Mi hermana, asesina en serie, de Oyinkan Braithwaite

Mi hermana, asesina en serie
Oyinkan Braithwaite (Trad. de Montse Meneses)
Alpha Decay
Rústica | 200 páginas | 19,90€




Rápido, certero y directo. Thriller, humor y sororidad. Esas son las primeras palabras en mi mente tras devorar de una tacada las 200 páginas que componen la novela debut de la escritora nigeriana Oyinkan Braithwaite. Mi hermana, asesina en serie, pese a su sangriento título, no es un thriller criminal. Aunque si hay asesinatos, no quiere ni le interesa andarse por esas líneas. Es más una novela sobre la familia, el amor entre hermanas, la lealtad y la sororidad. Es la historia de Korede y Ayoola, dos mujeres y hermanas que son puros contrarios pero que se necesitan la una a la otra para sobrevivir en su sociedad.

Ilustración de Cat O´Neill

Korede es una enfermera, responsable y organizada, siempre esforzándose para cumplir las normas y tener todo bajo control. Ayoola es la locura, la impulsividad hecha persona. Pura belleza y anarquismo. Es irresponsable, pero libre. El problema es que Ayoola tiene una mala costumbre: asesina a sus novios. Korede siempre acude para ayudarle a esconder las pruebas y enterrar los cadáveres. Sin embargo, su lealtad empieza a temblar cuando Ayoola comienza a salir con el hombre de sus sueños.

A golpe de capítulos cortos que no exceden las tres o cuatro páginas, con una prosa directa y de lo más negra en ocasiones, Braithwaite nos lleva a lomos de su historia con una narradora en primera persona que resulta hipnótica. Korede va dando pinceladas a todo el tapiz de personajes con su humor sardónico y seco, de ese que no entiendes por qué te ries aunque sea un momento de lo más escabroso. Korede nos lleva tanto hacia el pasado como al presente cuando le viene en gana. El lector debe deducir e ir ensamblando las piezas para concretar porque cada una de las hermanas se comporta así. No sobra ni falta nada. Todo está en el texto.

'"Ayoola me convoca con estás palabras: <<Korede, lo he matado>>. Yo esperaba no volver a oírlas nunca más."

Oyinkan ejerce de hipnotizadora mediante los códigos del thriller para aventurarse en mucho más. Puede verse, de cierta manera, como una lectura política y social de la Nigeria del siglo XXI donde la sociedad sigue siendo bastante restrictiva y los tejemanejes gubernamentales no son de extrañar. También como una historia de feminismo, repleta de mujeres empoderadas y pura sororidad. Quizás, como una crítica directa a nuestro uso de las redes sociales y al poder que otorgamos a la gente que consideramos como bella. O finalmente, como una novela familiar, sobre la lealtad entre hermanas que tratan de sobrevivir a un pasado y una ciudad que se esfuerza por socavarlas a cada paso que dan.

Salir de la zona de confort tiene grandes beneficios. Y, Mi hermana, asesina en serie, es buen ejemplo de ello. Un poco de thriller, bastante de humor, y mucho de humano. La prosa es como un cuchillo afilado directo a la yugular, donde las escenas suceden sin parar y generan una interesante reflexión sobre la lealtad familiar. Donde no sabes cual de los dos personajes está más dañado. Una novela para pasar toda una tarde enganchado.

Otras reseñas de interés:

Comentarios

  1. Hola, Mangrii:
    Me ha gustado lo que cuentas, sobre todo esa mezcla de géneros. Me la apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Tendré que plantearme seriamente eso de que salir de la zona de confort tiene sus beneficios porque llevo tiempo en el que no me atrevo a salir demasiado de ahí y veo por tu reseña que a veces es bueno hacerlo.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta la novela; a ver si salimos alguna vez de la fantasía (aunque con todo lo que nos queda por leer y el poco tiempo que tenemos no lo veo muy factible).

    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog.
Gracias por tu comentario y visitarme :)