viernes, 25 de enero de 2019

La costa más lejana, de Ursula K. Le Guin

La costa más lejana
Ursula K. Le Guin (Trad. de Matilde Horne)
Minotauro
Tapa dura | 240 páginas | 27,95€




Un año después del éxito con Las tumbas de Atuan, Ursula K. Le Guin decidía volver a su universo de Terramar para dar fin a la trilogía, como estaba originalmente concebida dicha saga. A día de hoy, sabemos que el Ciclo de Terramar no termino ahí, si no que dos títulos más como Tehanu (1990) y En otro viento (2001) le siguieron. Pero, tras la lectura de La costa más lejana, esta claro que era un proyecto de tres libros. El bildungsroman de Ged tenia que llegar a su fin. Esta tercera entrega, sin ápice de duda, cierra del círculo que Ursula había comenzado en Un mago de Terramar.

Ilustración de Rebecca Guay

Llega así el final de las aventuras del joven aprendiz de mago, aquel que conocimos hace mucho tiempo en un pináculo de tierra llamado Gont. El joven Ged, ahora ya con unos cuantos años encima y el titulo de Archimago de Roke bajo el brazo, se encuentra con un mal endémico. La magia está desapareciendo de toda Terramar. Tras la llegada del joven príncipe de Enlad a Roke con las mismas noticias, Ged decide que es el momento de partir y buscar el origen de este extraño fenómeno que esta atacando toda Terramar. El joven Arren y Ged partirán en la famosa barcaza Miralejos para ir hasta el rincón más lejano del mundo. Hasta la costa más lejana.

La novela, que irremediablemente recuerda en estructura a las anteriores, aunque con un desarrollo más lento y menos interesante, nos lleva con un estilo depurado y cercano a lo detectivesco por diversos rincones de Terramar. Cada vez el mal parece mayor, y Ged ira indagando más y más por diversas zonas del mundo para saber que ocurre. A la vez, el joven Arren, que guarda ciertos paralelismos en cuanto a personalidad con Ged, irá aprendiendo de su adorado maestro lecciones vitales para su formación como adulto. Como no podría ser de otra manera, Ursula concluye su viaje del héroe de forma lógica y como mandan los cánones establecidos por Campbell. Todo termina en el mismo punto donde este se inició, pero siempre dejando ese regusto de lección hacia la vida.

Ilustración de Charles Vess

Una tercera novela que vuelve a recalcar el alegato naturalista permanente en la obra de Ursula K. Le Guin. Ursula pone de nuevo en boca de todos la acción destructora de la humanidad contra la naturaleza, y como cada día acabamos un poco más con ella. En esta ocasión, también vuelve hablar de la dicotomía tan ambigua como eterna del bien y el mal. Rodea al ser humano y siempre funciona como su motor de acción. Asimismo, el tema central de La costa más lejana no deja de ser la inevitabilidad de la muerte y la aceptación de la misma. El motor de la vida pasa por la muerte, y debemos aceptarlo como tal. Sin una cara de la moneda es imposible que la otra tenga cabida. La costa más lejana es en si misma el final de un viaje, pero quizás, el comienzo de otro.

La tercera novela de Terramar supone un cierre perfecto del círculo. El ciclo vital de Ged ha concluido en un viaje por toda Terramar en busca del mal, con afables y majestuosos dragones de por medio, y el regreso de un rey a su trono que deberá ser el símbolo de Paz en el futuro. Puede que tenga menos sustancia e interés que las dos entregas anteriores, pero el estilo único de Le Guin es capaz de transportarte a un universo diferente con tan solo unas frases. Y solo por eso, sé que volveré a Terramar una y otra vez.

Otras reseñas de interés:

12 comentarios:

  1. No he leído aún a esta autora y le tengo bastantes ganas, pero primero tengo que leer a Kameron Hurley, que también la tengo esperando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruta de Kameron y sus naves biológicas, luego te vienes a la fantasía clásica :)

      Eliminar
  2. Yo leí el primer libro (hasta las Tumbas de Atuan) y me gustaría acabar con Terramar. A ver si sacamos tiempo.

    No sé si has leído Los Desposeídos; a mí me encantó.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he leído, pero cuando acabe Terramar ese y 'La mano izquierda de la oscuridad' son mis planes :)

      Eliminar
  3. Es una autora que me gusta mucho, a ver si cato pronto los Terramar.

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola, Mangrii:
    Ya sabes que estas novela me parecen increíbles. Esta es la que menos me gustó de las cinco, pero la mayoría de las opinines que he visto dicen que lo es alguna de las dos que te quedan por leer.
    Ya me dirás; en cualquier caso, seguro que disfrutarás del viaje por el archipiélago ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también ha sido de momento, la que menos me ha llegado. Eso si, el viaje por Terramar es igual de fascinante :)

      Eliminar
  5. ¡Hey Dani! Uf, hacía demasiado que no te comentaba... tengo que pasarme más a menudo ;)
    Este año me he propuesto empezar a leer a Ursula, así que tras leer tu reseña estoy casi segura de que primero pillaré por banda la trilogía de Terramar. ¡Ya te contaré!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida de nuevo! Espero que disfrutes por Terramar :)

      Eliminar
  6. A mí me impactó muchísimo esta trilogía, que leí en mi adolescencia (sí, soy así de vieja). Siempre he pensado que JK Rowling la tomó de inspiración para Harry Potter (aunque no se parezcan luego nada). Una preciosidad de historia y de estilo escribiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que no sé parezcan, pero que el ciclo de vida que recorren sea algo parecido. Pero bueno, el viaje del héroe, hay se nutre todo. Puedo ver tu símil en la relación Harry-Dumbledore, la verdad :)

      Eliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)