El estrecho sendero entre deseos, de Patrick Rothfuss

El estrecho sendero entre deseos
Patrick Rothfuss (trad. de Gemma Rovira)
Plaza y Janés
Tapa dura / digital | 240 páginas | 21,90€ / 8,99€



Una de las Noticias, con mayúscula, del mundillo editorial en el fantástico de este año 2023 es, sin duda alguna, la vuelta de Patrick Rothfuss a las librerías. Desde el año 2014 no leíamos nada nuevo suyo, con esa rara avis como es La música del silencio: una novela corta del universo Crónica del Asesino de Reyes, que sigue un día en la vida de Auri y en la que como dice el propio Patrick en su emotiva nota final, es simplemente la historia de una niña triste que recoge cosas y las vuelve a dejar, pero donde en realidad, no pasa nada. De la misma manera, aunque radicalmente diferente, podríamos decir que es El estrecho sendero entre deseos, donde desde el amanecer hasta la medianoche, en el transcurso de un solo día, seguimos al joven y amado Bast mientras utiliza toda su picaresca para bailar con los problemas. Y en español, la podremos leer ya desde este 22 de febrero, de la mano de Plaza y Janés, con la impecable traducción de Gemma Rovira, su traductora habitual en español.

El árbol del relámpago
Nuestro noble joven y hermoso, de cabellos negros y ojos azules llamado Bast, pasa sus días en Newarre como discípulo de Kvothe en la posada Roca de Guía mientras lleva a cabo una especie de negocio. Se dedica a hacer tratos e intercambios con los niños del pueblo, en el conocido árbol del relámpago. El estrecho sendero entre deseos es un vistazo a los traviesos asuntos diarios del Fata, dividido en diferentes momentos del día, donde obtiene información y secretos del pueblo mientras en su interior y de cierta manera, los ayuda y/o manipula para llevar a cabo sus planes. Si tienes preguntas sobre Bast y sus motivaciones tras leer El nombre del viento y El temor de un hombre sabio probablemente no resuelvas muchas aquí, pero sí que podemos atisbar su lado más cálido y a la vez más sombrío, siendo en el fondo, una pequeña, ligera y conmovedora historia que logra encoger el corazón.

Fragmento de la portada USA

La historia de origen
El estrecho sendero entre deseos es originariamente un relato corto llamado El árbol del relámpago que Rothfuss escribió para la antología Canallas (2018, L' Encobert). Sin embargo, no es exactamente ese relato el que leemos aquí. Hace un par de años, en una transmisión online, resulta que nadie (o casi nadie) conocía el mencionado texto. Entonces al propio Rothfuss le surgió la pregunta: ¿qué pasaría si retoca el relato, le pone unas ilustraciones bonitas y publica algo similar a La música del silencio? Ese era el plan… pero resulta que Patrick Rothfuss terminó reescribiendo la mitad de la historia original y agregando unas 15.000 palabras al texto original, además de reordenar alguna de las escenas. Al final, en sus huesos estructurales, sigue siendo la misma historia, pero a otro nivel, en el del lector más perspicaz, el material adicional nos da una historia de mucha más profundidad y emoción sobre Bast, donde él intenta entender a la gente de Newarre y muestra su peculiar aprecio por ese misterioso posadero que todes (bien) conocemos.

Más Rothfuss que nunca
Desde su publicación, soy uno de esos extraños defensores absolutos de La música del silencio, aunque no está reseñada —quizá una próxima relectura arregle eso— en el blog. En general, todo lo que escribe Patrick Rothfuss me fascina. Pero esa novelita… mucho más. Como está escrita, creada y de alguna extraña forma, es capaz de tocar mi corazón sin que realmente no suceda nada. El estrecho sendero entre deseos no es una excepción en ese aspecto. La hermosa prosa marca de la casa de Rothfuss, con una especie de refinamiento llevado hasta la extenuación, consigue hacer sentir al lector que cada frase y palabra está más que pensada, evocando cierta musicalidad y oralidad cuando lees el cuento. Como lector del relato original, volver a esta historia ha sido una agradable sorpresa. No solo por las ilustraciones de Nate Taylor, con esos marcos de inicio de capítulo repletos de huevos de pascua, si no por todo el trabajo temático agregado a la historia. Por que entre sus líneas se cuelan ideas sobre la perfección, la violencia doméstica y otros temas que siempre han estado presentes en Rothfuss tanto en sus libros como en su persona. Y se agradece.

Ilustración interior de Nate Taylor

¿Merece la pena como adicción al mundo de Crónica del Asesino de Reyes?
Me imagino que esta sea una de las preguntas más repetidas a partir de ahora cuando se hable de este libro. ¿Fue esto sólo una conveniente reedición de una historia ya publicada en vez de sacar un nuevo libro? No, no lo creo para nada. Entiendo los sentimientos que tiene el público por la espera de la tercera y última entrega de la trilogía, o el debatible tema del capítulo prometido, pero El estrecho sendero entre deseos debe ser tomado como una celebración de que Patrick Rothfuss consiga volver a conectar con su universo. Y además, es una novela corta que cualquier seguidor (o no) del mundo de Kvothe podrá apreciar. Agrega algunas cosas a la construcción de su universo, como el sistema de adivinación de los Fata, y sobre todo, nos entrega mucho más de nuestro querido Bast. Si anhelas volver al mundo de Crónica del Asesino de Reyes, por supuesto (¡faltaría más!), debes leer El estrecho sendero entre deseos. Pero sobre todo, si quieres saber un poco más sobre los Fata y Bast, y te gusta lo que suele hacer Patrick Rothfuss, este es el libro que debes leer.

Otros enlaces de interés:

Comentarios

  1. Esperaré a que salga en castellano, pero no puedo alegrarme más de que Rothfuss haya dado este paso. Ojalá pueda traernos pronto el cierre de la trilogía, pero al menos podremos disfrutar de esta historia. Honesperonque me de aún más ganas de leer la tercera y última parte de El nombre del viento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deseando que la leas en febrero y nos entre una gana conjunta de releer :)

      Eliminar
  2. Me lo leí en inglés en noviembre y me lo he vuelto a leer ahora en español. Le dí otra oportunidad para ver si cambiaba de opinión, pero no. Para mí es una decepción, especialmente el final. Como dice Rothfuss, Bast se convierte en el lobo bueno, un giro un tanto forzado sabiendo que en la saga es un personaje muy gris y rayando el narcisismo. Por otra parte la traducción me ha parecido hecha con prisas, al menos en mi ejemplar hay erratas que con 3 meses de margen no deberían estar. Definitvamente me quedo con el original en Canallas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog.
Gracias por tu comentario y visitarme :)