martes, 27 de noviembre de 2018

Binti: Hogar

Binti: Hogar
Nnedi Okorafor (Trad. de Carla Estruch Bataller)
Crononauta
Tapa blanda | 196 páginas | 16€




Tan solo unos meses después de conocer a Binti con el estreno de la editorial Crononauta, ya podemos leer como continua el crecimiento de nuestra protagonista. En esta segunda entrega, que se presenta bajo el subtítulo Hogar, podemos indagar un poco más en la propia Binti y en las raíces que conforman su propio ser.  Finalista a mejor novela corta en 2018 tanto en los Hugo como los Locus, Binti: Hogar se alza como un peldaño más en la vida de la protagonista hacia algo nuevo, tomando conciencia de su propia naturaleza. Tras un año en la universidad de Oomza Uni, desde que se alzará como símbolo de paz y heroína de guerra, Binti decide que es el momento de volver a casa. Junto a la particular medusa Okwu viajará a su hogar para enfrentarse a su familia y su propia comunidad, haciendo posible que por primera vez en más de cien años una medusa pise la Tierra.

Fragmento de portada rústica en Tor.com

Pero Binti es diferente. El año fuera de casa, el año de experiencia universitaria y los sucesos acontecidos hace un año, pasan factura. La vuelta al hogar no es nada fácil. La himba debe enfrentarse a un duro recibimiento, donde modernidad y tradición están claramente enfrentados. La tradición cultural de su familia impide que Binti pueda desarrollar su sueño de ser armonizadora en Oomza Uni, y el rechazo hacia su nuevo ser, es patente desde su regreso. Binti: Hogar se desarrolla como una novela intimista que reflexiona sobre la naturaleza humana y sobre el cambio mediante un contexto alienígena. Su otra baza, al igual que en la primera entrega, es un claro alegato contra el desarraigo, el racismo y los prejuicios sociales. Esto no ha cambiado en absoluto, tan solo la posición de Binti en dicho contexto, que una vez más se verá avocada a enfrentarse a marchas forzadas para poder avanzar. Adaptarse o morir.

Las relaciones con su familia son abruptas y sin particularmente mucho afecto. Era lo que podía esperar de ello, pero no quita que sea doloroso. Binti duda y debe buscar como adaptarse a ello. No será fácil, porque ella ahora mismo es otra persona. Binti luchara contra su familia y la propia comunidad en busca de su propia identidad, descubriendo algún que otro secreto en sus raíces. Bajo una superficial de critica al colonialismo y la disgregación social, Binti: Hogar comienza a darnos respuestas, y alguna que otra sorpresa, sobre el universo que ha desarrollado Nnedi Okorafor en la anterior novella. Conocemos un poco mejor el proceso de ramificar (aunque a mí las fórmulas matemáticas no me digan mucho), el origen del misterioso edam y nuevos enigmas, como una gente del desierto que hacen unos gestos de lo más particular.

Portada edición tapa dura de Binti:Hogar en Tor.com

Con prosa certera y ciertos pasajes evocadores, Okorafor (con la traducción de Carla Estruch Bataller) deja una sensación frustrante al terminar la novella. Binti: Hogar carece de una resolución en su cierre, dejando todo en el aire para la entrega final The Night Masquerade. La novella se construye como un puente intermedio con un cliffhanger indiscutible y doloroso para el lector. El final resulta un tanto acelerado, donde falta una catarsis que explique el cambio de Binti con más pausa y no a un ritmo tan condensado. Sin embargo, ya que consigue explicar de forma bastante razonable algunas casualidades de la primera novela y se desarrolla como algo más ordenado y sentido, esta segunda entrega resulta mucho más redonda y profunda que la primera.

Binti: Hogar se desarrolla como una novella centrada en establecer la verdadera identidad de Binti y el lugar que quiere ocupar en el mundo indagando en sus raíces e influencias. Es toda una exploración interna, que, aunque a veces avanza a trompicones, no deja de ser interesante dentro de su contexto por como lucha contra las tradiciones y los prejuicios. Lo único malo de esta segunda entrega, es ese pedazo cliffhanger final, que hace desmerecer de cierta manera un poco la entrega, dejándola como mero puente intermedio. A la espera de The Night Mascarade solo me pregunto ¿En qué se convertirá Binti ahora?

Otras reseñas de interés:
Sagacomic
La Biblioteca de Pnakotos

2 comentarios:

  1. Aunque de momento no acabo de animarme, creo que sí, al final cogeré esos libros :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes esperar a que este toda la trilogía y así no te haces un calambre al terminar el segundo XD

      Eliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)