viernes, 6 de julio de 2018

El verano ya llego, ya llego...

Llega el verano. Llega el calor, la playa, las vacaciones para algunos y las extensas jornadas laborales para otros. Si algo marca la etapa veraniega en un lector de género (aparte del Celsius en julio) es quitarse del medio todos esos pendientes que ha ido apartando por razones incomprensibles durante el resto del año. El panorama editorial nos da un ligero (muy ligero) respiro y los ávidos lectores aprovechamos el momento para hacer bajar nuestra pila (y que en septiembre vuelva a subir exponencialmente). Hoy os presento en el blog mis propósitos lectores para este verano como ha hecho Dani Garrido en El Caballero del Árbol Sonriente (que no cumpliré ni de broma). Let´s go!

Novelas

Uno de mis propósitos para este verano es continuar mi descubrimiento de la fantasía con Ursula K. Le Guin. Allá por febrero disfrute enormemente descubriendo su figura y quiero continuar con ello. Como mínimo tengo intención de leer Las tumbas de Atúan (Minotauro), pero en mi meta también entra la tercera entrega. La costa más lejana (Minotauro).


También un poco de fantasía patria. Hace tan solo un mes y pico la editorial Insólita publico de golpe toda La saga de la Ciudad de Juan Cuadra. Tras ya haber leído El libro de Ivo dentro del volumen Sangre, mi idea es que durante los tres meses de verano devorar (o que me devoren) los tres libros restantes para completar sendas entregas y la saga completa.


Una intención marcada para el verano es volver a los caminos del Cosmere de mi adorado Brandon Sanderson. Mi idea es leer Sombras de identidad (Nova) de una vez por todas tras haber disfrutado del entretenido Aleación de ley el pasado noviembre. Como meta también ponerme con alguna de las historias de Arcanum ilimitado (Nova), pero ya veremos. Lo de Palabras Radiantes (Nova) lo dejamos ya para septiembre (o más tarde).


Un Tim Powers al año no hace ningún daño. Es por ello que quiero ponerme de una vez por todas con la reedición de Última rond(Ediciones Gigamesh). Cerveza, pesadillas y cartas de poker por el medio con la excelente prosa del maestro de Búfalo. Suena bien.


Tampoco hace nada de daño leer algo de ciencia ficción, que parece que la tengo apartada últimamente. El libro de Joan (Alpha Decay), de Lidia Yuknavitch lleva un tiempo llamando en mi pila. Promete una space-opera de trascendencia filosófica con dosis de teoría feminista y componente transhumanista.


Y por último, y para nada menos importante, otra pizca de fantasía patria. El último sueño (Minotauro), la última novela de Guillem López, promete una fantasía urbana repleta de bandas callejeras en una ciudad que se viene abajo. Promete mucho, y más por ambientarse en el mismo mundo que la excepcional La polilla en la casa del humo.

Novelas cortas

Si algo ha salvado mi ritmo lector este año son las novelas cortas. Y es que su corto formato a veces vienen bien para recuperar el habito lector perdido. Una de las que se me ha quedado en la pila es La balada de Tom el negro (Runas), de Victor Lavalle, donde el autor da una vuelta de tuerca a la historia El horror de Red hook del maestro Lovecraft.


Tenía que estar si o si en esta pila una de las publicaciones más esperadas. Cada corazón, un umbral (Runas) de Seannan McGuire, ganadora de los premios Locus, Nebula y Hugo en 2017, promete las delicias de todos los lectores. ¿Qué ocurre cuando los niños que han viajado por esas historias de fantasía regresan y no consiguen adaptarse a la realidad ni son aceptados por sus familias? 


Otra de las que lleva tiempo en la pila es Nueva madre (Editorial Cerbero), de Eugene Fischer. Una novela repleta de planteamientos morales y temas delicados a día de hoy. Conoceremos a Tess Mendoza y las repercusiones de un hecho extraordinario que lleva cinco años sucediendo: las mujeres se quedan embarazadas de forma espontánea cada vez que ovulan.


Y por último, una pequeña trama. Aunque lo meto en novela corta, las cinco entrega recopiladas de Crónicas del fin (Alethé), de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina bien podían postular como novela. Aunque ya he leído las dos primeras entregas (que voy a releer), se me antoja el libro perfecto para ir intercalando en verano. Aventuras, apocalipsis, sangre, vísceras, bichos repugnantes y Winston. Nada puede salir mal.

Antologías

Si algo veo que tengo en mi pila y se ha ido acumulando bastante este año es el tema de las antologías. He escogido cuatro para la ardua tarea veraniega. La primera de ellas es Poshumanas (Libros de la Ballena), uno de los volúmenes que compone la antología de autoras de ciencia ficción española coordinada por Lola Robles y Teresa López Pellisa. El porque he escogido este y no Distópicas (que también caerá en algún momento) es simplemente gusto personal y de una temática que me atrae más. Con nombres como Felicidad Martínez, Nieves Delgado, Laura Fernández, Carme Torras y unas cuantas más, apetece mucho.


Otra de las que llaman a mi pila es El viento soñador y otros relatos (Sportula), coordinada por el incombustible Mariano Villareal. Ha sido difícil decidir con cual de las dos antologías que ha publicado este año me quedaría, por que Ciudad nómada y otros relatos (Sportula) también tiene una pinta extraordinaria. Pero lo siento, Tim Pratt llama fuerte a mi puerta. La antología también contiene relatos de la gran Cristina Jurado, Ferran Varela, Mike Resnick, Caroline M. Yoachim y unos cuantos buenos nombres más. Calidad, Mariano siempre da calidad.


Una de las últimas publicaciones de la por desgracia desaparecida Fata Libelli ha sido Ars Luden, de Charles YuVideojuegos, referencias pop, humor y desamor para reflexionar sobre la soledad, la familia, el trabajo y las relaciones humanas, todo en relatos veloces, ágiles e inolvidables me esperan en las páginas virtuales de esta antología.


Y por último, tengo ganas de reencontrarme con Víctor Guisado. Tras asombrarme infinitamente con Me trago el igualma (Ediciones El Transbordador) a principios de año, espero volver a disfrutar con esa espectacular forma de narrar del autor extremeño en estos cuatro relatos que contienen El jugador impasible y otros gritos camuflados de relato (Ediciones El Transbordador).

Cómics
Y si, ya llegamos a la última sección. A estas alturas pensareis: pero este chico de que va con esta lista. Como digo arriba, esto es solo como los propósitos de año nuevo, yo me los pongo, luego ya... Y claro, no podían faltar los cómics, que también bien vienen para llevarse a la playa o entre jornada y jornada laboral mientras tomas el necesario café vía intravenosa.


Una intención clara es continuar mi relectura mensual de Sandman (ECC Ediciones). Estoy avanzando a un tomo por mes, y creo que voy a seguir así, aunque muy pronto comienza ya el motivo de estas relecturas, el lanzamiento de las nuevas series del Sandman Universe a finales de este mes en EEUU. Por lo tanto espero leer los tomos 4, 5 y 6 durante este verano y seguir disfrutando una vez más de Sueño antes de caer en las nuevas series.


No puede faltar manga en mi vida. Se ha vuelto hacer necesario al 100%. Y me alegro de ello, porque estoy descubriendo historias que me fascinan. La nueva obra de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata me tiene bastante enganchado, y por supuesto, planeo seguir con Platinum End (Norma Editorial) durante este verano con un tomito por mes. Ángeles, batallas por ser dios, giros inesperados y dibujo más que digno del tandém creador de Death Note.


Uno de mis cómics pendientes desde hace bastante tiempo es el alabado Monstress (Norma Editorial) de Marjorie Liu y Sana Takeda. No sé, lo tiene todo. Tanto la historia y el dibujo me parecen de lo más atractivos. De este verano no puede pasar, que el volumen 2 sale publicado justo a finales de Agosto.


 Un poco más de manga. Y el shonen nunca esta demás para divertirse en la playa. Uno de los planes de este verano es ponerme al día con Radiant (Letrablanka), el manga francés de Tony Valente. Cinco tomitos ya publicados con un sexto en camino, es una de las series shonen que más me apetecen. Hace bastante tiempo que leí el primero, pero el universo prometía bastante y me apetece un manga de pura aventura y poderes.



Un poco de terror tampoco viene mal para las calurosas noches veraniegas. Y es que tengo Uzumuki en mi pila lectora desde hace meses. Con la preciosa edición que ha hecho Planeta Cómic del aclamado manga de Junji Ito, es la hora de sumergirse en las espirales de este maestro del manga.


Y por último, también necesitamos calentar un poco la patatuela durante la época estival. Es por ello que tengo la intención de ponerme al día con Leñadoras (Sapristi) y sus volúmenes 2 y 3. Pero no solo eso, también un poco de Giant Days (Fandogamia), que ya va por su tercera entrega para revivir esa época añorada de la adolescencia.

Y hasta aquí todo lo que planeo leer durante la época veraniega. Probablemente no cumpla ni la mitad. Probablemente me vaya acercando a mi pila y vaya escogiendo otras cosas que están en ella. Pero, ¿a quién no le gusta hacer listas? :)

Y vosotros, ¿que planeáis leer en verano?

9 comentarios:

  1. ¡Hola! Suerte con tus lecturas para verano, a ver si de verdad baja la pila, jaja. Pero especialmente, disfruta de lo que puedas leer :) ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    Prácticamente quiero leer los mismos que tu jaja
    Me estoy leyendo ahora Uzumaki de Junji ito ´( adoro al autor) y me está encantando. También me he comprando dos tomos de los relatos terroríficos independientes que están sacando.
    Un besitooo

    ResponderEliminar
  3. Te has venido arriba!

    ResponderEliminar
  4. Creo que tengo en la pila como el 80% de lo que has puesto XD Y algunas me gustaría leérmelas este verano. La saga de la ciudad cae seguro. El resto ya... XD

    ResponderEliminar
  5. Nueva madre tiene una pintaza increíble, ya nos contarás que tal. Espero que este verano disfrutes de las lecturas y leas todos tus propósitos, yo también tengo mi pequeña lista a ver si la publico un día de estos.

    besos =)

    ResponderEliminar
  6. Que cantidad de libros y cómics y antologias por dios xDDD
    te deseo mucha suerte con todos tus planes

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola!! Es una lista muy larga de propósitos, pero estoy segura de que le darás caña y podrás con todos ellos. Brandon Sanderson también está en mi lista para este verano, le tengo muchísimas ganas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No se si te va a dar tiempo tanto!
    Yo no hago planes, voy saltando alegremente de libro en libro. Así o me agobio
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Algunos de estos libros también los tengo en mi lista.
    Ursula K. Le Guin y Brandon Sanderson son a los que más ganas les tengo y espero leerlos este verano (entre otros), aunque al igual que tu, ya veremos si logro cumplir mi propósito del verano jejeje
    Hay otros títulos que has mencionado que no conocía, pero me han llamado la atención, así que se acaban de sumar a la (interminable) lista. Y no sólo los libros, también he añadido algunos mangas que tienen muy buena pinta.
    Gracias por las recomendaciones.

    Nos vamos leyendo.
    ¿Mi Tesoro? Libros

    ResponderEliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)