viernes, 5 de enero de 2018

Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno

Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno
VV.AA (Trad. de Silvia Schettin y Omar Moreno)
Fata Libelli
Electrónico | 108 páginas | No disponible




Las navidades han terminado. Hemos pasado la página del calendario y ya nos plantamos en un nuevo año. Pero aún quedan resquicios de ese espíritu navideño por las calles. Algunas luces de navidad sin quitar, la lotería que vamos a cobrar para tener un pellizco en la famosa cuesta de enero, el delicioso roscón de reyes y las ganas de estar en casa con tu manta por el frió exterior ¿Queréis una lectura perfecta pero diferente para acompañar estos momentos? Hoy os presento Saturnalia: Cuentos del solsticio de invierno, de la ya por desgracia desaparecida Fata Libelli. Un recopilatorio de cuatro cuentos extraños, un tanto inquietantes y peculiares, que tienen en común la navidad saturnal como punto de partida.

Comienza la antología con un prólogo muy peculiar, que podríamos numerar incluso como un relato más. La historia de Heliodoro Homiciart nos cuenta todo lo que hizo para conseguir aunar la tradición cristina, la fantasía saturnal, la agnóstica y la sincrética en este peculiar volumen. Todo un texto repleto de referencias, crítica editorial y un toque de humor cínico muy divertido. Le siguen cuatro autores destacados como son China Miéville, Robert Shearman, Nina K. Hoffman y Ken Scholes. Cada uno de ellos aporta sus fantásticas y provocativas historias en las que invocan en lado más extraño de las festividades navideñas.

Fragmento de la portada "Tis the season" de China Miéville

El primero relato que nos encontramos es Noche de paz (Tis the season), de China Miéville ¿Y si la navidad y todos sus elementos fueran una marca registrada que tuviéramos que pagar por usar? El peculiar escritor británico nos sitúa en un mundo donde la navidad ha sido privatizada. Un texto que invita a reflexionar sobre la extrema visión capitalista de las festividades que se apodera de nuestro mundo. Un relato que se desarrolla de forma fantástica, con cierto toque sarcástico y una enorme carga de realidad que vamos destapando según leemos. En este caso, la historia casi deja de ser tan importante en consonancia con un entorno que no deja de llamar la atención con cada párrafo.

Le concedo al relato de Robert Shearman, Ola de frío (Cold Snap), el premio al relato más inquietante que he leído con el tema navideño de fondo. Literalmente, te deja helado y apartado en un rincón oscuro. Esta es la historia de un niño que no cree en Papa Noel, y sin embargo, una noche de Navidad este peculiar personaje aparece en su habitación. A partir de esta aparición, nada será lo mismo en su vida. Según avanza el relato vamos perdiendo la tierna calidad navideña para tornarse en un sentimiento de incomodidad y tristeza. Lo que comienza como pura fantasía termina como un relato de terror familiar rodeado de una tierna inquietud. Duro, pero muy recomendable.

Fragmento de la portada "If dragon's mass eve be cold and clear" de Ken Scholes

Es Nina K. Hoffman con su A casa por Navidad (Home for Christmas) la que nos devuelve el cálido aliento de las festividades. Una chica sin hogar ha encontrado una cartera en el día de Navidad. Tras observar lo que tiene dentro, es la misma cartera la que le suplica que se la devuelva a su dueño. Poco a poco descubrimos como el maravilloso don de hablar con los objetos de esta chica la ha alejado del mundo. Al revés que en el relato de Shearman, partimos de la tristeza para terminar en ese punto cálido de los milagros navideños. Nina nos habla sobre la soledad en una historia que aprovecha sus toques mágicos y humorísticos para llevarnos a un entorno donde la calidez termina por conmovernos. Si os van las historias felices y bonitas navideñas, esta es la vuestra.

Y por último tenemos Si la vigilia del dragón estuviese fría y despejada (If dragon's mass eve be cold and clear), de Ken Scholes. Este cuarto y último relato me ha parecido el más flojo en comparación con el resto, pero no es un mal relato. Aparte de ser el único ambientado en un mundo más fantástico y chocar un poco con el resto, me ha resultado el menos potente. Se trata de una visión más intimista y personal de las festividades, con unos motivos religiosos y una ubicación un tanto extraña. Scholes crea toda una mitología para su relato, y creo que es lo que más puedo alabar del mismo. El autor crea un factor situacional interesante que me hace adentrarme en la historia, aunque esta no tenga tanta fuerza.

Una visión diferente y peculiar de las navidades
La calidad media de los relatos
La edición acompañada de su playlist
El magnífico prólogo

El último relato patina un poco con respecto al conjunto

Las chicas de Fata Libelli reúnen aquí cuatro relatos y un prólogo que se salen un poco de la norma para aportar una antología navideña de lo más diferente e interesante. Cuatro visiones peculiares que invocan a su forma el espíritu de las ya pasadas festividades. Si le añadís a los cuatro relatos la playlist (con la que escribo estas letras) que nos proponen, os aseguro que tendréis las pilas cargadas de aire navideño para poder encarar este enero con todas vuestras fuerzas. 

4 comentarios:

  1. Entendido y anotado, Mangrii. No me quiero esperar a la siguiente navidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Fata Libelli :(((((( Yo recuerdo que me gustaron muchísimo todos los relatos. Con tu reseña me han dado ganas de releerlo (y escribir la maldita reseña). Para mí el relato de Hoffman es muy #top

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un relato genial. Bueno, lo son todos, pero especialmente el de Hoffman y Shearman me han encantado :)

      Eliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)