jueves, 11 de abril de 2019

Buenos Presagios, el rocambolesco fin del Mundo

Buenos Presagios
Terry Pratchett | Neil Gaiman (Trad. de María Ferrer)
Minotauro
Tapa blanda | 393 páginas | 15€




Existen y han existido multitud de teorías del apocalipsis. Desde el Efecto Júpiter de John Gribbin y Stephen Plagemann hasta las famosas Profecías de francés Michel de Notre-Dame, pasando por el categórico Efecto 2000 y el Apocalipsis Maya de 2012. Pero ninguna de ellas ha tenido tanta razón como Las Buenas y Acertadas profecías de Agnes la Chalada, que no vendió ni una sola copia precisamente por que daba miedo lo precisas que eran. El fin del mundo tendría lugar un sábado, justo después de la hora de la cena. Todo comienza 11 años atrás, cuando el Inframundo le encarga al demonio Crowley que cambie al Anticristo, que acaba de nacer, por otro bebe de la clínica. Las cosas, obviamente, no salen como esperaban, aunque él no se da cuenta en el momento. Y así comienza a ejecutarse el Plan Divino.

Durante 11 años, tanto el demonio Crowley como su amigo el ángel Azirafel están pendientes de Warlock, el denominado Anticristo que comenzará el fin del mundo. En su onceavo cumpleaños, el Infierno manda al supuesto Anticristo un perro maléfico como mascota. Ángel y demonio dan cuenta de su error cuando este no llega: Warlock no es el Anticristo. Los símbolos del predicho Armagedón comienzan a darse uno tras otro, mientras ángel y demonio emprenden la particular búsqueda del bebe perdido. Ángeles de Apocalipsis, aliens, tibetanos, brujas, viudas vúdus y temibles demonios se dan cita en una serie de entuertos y desventuras de lo más simpáticas. Terry Pratchett y Neil Gaiman reimaginan un apocalipsis lo mas alocado, rocambolesco e hilarante que te puedas imaginar. Solo estos dos genios de las letras son capaces de algo así.

Ilustración de Blair Z

La novela avanza a toda mecha, en forma de pequeñas historias y relatos. Se vuelve caótica y se va por las ramas a partir del primer centenar de páginas. Introduce e introduce personajes y tramas sin parar hasta un clímax final que trata de encauzar todo. Unas enganchan, otras son simplemente simpáticas, y algunas ni si quiera importan. Varias escenas son para enmarcar, otras nos hacen reír a carcajada limpia, algunas no tienen ni siquiera sentido y otras sobran absolutamente en la historia. Es por tanto Buenos Presagios una novela de lo más irregular, pero no por ello menos disfrutable. Tiene suficiente ritmo y agilidad para llevarte de una trama a otra sin aburrirte, siempre con sus toques de humor absurdo e irreverente marca de la casa.

Debajo del recubrimiento ligero de chistes y gracietas se esconde una capa de verdades como puños sobre la humanidad. Una crítica para nada ligera a nuestras costumbres, valores morales y a los grandes males que asolan nuestra sociedad hoy en día, encarnados en 4 jinetes del apocalipsis (Muerte, Hambre, Polución y Guerra). Buenos Presagios no deja en ningún momento de ser una lectura entretenida, de esas que te dejan un poso agradable y una pequeña sonrisa en la cara. Aunque no todos los chistes tengan gracia, aunque no seamos capaces de pillar todas las referencias, siempre tiene una chispa, una frase y un momento que consiguen esa sensación de bienestar para el lector. Y eso, con las grandes penurias que asolan al ser humano hoy en día, ya es algo.

Buenos Presagios ha resultado una lectura entretenida, pero no la joya de la comedia que esperaba. Quizás las expectativas eran demasiadas. O quizá se pierdan cosas con la traducción. No lo sé. Pese a su buen ritmo y momentos delirantes, se embrolla en tramas innecesarias y personajes que resultan tremendamente intrascendentes y planos al lado de Azirafel y Crowley. Algunos son magníficos, como los 4 jinetes del apocalipsis, pero otros me resultan anodinos como el sargento Shadwell y la madame Vudú. En conclusión, una novela de lo más alocada, que nos da una nueva visión del fin del mundo. Eso sí, una bastante más divertida que la Biblia.

9 comentarios:

  1. Estoy justo leyéndolo yo ahora mismo, y pienso igual que tú.
    Me parece una lectura divertida y muy caótica, pero creo que hasta ahí. Si que es verdad que en mi caso las carcajadas no paran, y como está por llegar la serie me es inevitable leer a Crowley como David Tennant, y oye, eso en mi imaginación, es todo un plus jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es un plus. Tiene momentos realmente brillantes. Ganazas de la serie :)

      Eliminar
  2. Buenas!
    No conocía este libro, peor vaya dos autoress!!! Me lo apunto ^^
    Es una pena que no lo hayas disfrutado tanto como esperabas..
    Gracias por la reseña! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste, es una lectura muy entretenida y vuela en tus manos :)

      Eliminar
  3. Yo me lo pasé como una enana. Lo leí hace unos añitos, cuando empezaba con Mundodisco, y me encantó.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me recuerda que tengo que volver a Mundodisco a no muy tardar... :)

      Eliminar
  4. Lo leeré en algun punto y espero para ver la serie también!
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste, ya que ha sido justo ese el motivo de sacarlo de mi pila :)

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    Me gusta mucho la temática que trata, así que caerá fijo.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)