algo extraño ocurre en el matrimonio de David y Adele, pero nadie se puede imaginar lo que realmente es.

Imagen encontrada en allure

Sarah traza una doble narración en los que seguimos los pensamientos y reflexiones tanto de Louise como de Adele. Son dos cronologías que se intercalan con algunos capítulos que repasan el pasado de nuestras protagonistas. Y lo hace todo a través de unos capítulos de apenas 3 o 4 hojas de extensión, con una narración en primera persona y una sucesión de hechos continuos. Aunque parece que realmente no esté pasando nada, cada capítulo es una nueva pieza que Pinborough utiliza en su tablero de ajedrez. Con todo ello crea un texto completo, muy bien construido, en el que cada detalle cuenta, y que nos deja en jaque mate. Cuando llega el final, la historia que conocíamos tomará un giro de 180 grados para ser totalmente distinta. Tanto, que apetece volver a leerla para descubrir algunos recovecos más que redondeen todo el texto.

El secreto de Detrás de sus ojos es esa doble voz. Con ella las dos mujeres cobran vida y llegamos a conocer a fondo sus personalidades, claves en la historia. El triángulo amoroso se va complicando en una telaraña de secretos y mentiras en las que sabes que nada bueno va a salir de ahí. La manipulación muta en obsesión y engaño. Todo esto lo vivimos bajo la misma retina de una torpe Louise que nos irá descubriendo las capas de la novela, hasta darnos ese giro monumental final del que todo el mundo habla. Tanto que el libro salió a la venta  en EEUU con una campaña de marketing bajo el hashtag #WTFthatEnding. El final está muy medido y te pilla bastante desprevenido, pese a tener que poner cierta suspensión de incredulidad en un par de detalles. Pero queridos lectores, ahí reside la magia de Sarah, hace lo creamos.


Portada en HarperCollins y Flatiron Books

La novela se enmarca dentro del thriller psicológico, pero dejarlo ahí, me parece poca cosa. Sarah se mueve entre géneros y hace accesible a todo el público su novela. La historia engancha desde las primeras páginas, todo está calculado al milímetro y el lector sentirá continuamente la necesidad de querer seguir leyendo, de descubrir que se esconde detrás de Adele y David. Con ello Sarah indagará sobre nuestras máscaras, nuestras preocupaciones diarias e inseguridades cotidianas.  Jugará con el concepto de amor, con lo que se esconde detrás de una relación, y el por qué un gran porcentaje de ellas no son duraderas. Pero sobre todo habla del lado malo del amor, del egoísmo, de los celos y de la paranoia. Y lo hace muy bien. Tanto que da miedo leerlo.
El vertiginoso ritmo adictivo de la novela
Lo milimetrado de los detalles
El twist final
Los puntos de vista de cada personaje

Hay que dar un salto de fe en un par de decisiones
David se siente algo subdesarrollado

Sarah Pinborough construye un thriller psicológico que no deja de lado el misterio desde el primer capítulo. Pese a un par de decisiones que necesitan un pequeño salto de fe, construye un libro de los que el giro final te deja realmente el culo torcido. Tras terminar, repasas mentalmente los acontecimientos y entiendes algunos de los detalles. Y ahí está la magia de Sarah, además de en llevarnos con esos puntos de vista, engañándonos, haciéndonos creer cosas que no son, dando la vuelta y nunca soltándonos. Por favor, quiero más libros de Sarah Pinborough.

¡Muchas gracias a Runas por el ejemplar de prensa!

Otras reseñas de interés:

jueves, 5 de octubre de 2017

Las tres muertes de Fermín Salvochea, de Jesús Cañadas

Las tres muertes de Fermín Salvochea
Jesús Cañadas
Roca Editorial
Tapa dura | 416 páginas | 18,90€



España es un país lleno de historia, mitología y leyendas. Quién más o quién menos conoce alguna, sobre todo dependerá de la región que habite. En el norte puedo asegurar que estamos bastante ligados a ellas. El Sumiciu, el Busgosu, la Guaxa, las conocidas Xanas, el temible Cuelebre o el mítico Xuan de la Borrina, por ejemplo. Lo que ha hecho Cañadas en su última novela es presentarnos algunas de las que danzan por toda Cádiz. Para ello ha utilizado como eje de partida una persona ilustre como Fermín Salvochea, personaje histórico que tomó posesión del cargo de alcalde en Cádiz en marzo de 1873, recién instaurada la Primera República. Y lo ha mezclado con mitos como los vampiros y las brujas, las leyendas gaditanas como las cuevas de María Moco o la misteriosa Bella durmiente.

‌Así a primera vista podremos pensar en toda una historia de Tim Powers. Los tiros no van errados. Pero Cañadas lo ejecuta de otra forma. Mientras que Powers es más denso en sus tramas y estilo, el gaditano opta por darle a su historia un aire de aventura adolescente ochentera. Pero ese elemento de entretejer ficción y realidad hasta que sea difícil distinguirlas esta presente durante todo el libro. El autor opta por un estilo sencillo, de novela de aventuras más cercanas al folletín del siglo XIX que a cualquier otra cosa. Se sirve de diferentes localismos gaditanos para meternos de lleno en esa ambientación andaluza, además de describirnos algunas de las calles más emblemáticas de la ciudad. Son términos que nos resultan ajenos totalmente si no pertenecemos allí, pero que a su vez sabemos su significado por simple contexto. Y si no, siempre tenemos un glosario a mano en las últimas páginas del libro.

La Bella Escondida, Cádiz

Jesús opta por una estructura narrativa trazada en dos tiempos, una en 1873 y otra en 1907. En la primera, narrada por Juaíco, nos sumerge de lleno en las leyendas, los mitos, los cuentos. Recién instaurada la Primera República, Fermín Salvochea se granjea mala fama entre las clases pudientes y el clero, mientras se gana la simpatía de los pobres. Conocemos como Juaíco comienza a trabajar para Fermín como babero, y cuando una muerte en un burdel los embarca en una aventura llena de brujería, vampiros, venganza y misterio. Mientras tanto, la segunda línea narrativa es mucho más aventurera, pero más realista y trágica. En ella conocemos a Sebastián, hijo de Juaíco, que comienza a conocer la historia de Fermín Salvochea a través de su padre, tras su reciente muerte en extrañas circunstancias. Tras una serie de asesinatos sucedidos en los callejones de la ciudad, Sebastián junto con sus amigos se propondrán encontrar la verdad sobre la historia de su padre, y acabar con aquello que se esconde en los callejones de Cádiz.

Mientras que la línea de 1907 se preocupa más de los personajes, su evolución personal, sus fantasmas y miedos; la línea de 1983 se embarca en un cuento de leyenda que nos ayuda a encajar las piezas de la otra línea narrativa. Aunque ambas tienen sus puntos de interés, personalmente he disfrutado mucho más de la primera. El aire de pandilla de investigación ochentera tan de moda actualmente cual Stranger Things, Los Goonies o Scooby-Doo, suponen una serie de descubrimientos y giros que no dejan indiferente a nadie. Poco a poco vamos viendo como se forma una verdadera amistad entre ellos, como se necesitan y se cuidan los unos a los otros. No quita que la historia de leyenda, magia, vampiros y terror que esconde la otra línea sea poco interesante, más bien, todo lo contrario. Es muy divertido ir desentrañando como el gaditano le ha dado la vuelta algunas figuras de leyenda para convertir Cádiz en todo un ambiente oscuro y tenebroso.

Torre Tavira, Cádiz

Una de las claves del libro es la mezcla de géneros. Novela costumbrista, histórica, de aventuras, misterio, fantasía, y podríamos decir que un poco de terror con toques de steampunk. Como veis, hay para todos los gustos. Jesús crea una Cádiz minuciosa, detallista, repleta de secretos y misterios donde nunca sabes donde se esconde el peligro. Y en ella se dedica hablar de muchas cosas, no solo de leyendas, mitos y aventuras. De las relaciones paterno-filiales, de la amistad entre los verdaderos amigos, del amor que se esconde donde menos te lo esperas, del sacrificio que somos capaces de hacer por nuestra familia o de la maldad que se esconde intrínsecamente en algunos seres. Pero sobre todo nos habla de la lectura, de las historias y leyendas, de la importancia de su existencia, tanto sean reales como imaginarias. Porque cada historia o leyenda tiene un germen en la realidad, y leyendo esta novela, esta claro que no es para menos.
Como ha retorcido la figura de Fermín Salvochea
Aventuras, misterios, vampiros, brujas, historia
El lenguaje y la ambientación de inmersión
El amor que desprende por Cádiz

Algunas partes del tramo medio son un tanto confusas

Esta cuarta novela de Jesús cañadas presenta un nuevo escalón en su carrera literaria. Tras solo haber leído Pronto será de noche, me queda aún más claro que el gaditano es un autor a seguir. Entretenida, desgarradora, divertida, misteriosa. Se le pueden poner muchos adjetivos a la novela. Pero por encima de toda la fantasía, aventura y misterio, creo que debería estar el de que tiene alma. Cada página respira un amor profundo por su tierra, sus leyendas, su lenguaje y las zonas donde el gaditano se ha criado. Y se nota. Vaya si se nota.

¡Muchas gracias Roca Editorial por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:

lunes, 2 de octubre de 2017

Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados: El Talento Oscuro

Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados: El Talento Oscuro
Brandon Sanderson (Trad. de Manu Viciano)
Sín Límites
Rústica | 288 páginas | 15€




Hace cinco libros conocíamos a Alcatraz Smedry. Un joven huérfano que descubrió que su familia seguía viva y que pertenecía a otro mundo, donde era famoso y admirado por su peculiar Talento de romper cosas. Tras cinco volúmenes de aventuras, Alcatraz ha llegado a su gran final, y se ha propuesto ante todo demostrar que lo que decía, era cierto. No es un gran héroe, si no un cobarde al que la historia ha agradecido simples casualidades. Sanderson impregna este último volumen de las aventuras middle-grade de Alcatraz con una pátina de tristeza y desesperanza, pero sin abandonar la locura y diversión que prometen las aventuras de la familia Smedry desde el primer volumen.

En este último libro Alcatraz está dispuesto a todo para ayudar a Bastille a despertarse, y detener los peligrosos propósitos de su padre. Tanto que llega hasta a aliarse con su madre bibliotecaria. Junto con el abuelo, Kaz, Draulin y Dif, volarán rumbo a la Sumoteca, el refugio Bibliotecario más grande de todas las Tierras Silenciadas. Allí esperan encontrar las respuestas a todas sus preguntas sobre los Talentos, los cristales y salvar el mundo. Casi nada. Pero también les espera una guerra, la Gran Guerra Bibliotecaria.

Ilustración de portada a cargo de Scott Brundage para Tor / Starscape

Sanderson ha jugado con nosotros. Así de claro. El libro se ha dirigido en todo momento hacia ese final definitivo que lleva insinuando a lo largo de toda la historia, pero que no creíamos. Si, al fin vemos la escena de sacrificio con altares hechos de enciclopedias y el porqué de la vergüenza de Alcatraz. Pero Sanderson, ha jugado con nosotros. Sin revelar el spoiler monumental que se cargaría todo el libro y casi la saga, las últimas 20 páginas son para agarrarse fuerte el corazón al pecho. El final de la historia está llena de giros y sorpresas, más aún de lo que Sanderson en su vertiente adulta nos tiene acostumbrados.

De nuevo disfrutamos durante todo el libro de la verborrea, agilidad, idas de olla y cosas absurdas que se le ocurren a Alcatraz como narrador. Quizás a veces algo cargante, como con la repetición de las bromas a pie de página constante en cada capítulo. Pero gran parte con acierto, si te han gustado sus toques de humor en los volúmenes anteriores. Aunque hay un cambio claro en este libro. De repente a mitad del libro, el humor y la diversión caen en picado hasta un punto desesperanzador y deprimente, tan duro que parece mentira que estés leyendo Alcatraz. 

Mapa de los reinos libres a cargo de Isaac Stewart 

Sanderson o Alcatraz te advierte desde el prólogo: “Aquí es donde la historia deja de ser graciosa”. Y tenía razón. El final de El Talento Oscuro es triste y deprimente. No deja de lado la aventura, las escenas de acción, la aparición de viejos conocidos o alguna que otra perla. Pero las líneas finales son tristes. Y duras de leer. Casi increíble en un libro de Brandon Sanderson al que se le suele criticar su luminosidad o que sea middle-grade. Y aún más en las alocadas aventuras de Alcatraz Smedry. Pero creo, que esa es la magia de esta quinta entrega. Lo inesperado de su final, cuando piensas que todo debe acabar bien, pero no lo hace.
Centrado y al grano para su final
Las revelaciones finales
Descubrir por que los pingüinos son de esa forma

La repetición de la broma de las notas a pie de página

No sé si se lo podre perdonar alguna vez a mi querido Brandon Sanderson. Esas últimas páginas de la biografía de Alcatraz duelen demasiado en el corazón lector. Te aventuras a leer una saga middle-grade de aventuras, poderes y diversión, y te encuentras con este desasosegante final. Pero aun así sorprende, te gusta si te lleva gustando el resto de la saga, aunque te deja con esa extraña sensación al final. Y con sorpresas. Si no os importa el spoiler, una de ellas podéis verla por pinchando aquí.

¡Muchas gracias a Sin Límites por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:

viernes, 29 de septiembre de 2017

5 libros que me da respeto leer...

Hace unos días comentaba por Twitter que hay ciertos libros que me dan respeto. No sé si al resto de vosotros os pasa algo similar. Hay libros que me imponen de cierta manera. Tanto por que puede que no me gusten y a todo el mundo le gusta. O que no sea lo que espero que vaya a ser. Quizás por que vea que todo el mundo comenta que es complejo, o duro de leer. No sé exactamente describir el sentimiento, la verdad. Pero tengo una serie de libros que por mucho que me quiero acercar a leerlos siempre acabo rodeándolos y esquivándolos. Os parecerá una tontería, podréis decir "pues léetelo ¿no?". Pero no es tan fácil. Mi nivel de tontería llega tan lejos que no soy casi capaz ni de comprarlos, y cuando lo hago los tengo aquí en la estantería acumulando polvo. Esta es mi pequeña lista.
El cuento de la criada de Margaret Atwood (Salamandra)
"En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo."

Mucho se ha hablado en estas últimas semanas sobre el conocido libro de Margaret Atwood. Tanto la reciente serie de HBO como la reedición de Salamandra, han levantado de nuevo un libro que se categoriza como especialmente duro. Le tengo tal respeto a la historia, que incluso no me he atrevido aún a ver la serie. Os dejo con este reseña de mi querida Isa en su blog A través de otro espejo, por si no lo conocéis y tenéis interés en él.

La casa de hojas de Mark Z. Danielewski (Pálido fuego)
"Will Navidson, un famoso fotoperiodista premiado con el Pulitzer, se traslada con su familia a una casa en el entorno rural de Virginia en un intento de salvar su matrimonio, seriamente perjudicado por sus viajes continuos y su adicción al trabajo. Además de Navidson, la familia está compuesta por la hermosa ex-modelo Karen Green y los dos hijos pequeños de ambos. Muy pronto, Will descubre que la casa presenta una anomalía arquitectónica singular: su espacio interior es ligeramente más grande que el que debería ocupar según sus dimensiones exteriores. Este es el arranque de El expediente Navidson, un fascinante documento que narra los sucesos acaecidos en la casa de Ash Tree Lane, es decir La casa de hojas. Will Navidson tratará de averiguar qué secreto esconde La casa de hojas, al mismo tiempo que procurará poner a salvo a su familia. Un viaje para el que recabará la ayuda de todos los medios a su alcance, incluida la de su hermano gemelo Tom, un profesor universitario y hasta toda una expedición de espeleólogos. Mientras Will y sus seres queridos se enfrentan a los peligros de esa casa encantada, un joven tatuador de Los Ángeles, el carismático y tierno Johnny Truant, malvive y quema las noches a una velocidad vertiginosa de la mano de su inseparable escudero, Lude. Las historias de Truant y Navidson se entrelazarán gracias a un hallazgo que cambiará la vida de todos los personajes inolvidables que atraviesan esta monumental novela."

Este es uno de esos libros de los que siempre hago como que no lo veo. Tampoco se muy bien explicar por que. Realmente encaja bastante con las lecturas que más disfruto. Varias lineas argumentales, un puzzle por montar, y un conjunto de muchas estructuras narrativas para crear un libro complejo e interesante. Ha sido la reseña de mi querida Marta en su blog Leer sin prisa la que me ha quitado finalmente el miedo y me lance a comprarlo la próxima vez que lo vea.

La broma infinita de David Foster Wallace (Lit. Random House)
"Un lugar: Enfield, Massachusetts. A cien millas de la Gran Concavidad, un yermo radiactivo lleno de bebés mutantes del tamaño de aviones, criaturas sin cráneo y hordas de hámsters salvajes.
Una época: el año de la Ropa Interior para Adultos Depend, en el Tiempo Subsidiado, en una América regida por el totalitarismo ecológico de la ONAN, gobernada a su vez por la oscura Oficina de Servicios No Especificados, en guerra perpetua contra el ultraviolento antiONANismo de Quebec.
Una institución: la Academia Enfield de Tenis, ultraelitista y donde impera una disciplina destinada a abolir todo placer.
Una familia: los Incandenza. James Incandenza, óptico militar convertido en cineasta de après-garde, y su mujer, la promiscua Avril, que alimenta oscuras conexiones con la guerrilla de Quebec. Y sus tres hijos: Orin, genial pateador de fútbol americano y seductor transnacional; Mario, enano y deforme, cineasta como su padre y poseedor de una sensibilidad prodigiosa, y Hal, promesa del tenis juvenil y atormentado por un secreto terrible."
Y una película: El samizdat. El Entretenimiento. La broma infinita. Con el poder de enloquecer a todo el que la vea y destruir así la civilización. El arma perfecta por la que todos se enzarzarán en la Guerra Final por el control de América.

Este es uno de esos libros que impone tan solo por su tamaño. Aunque a mi el tema "tocho" no es algo que me asuste, baste ver mi gusto con el señor Brandon Sanderson. Lo que me abruma de la obra de Wallace son las referencias y que se catalogue como uno de los libros más abandonados. Muchos personajes, muchas lineas argumentales y notas extra importantes para llevar a cabo toda su historia. Pero a la vez me reta, por que creo que es el estilo de libro que disfruto, al igual que en La casa de las hojas. La reseña de Entre montones de libros fue una de las que despego mi apetito hacia este libro. Ahora, solo me falta hacerle caso para tacharlo de mi lista.

Jonathan Strange y el señor Norrel de Susanna Clarke (Salamandra)
"A principios del siglo XIX, las hazañas del Rey Cuervo, el más grande de todos los magos de la Edad Media, perviven en la memoria y la leyenda, pero la práctica de la magia ha sido completamente olvidada en Inglaterra. Hasta el día en que el señor Norrell logra que las piedras de la catedral de York hablen. La noticia del retorno de la magia se extiende como la pólvora y el señor Norrell, convencido de que debe poner sus artes al servicio del gobierno en la guerra contra Napoleón, se traslada a Londres. Allí conoce al joven Jonathan Strange, un brillante y voluntarioso mago, y tras superar algunos recelos, lo acoge como discípulo. En una época en la que sólo los charlatanes se hacían llamar magos, Norrell y Strange se proponen limpiar el buen nombre de su oficio."

Con el premio Hugo, premio Locus y nominada al Nébula bajo su brazo, tiene todas las papeletas para ser una lectura interesante. Las mil y pico páginas no es nada que me asuste, al contrario, me gusta. Lo que me asusta de este libro en concreto es el lenguaje que todos comentan en sus reseñas. Ese lenguaje del s.XIX no sé si esta hecho para mi, si me llevará al tedio o me encandilará. La historia, si la serie es fiel a ella, me va a encantar, eso lo tengo claro. Pero esta ese elemento bloqueante, que muchos han comentado. Es por ejemplo la reseña como la de Crónicas literarias la que abre de nuevo mi interés, y trata de eliminar esa pequeña barrera que me auto-impongo.

Los jardines de la luna de Steven Erikson (Nova)
"Tras interminables guerras, amargas luchas internas y sangrientas confrontaciones, incluso las tropas imperiales necesitan un descanso. Pero la obsesión expansionista de la emperatriz Lassen no tiene límites, y cuenta con el apoyo de sus sanguinarios agentes de la Garra. Tras el último asedio, el sargento Whiskeyjack y su pelotón de Abrasapuentes necesitan tiempo para descansar y enterrar a sus muertos, pero Darujhistan, la última de las Ciudades Libres de Genabackis, los espera. Es el objetivo último de la insaciable emperatriz. ... Y parece que el Imperio no es el único que codicia esa plaza: fuerzas siniestras conspiran dentro y fuera de las sendas mágicas, y todo indica que los propios dioses se preparan para la batalla..."

Aquí es cuando me podéis mirar con cara rara ¿Pero tu no sueles leer fantasía? Así es. ¿Y entonces por que no te metes con Malaz de lleno? Realmente, no lo sé. Quizás sea un terror infundado, o lo miles de comentarios que ves de que Malaz: El libro de los caídos no es una saga fácil a la que meterle mano. No me entendáis mal, no me va lo fácil, me gustan los retos. Pero tras tantas opiniones y reseñas he acabado cogiéndole mucho respeto a los libros de Erikson. Este es el único caso en el que si tengo el primer y mastodóntico volumen comprado en casa. Eso si, cada vez que El caballero del árbol sonriente saca una entrada sobre Malaz (que no son pocas), ahí me tenéis leyéndola, alucinando. Lo dicho, lo mio es tontería.

¿Tenéis algún libro que os de respeto leer?

lunes, 25 de septiembre de 2017

Materia oscura, un blockbuster de ciencia ficción

Materia oscura
Blake Crouck (Trad. de Noemí Risco Mateo)
Nocturna Ediciones
Rústica | 419 páginas | 17€




¿Y si cada decisión que tomarás es mucho más importante de lo que parece? ¿Si cada elección se ramificará como una posible realidad paralela? Estas realidades serían absolutamente infinitas. Tan infinitas como abrumadoras. Millones de posibilidades, millones de Yo que han tomado rumbos diferentes, con mayor o menor éxito en su vida. ¿Qué pasaría si pudiéramos observar todas esas realidades? ¿Nos arrepentiríamos de cosas que no hemos hecho? Mejor o peor, poder observar el resultado de cualquier decisión tomada es un concepto abstracto que impone tanto miedo como respeto. Descubrir que hubieras podido conseguir alguno de tus sueños o metas frustradas solo cambiando alguna decisión, es bastante descorazonador, y no creo que cualquier mente humana pudiera soportar tal dolor.

Esta es una de las reflexiones a la que me ha llevado Materia oscura, de Blake Crouch. La mente detrás de un éxito como Wayward Pines juega en esta ocasión con las posibilidades del experimento del Gato de Schrödinger y el concepto de superposición cuántica. No lo hace de una forma profusa y plenamente científica, si no que con una visión superficial del concepto consigue darle un pequeño giro de tuerca para desatar todo un thriller de ciencia ficción lleno de acción y persecución. Tal ha sido el éxito de la novela que ha sido traducida a 20 idiomas, ha optado a los premios Goodreads, y sus derechos cinematográficos han sido comprados por parte de Sony, incluso antes de haber terminado el manuscrito. Tras leerlo, no me extraña nada. Es más, todo el libro parece concebido prácticamente para ser una película, como el guion de un blockbuster de ciencia ficción.

Foto del LHC de Peter Macdiarmid en el Scienc´s Museum´s de Londres

Jason Dessen es profesor de física en la universidad y padre de familia. Esta felizmente casado con Daniela, una artista prometedora, y tienen un hijo, un adolescente de catorce años. Son una familia feliz. Una noche Jason decide ir a la celebración en honor de un antiguo compañero que ha sido galardonado con un prestigioso premio de astrofísica. No sabe que será la última vez que ponga un pie en su casa. Un hombre oculto tras una máscara de geisha lo conduce a punta de pistola hasta una central eléctrica abandonada, donde le inyecta algo. Al despertarse, unos desconocidos con trajes especiales lo reciben. Pero Jason no sabe dónde se encuentra. Ese no es su mundo. No tiene mujer, su hijo no ha nacido y él ni siquiera es profesor.

Jugar con el thriller, la ciencia ficción y las realidades paralelas siempre es un concepto que apetece leer. Tanto por ver como lo lleva a cabo el autor, por como lo conecta, y ver a sus personajes afrontar las consecuencias que esto conlleva. No es un tema nuevo, eso está claro. El multiverso ha sido explorado por gran cantidad de obras, series y películas, en mayor o menor profundidad, con menor o mayor acierto. A la mente me viene Matrix, Origen, Intellestellar, Coherence y un puñado más. En este caso, Blake se interesa más por hasta que punto somos capaces de llegar por la vida que llegamos a soñar, por aquello que ansiamos con mayor fuerza en nuestro corazón.

Ilustración sobre el Multiverso de Jan Robbe

Se sirve en la novela de dos partes bastante diferenciadas. En la primera, nos vemos dentro de un thriller más convencional y predecible hasta cierto punto. Nos presenta a Jason en profundidad, sus vínculos emocionales, sus propias motivaciones, y esboza a grandes rasgos cual es el funcionamiento de lo que Blake expone como realidades paralelas. No está para nada exenta de acción, las persecuciones y escenas se suceden una detrás de otra, pero es bastante predecible a que punto nos va a llevar. Es en una hipotética segunda mitad donde te deja en pañales. Blake da con la tecla al meter un giro más a la historia, bastante coherente e inesperado. Con él la novela gana fuerza y tensión hasta un final que, aunque cerrado, deja las posibilidades a explorar mucho más.

Uno de los elementos que llama la atención es la forma en que está escrito. Oraciones cortas, con párrafos que casi no tienen más de dos oraciones. Algo que me recordaba a Claire North, pero que no consigue la misma fuerza narrativa que la autora con sus protagonistas. Lo que si crea es un ritmo endiablado para envolver toda una historia de amor dentro de un paquete de thriller y ciencia ficción. Crouch te hace pensar en la familia, en la vida, en el arrepentimiento, en las posibilidades y en que somos parte de una realidad mucho más grande y extraña que somos incapaces de imaginar, por mucho que queramos. Blake construye todo un blockbuster que espero que Sony lleve a buen puerto, ya que puede ser una película bastante entretenida de ver.
El giro de esa hipotética segunda parte
El ritmo endiablado de lectura
Algunas de las reflexiones

Bastante predecible la primera mitad

Creo que Blake Crouch ha diseñado toda su novela pensando directamente en una adaptación al cine, y se nota. No es nada malo, no me entendáis mal, pero la estructura del thriller es manida y un 80% del libro es predecible desde el comienzo. El concepto me parece interesante, el giro de las últimas 100 páginas me ha sorprendido, pero creo que un mayor desarrollo en las consecuencias psicológicas para Jason sería la tecla para rematar la jugada. Una pena, pero aún así, le ha quedado un libro entretenido que se lee en un suspiro.

¡Muchas gracias a Nocturna Ediciones por el ejemplar!