Un mundo helado, de Naomi Novik

Portada Un mundo helado
Un mundo helado
Naomi Novik (Trad. de Julio Hermoso)
Planeta
Tapa dura / Digital | 624 páginas | 19,50€ / 8,64€
3 estrellas

Admito, desde un primer momento, que el género del retelling no es uno que llame especialmente mi atención. Tampoco en especial Naomi Novik, quién ya tiene en su palmarés premios como el John W. Campbell, un Nébula y un Locus. Sin embargo, Un mundo helado cayo en mis garras lectoras por divina providencia. Bueno, más bien, por divina voz. Y es que su versión en audio, narrada por nada menos que Nuria Mediavilla (a.k.a. Galadriel), me conquisto solo con el fragmento de prueba. Magia, leyendas, cuento de hadas, mitología y cultura se dan cita en una pausada narración que nos lleva hasta otro mundo, uno de fantasía, donde realidad y hechicería se superponen.

Bienvenides al reino de Lithvas, donde Miryem, en un momento critico donde su familia esta al borde de la pobreza, decide hacer cargo de la situación y convertirse en la prestamista que su padre no logra ser. Así, Miryem se gana la reputación de ser capaz de convertir la plata en oro. El rey de los staryk, enterado de la proeza, decide imponer a Miryem una hazaña imposible: convertir la plata en oro hasta en tres ocasiones. En una telaraña de sucesos que desencadenara una desesperada odisea, Miryem enredara a una joven campesina y a una desdichada noble destinada a ser reina, que deberán ir hasta más allá de sus limites y sacrificar todo lo que tienen para poder salvar las vidas de su reino.

Ilustración Un mundo helado
Portada de Spinning Silver por Donato Giancola

La versión libre de Rumpelstiltskin

Naomi Novik nos llega hasta un cuento de hadas, repleto de bosques y magia campestre, con una atmósfera que te absorbe y funciona a las mil maravillas. Un mundo helado está ambientada en un reino eslavo, y como tal se inspira libremente en uno de sus cuentos más tradicionales: Rumpelstiltskin. Aunque reconocerás ciertos elementos del original, como convertir las cosas en oro o la importancia de los nombres, no es el único que origina Un mundo helado. El estilo tenebroso de cuento de hadas clásicos va entremezclando pedazos de cuentos de procedencia europea y eslava, a parte de poner un especial hincapié en desafiar el estereotipo del prestamista judío y explorar el antisemitismo que lo rodea. Con un estilo pausado y atmosférico, Novik teje un envoltorio perfecto y tradicional, donde magia y realidad se juntan, se tocan y se llegan a palpar.

Ilustración Un mundo helado
Tsar Mirnatius por Nicola Deal

Demasiadas voces narrativas

El mayor lastre a la hora de leer Un mundo helado viene por su carácter de novela coral. Si bien las tres voces principales (Miryem, Wanda e Irina) tienen fuerza y personalidad suficiente para mantener toda la narración, otras que se van incorporando conforme pasan los capítulos no hacen más que lastrar tanto el interés como el ritmo de la novela. Es más, uno de los momentos culminantes de la historia esta narrado por uno de los personajes que le quitan (para mi) todo el aire de espectacularidad que debería tener. Cada una de estas voces, contadas en primera persona, construyen una una trama y subtramas que habla principalmente de la familia, tanto la de sangre como la que escogemos, a través de un camino repleto de decisiones difíciles tomadas en torno al concepto de libertad y comunidad.


Seis y medio
Si eres un lector de cuentos tradicionales y te gusta la ambientación tenebrosa de los mismo, Un mundo helado cumplirá con tus expectativas. Un cuento de hadas que funcionaría mejor con menos narradores y subtramas que nada aportan, pero que fascina por su ambientación y la forma de incorporar leyendas clásicas a su historia. Y si, la voz de Nuria Mediavilla, ayuda.

Otras reseñas de interés:

Comentarios

  1. ¡Hola!

    Lo leí cuando se publicó hace unos años, y aunque lo disfruté y me pareció original, a veces se me hacía algo denso. Aun así, quiero seguir leyendo otros libros de la autora que me llaman demasiado la atención.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido pura casualidad que acabará cayendo, pero bueno, creo que el de Una educación mortal puede caer en mis garras más pronto que tarde :)

      Eliminar
  2. Este es de esos libros que me apetece o no según el día. Leí "Un cuento oscuro" y me gustó mucho, así que repetiré con la autora. Pero me tira más "Una educación mortal".
    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog.
Gracias por tu comentario y visitarme :)