viernes, 28 de diciembre de 2018

Top 3: El año lector a juicio (Parte III)

Y hasta aquí llega el año. Ha dado mucho de si ¿verdad? Tras toda una serie de magníficos colaboradores, en la última entrada del año, no podía faltar mi top. Como cada año, lo voy a dividir en varias categorías, porque si no me vuelvo loco para escoger y me tiro de los pelos (y nadie quiere que pierda mi joven y canosa melena). Sin más dilación ni presentación, mi top 3 de novela, novela corta, novela juvenil/middle grade, antología, cuento, cómic y manga. Disfrutad y hasta el año que viene, que vendrá cargado de libros y buenas lecturas, eso seguro.

Novela 
Creo que estaba fácil saber mi mejor lectura del año. Al menos, la que más he comentado y recomendado. La extraordinaria familia Telemacus (Blackie Books) de Daryl Gregory, me conquisto desde la primera hasta la última página con su fanfarria de personajes. Pero claro, no sé quedo sola. Si no que embarcarse en La Peregrina junto a Becky Chambers y El largo viaje a un pequeño planeta iracundo (Insólita Editorial) calento mucho mi corazón. Entretenida, divertida y de lo más humana. Cierra este top 3 Las tumbas de Atuan (Minotauro), la segunda historia de Terramar de Ursula K Le Guin, que me calo tan hondo por dar un poco de luz a los oscuros momentos que atormentaban mi vida.
Novela corta
Nieves Delgado es uno de mis ojitos derechos. Por algo es mi autora adoptada. Y no es para menos. Uno (Editorial Cerbero), una novelita corta publicada este año, es un ejemplo de ello. Tenía que incluir si o sí The Quiet Man, de Sam C. G. Primero, por que me parece una novela corta brillante, original y de lo más redonda. Y la segunda, por que me ha dado la oportunidad de escribir un prólogo, y lo cual, me toca la patatuela y la hace especial. Y cierro con un poco de trampa, con La danza del gohut (Ediciones El Transbordador). Una novela de Ferran Varela de apenas un centenar de páginas que espero ver nominada a todo el año que viene, porque lo merece.
Antología
Por si alguien no lo recordaba, Isa Janis y servidor pretendimos hacer un reto de leer una antología por mes. Fracaso absoluto en mi caso, la verdad. Sin embargo, todavía cayo alguna que otra en mis garras. Me divertí mucho descubriendo relatos de corte victoriano con El carruaje fantasma y otros relatos sobrenaturales (La biblioteca de Carfax), de Amelia B. Edwards. El toque de cifi lo puso Horizonte 6 (NEUH), de Caryanna Reuven, con un tercer relato espectacular e inolvidable. Y cierro con algo que no podía faltar, una de las nuevas antologías de Mariano Villareal. Ciudad nómada y otros relatos (Sportula) acumula una serie de historias nacionales e internacionales del más alto nivel que no os podéis perder.

Cuento
Una de las novedades que nos ofreció 2018 fue una nueva revista de relatos como Tantrum. Formato de bolsillo, con 4 relatos por número, juego de tablero y a buen precio. Game in/Game out de Sam C.G., que podéis disfrutar en el segundo número, es una especie de isekai en su primera parte que termina con una valiente bofetada de realidad en la segunda. Me fascino por completo Inventario, de Carmen María Machado. Recogido en la Supersonic #10, da una vuelta de tuerca a como contar el fin del mundo. Y cierro el top 3 con Carta, de Tim Pratt, un relato ultracorto recogido en Cuentos para Algernon que tocará hasta el fondo de vuestra patata.
Middle grade / juvenil
Siempre me gusta disfrutar de novelas que tiran hacia el middle grade, el juvenil e incluso lo infantil durante el año. Aunque este año lo he hecho menos, me devuelven la inocencia, por así decirlo. He gozado mucho con la saga iniciada por Jesús Cañadas en El ojo de Nefertiti (edebé), una de aventuras por Egipto con más magia de lo que parece. Sanderson es otro de mis ojitos derechos. Pero además de eso, Escuadrón (Nova) es una novela frenética y divertida que nos devuelve a las historias de cazas espaciales. Y cierro con Odd y los gigantes de escarcha (SM), una edición ilustrada de la novella de Neil Gaiman que nos traslada al mitológico norte.
Cómic
Las repartidoras más simpáticas y viajeras de EEUU se han ganado un puesto a pulso por aquí. Tanto el primer volumen como el segundo de Paper Girls (Planeta) me mantuvieron totalmente embelesado e impactado (aunque no sepa que narices ocurre). Al igual que la cuarta entrega de Sandman (ECC Ediciones), en la maravillosa relectura que estoy abordando estos últimos meses. Estación de nieblas es un arco tan bien construido, que cualquier fan del cómic debe leer. Y cierro con una de mis últimas lecturas, el Black Hammer (Astiberri) de Jeff Lemire y Dean Omstrong. Una deconstrucción de los superhéroes fascinante, imaginativa y repleta de guiños.
Manga
Y vamos a finiquitar este top de los tops con la sección de manga. Es cierto, pero me he vuelto a enganchar a este mundillo. Y buena culpa, lo tienen los grandes títulos que estamos recibiendo. Mi número uno indiscutible esta claro. Beastars (Milky Way Ediciones) de Paru Itagaki, se ha ganado mi corazón desde las primeras páginas. Pero no es el único. La música de Marie (Milky Way Ediciones) de Usumaru Furuya, es una delicia de historia autoconclusiva que no para de dar bofetadas de realidad, como si de un ensayo critico social se tratará. Y cierro con Utopias (ECC Ediciones), una compilación de historias de Shun Umezawa que sorprenden constantemente.


¡Nos leemos en 2019!

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Top 3: El año lector a juicio (Parte II)

Tras el éxito de la primera parte, seguimos con los colaboradores invitados a Boy With Letters para conocer sus tops 3 de mejores lecturas de fin de año. Ha sido todo un placer la amabilidad de todas estas personas, que les pedía una cosita de nada y se han tirado el rollo de buena manera. Todavía queda una tercera entrega, en la que serán mis mejores lecturas del año, así que, disfrutad de esta segunda ronda de tops.

El geek furioso de la literatura – Youtuber y crítico literario
Bloody Rose, de Nicholas Eames (Orbit, 2018)
Nicholas Eames me dejó boquiabierto con su Kings of the Wyld el año pasado, y me alegra poder decir que no se ha quedado en absoluto corto con su secuela. Bloody Rose continúa desarrollando el mundo de mercenarios que viven como las viejas glorias del rock, y nos ofrece una versión pulida de todo cuanto se saboreó en la primera novela: personajes histriónicos y carismáticos, acción que quita el aliento, un mundo fascinante plagado de criaturas peligrosísimas, equilibrio perfecto entre el humor desternillante y el drama sobrecogedor y finalmente, gran cantidad de referencias al rock and roll. Eames sigue avanzando, y su leyenda crece a cada paso.

Carbono modificado, de Richard Morgan (Ediciones Gigamesh, 2016)
A raíz del estreno de la serie de Netflix y para preparar mi Libro VS Película tuve que leerme este libro. Esperaba calidad, ya que Morgan ya me dejó impresionado con Leyes de Mercado, pero no me imaginaba que acabaría convirtiéndose en una de mis lecturas favoritas del año. Morgan es un excelente escritor de novela negra, capaz de hilar perfectamente el ritmo de la investigación mientras nos deleita con los detalles del retorcido y oscuro mundo cyberpunk que ha creado. Carbono Modificado me mantuvo en tensión hasta la última página, y es una lectura obligatoria tanto para los amantes del cyberpunk como de la buena novela policíaca.

Los muertos no pagan IVA, de Sergio Sánchez Morán (Autoedición, 2018)
El retorno de la detective paranormal Verónica Guerra me pilló por sorpresa, y la verdad es que ha vuelto incluso más poderosa que antes. Aún conservando el humor gamberro y los chascarrillos que caracterizan las obras de Morán, Los Muertos No Pagan IVA es una historia con un tono más serio, que profundiza más en el personaje de Verónica, dándole matices y convirtiéndola en una persona real llena de preocupaciones y cargando con problemas sobre sus hombros. El ritmo ágil también sigue aquí, y se nota mucho el crecimiento de Morán como escritor entre El Dios Asesinado en el Servicio de Caballeros y este libro. Tengo muchas ganas de ver qué sigue.

Marina Vidal – Ilustradora y experta en Cosmere
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers (Insólita Editorial, 2018)
Es una novela muy bien escrita, con unos personajes maravillosos y una trama aunque para algunos puede ser lenta para mi muy interesante. Pero lo que hace que esté en el top es el mensaje de Becky y la forma en que lo cuenta. Es una novela que te arropa el corazón.

Detrás de tus ojos, de Sarah Pinborough (Runas, 2017)
Una de mis lecturas veraniegas, y que no consigo quitarme de la cabeza. La novela te atrapa y no te suelta. Y el final... para mi es el mejor giro de guión que he leído en años. Parte de un thriller de engaños entre un matrimonio en apariencia perfecto y se convierte en algo totalmente inesperado.

Escuadrón, de Brandon Sanderson (Nova, 2018)
Aunque Sanderson es mi autor favorito no todos sus libros me apasionan. Me gustan, todavía no hay libro suyo que no lo haga, pero apasionarme hasta la fecha solo lo había hecho El Archivode las Tormentas. Ahora esa pasión la comparte Escuadrón. Escuadrón es divertida, amena, emocionante e intrépida y tiene personajes memorables que calan hasta el fondo.

David Tejera – Traductor y amante del cyberpunk
Kings of the Wyld, de Nicholas Eames (Orbit, 2017)
¿Sabéis la típica historia del gran grupo musical que vuelve de gira después de pasar años disfrutando de las mieles de su éxito y sin dar un palo al agua? Pues más o menos eso es Kings of the Wyld de Nicholas Eames: cambiad «grupo musical» por «grupo de aventureros» y «gira» por «rescatar a la hija secuestrada de uno de los protagonistas» y ya tenemos la base de una de las novelas de fantasía épica más tronchantes y entretenidas que he leído en los últimos años. Clay Cooper, exintegrante de la banda de aventureros Saga, recibe la inesperada visita de uno de sus antiguos compañeros, quien le cuenta que han secuestrado a su hija Rose y que tiene pensado reunir al resto del grupo (un bárbaro, un mago y un pícaro) para que le ayuden a rescatarla.
Eames no engaña a nadie: no pretende darle una vuelta de tuerca al género ni redefinir los tropos de la fantasía más clásica, sino crear una historia entretenida que entremezcla con guiños al rock setentero. Bloody Rose, la segunda entrega de la saga, es igual de buena que su predecesora, y el año que viene llegará en inglés la tercera parte, todas ellas autoconclusivas y con protagonistas diferentes dentro del mismo mundo creado por el autor. Cruzo los dedos muy fuerte (desde hace tiempo ya) para que la saga llegue más pronto que tarde a las librerías españolas, porque no me cabe duda que muchos aficionados a la fantasía que, como yo, crecieron leyendo Dragonlance y Reinos Olvidados disfrutarán como niños de las novelas de Eames.

The Poppy War, de Rebecca F. Kuang (Harper Voyager, 2018)
Protagonista huérfana de guerra que se propone llegar a lo más alto y convertirse en soldado del Imperio a pesar de que ha pasado su infancia atendiendo la tienda de sus padres adoptivos y trabajando sin descanso. ¿Os suena? Seguro que sí. Es la enésima novela de fantasía protagonizada por un personaje elegido capaz de todo lo que se propone debido a su «poder interior» y que termina por convertirse en el centro de la acción y en el elemento capaz de decantar la balanza de los acontecimientos y del porvenir del mundo en el que vive.
Quizá es por eso que The Poppy War me haya sorprendido tan para bien en su segunda mitad, donde la autora hace saltar por los aires todo lo que lleva cimentando a lo largo de media novela para convertir la narración en un relato bélico sin concesiones. La ambientación está basada en el panteón de deidades asiáticas y se le da muchísima importancia a las artes marciales, aunque sin llegar a profundizar en el sistema de magia al nivel de Brandon Sanderson, por ejemplo. Otro punto a favor de la novela es que no se detiene en triángulos amorosos improbable ni relaciones impostadas y Kuang consigue crear unos personajes principales muy dignos. The Poppy War es una de las candidatas más fuertes para los premios de 2019, y razones no le faltan.

Drácula, el origen, de J. D. Barker y Dacre Stoker (Planeta, 2018)
O de J. D. Barker a secas, para que engañarnos. Los vampiros son una de mis obsesiones de toda la vida (sí, soy uno de esos que se han leído todas las Crónicas vampíricas de Anne Rice y para los que Drácula es una de sus novelas favoritas de todos los tiempos), así que era normal que en 2010 cayese en esa suerte de artimaña comercial-novela llamada Drácula, el no muerto. Craso error, claro. Y también habría sido un error no hacerle caso a la siguiente novela con la que Dacre Stoker pretendía sacarle partido a su apellido, porque en esta ocasión está escrita por alguien con mucho talento.
Comercializada como la «precuela oficial» de la novela de Bram Stoker, Drácula, el origen no es más que una narración ficticia de la vida del autor en la que el propio novelista irlandés se convierte en protagonista de los acontecimientos y se enfrenta cara a cara con las criaturas que crearía más tarde en su novela más conocida. Pero más allá de la historia que narra, el artífice de la novela, J. D. Barker, se postula como un maestro del thriller que consigue darle un ritmo brutal al libro, que se lee como las mejores novelas pasapáginas de misterio. No es ni será un clásico de la literatura como la obra en la que se basa, pero es una lectura más que recomendada para los aficionados al mito o, simplemente, para aquellos que tengan a bien pasar un buen rato de lectura.

Sergio Mullor (a.k.a Elfo Solitario) – Twittero, bloggero y entrevistador en Caja de Letras
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers (Insólita Editorial, 2018)
Un maravilloso descubrimiento gracias a Insólita Editorial, con magnífica traducción de Alexander Paéz. Un relato que desborda sensibilidad, llena de luz, en donde la trama principal es sólo una excusa para desplegar ese conjunto de historias personales que son el verdadero corazón y razón de ser del libro.

Antisolar, de Emilio Bueso (Ediciones Gigamesh, 2018)
La segunda de la trilogía Los ojos bizcos del sol (¡gracias, Gigamesh, por haberos atrevido!) es lo más putamente loco que he leído nunca, y eso que Transcrepuscular había dejado el listón bien alto. Sigo enganchado a las aventuras y desventuras del Trapo y el Alguacil. Al mundo desplegado por Bueso. Y no tengo ni la más remota idea de dónde me está llevando, sólo disfruto con el viaje. ¡Pero necesito Subsolar ya!

Con permiso de mi querido Daniel, voy a hacer trampas porque es muy difícil quedarme sólo con tres lecturas. Necesito destacar también: El Guerrero a la sombra del Cerezo, de David B. Gil (Suma de letras); Reina en el mundo de las pesadillas, de Mar Goizueta (Vernacci) y Las tres muertes de Fermín Salvoechea, de Jesús Cañadas (Roca Editorial). Tres libros muy diferentes entre sí, de gran calidad y absorbentes.

Natalia - Administradora de La Caverna del lector
La Balada de Tom el Negro de Victor Lavalle (Runas)
Victor Lavalle nos ofrece un apogeo crítico-social donde vemos una realidad cruda acompañada de un pobre músico; un protagonista reservado, misterioso y que hará cara a orígenes cósmicos ocultos .Con una escritura sencilla y ágil, disfrutamos de una narrativa con toques de fantasía urbana, noir y horror ligados a la perfección y, lo más importante: una recreación de El Horror de Red Hook, cuento del ya conocido Lovecraft.

La Tierra Fragmentada, de N. K. Jemisin (Nova)
Esta trilogía compuesta por La Quinta Estación (Nova), El Portal de los Obeliscos (Nova) y El Cielo de Piedra (enero, 2019) me ha cautivado. Jemisin tiene un estilo muy original y único, y su narrativa es intensa, llena de dolor, sufrimiento e interesantes sucesos. Una trilogía que, tras -casi- tres entregas, ha conseguido conquistar la península española con gran firmeza gracias a su encanto narrativo. Puedo decir que fue la escritora que me hizo hacer las paces con la fantasía/ ciencia ficción este año; también formó parte de esto Emilio Bueso con su Transcrepuscular, una ciencia ficción biopunk y muy loca.

Reina Roja, de Juan Gómez-Jurado (Ediciones B)
En 2018 leí novela negra como nunca. Escritores como Blake Crouch (Matería Oscura, Nocturna), Ashley Dyer (Astillas en la Sangre, Alianza de Novelas) y Michael Connelly (Del Otro Lado, Los Dioses de la Culpa y Sesión Nocturna, Alianza de Novelas) fueron capaces de mantenerme pegada a sus páginas, prácticamente acabando sus libros en un máximo de dos lecturas. Pero fue Juan quien me dio la palmadita en la espalda, finalmente, para coronarse como el mejor escritor que leí del género este año. No voy a mencionar nada de esta novela, pero voy a destacar que: es el mejor thriller español, tiene a una de las mejores protagonistas y su narración te pondrá la piel de gallina

Pablo - Bloggero y podcaster de Al otro lado de la página
Las tumbas de Atuan, de Ursula K. Le Guin (Minotauro,)  
Cuando este año nos dejó Ursula, creo que todos sentimos la imperiosa necesidad de leer algo suyo; sentir de nuevo la cercanía de sus palabras, la calidez de su discurso y, en definitiva, engañarnos a través de su obra para alejar ese pensamiento inquietante de que ya no estaba con nosotros. En mi caso, el libro que me ayudo a pasar el mal trago fue Las tumbas de Atuan, el segundo de su saga de Terramar, y desde el primer párrafo supe que había elegido bien. Es un libro precioso. De principio a fin. Más pausado que Un mago de Terramar y creo que más ambiguo en sus reflexiones, más complejo. Cuando lo acabé, la sensación de perdida ya no estaba y en su lugar sólo quedaba un calorcito reconfortante en el pecho y la sensación de que, pase lo que pase, siempre puedo volver a encontrarme con Ursula.

Estación central, de Lavie Tidhar (Alethé, 2018) 
En esta lista tenía que haber algún libro de Lavie Tidhar, era inevitable. Es uno de mis escritores favoritos y este fix-up de relatos es uno de los libros con más sentido de la maravilla que he leído nunca. El autor israelí tiene una imaginación prodigiosa que combina, además, con una prosa excelente que es capaz de moldear a la perfección para adaptarla a lo que necesita cada historia. Si lo habéis leído y os ha gustado, que sepáis que hay más relatos sueltos en este universo para leer gratis online, como este que salió en Clarkesworld (http://clarkesworldmagazine.com/tidhar_07_18/).

Las estrellas son legión, de Kameron Hurley (Runas/Alianza) 
Uno de los primeros libros que leí este año. La verdad es que los otros dos de esta lista ya sabía que me iban a gustar mucho, porque tanto Le Guin como Tidhar son de mis escritores favoritos, pero esta novela fue un sorpresa muy agradable. Un libro de naves generacionales muy original y con una edición y una traducción de diez. Muy recomendable si os gusta la ciencia ficción con gran sentido de la maravilla.

lunes, 24 de diciembre de 2018

Top 3: El año lector a juicio (Parte I)

Es norma de la casa y del mundo bloggero establecer en estas fechas el top de lo mejor que hemos leído durante el año. No falla. Es el post que todos deseamos hacer, pero del cual nos acabamos tirando de los pelos. Elegir lo que más nos ha gustado, no es fácil. Son tantos factores, tantas perspectivas y tantas influencias. Cada uno tiene su camino lector, y cerrarse a la visión unilateral de cada uno es algo frívolo. Por eso este año me he propuesto algo diferente. Por primera vez cuento en Boy With Letters con una serie de colaboradores que han querido a bien dejarme su top 3 de lecturas este año. Por supuesto, el mío tampoco faltará. Yo les había pedido un párrafo a cada uno, pero esta serie de colaboradores se ha venido muy arriba y será este, por tanto, un top de los tops un tanto atípico, que he tenido a bien dividir en tres entregas para no saturar. Vamos con las 5 primeras colaboraciones, que tenemos para un rato.

Esteban Betancour – Bloggero de Visión Prospectiva
Semiosis, de Sue Burke (Tor Books, 2018)
Una genial indagación sobre el arduo, impreciso, doloroso camino que las sociedades deben recorrer para alcanzar la paz, relatado a través de una historia de primer contacto… Todo apunta a que pronto podrá leerse en castellano.

The Power, de Naomi Alderman (Roca Editorial, 2017)
Aunque en su primera edición el título se ha mantenido en inglés, la novela ya ha sido publicada en nuestro idioma. The Power emplea las herramientas del fantástico para subvertir nuestras referencias mentales a los temas de género (mostrándonos, de paso, lo aberrante de ciertas actitudes de las que apenas somos conscientes). Y por si fuera poco nos brinda un cáustico tratado sobre las dinámicas, las interacciones, el empleo y el abuso del poder.
Como diría Susana Vallejo: «The Power debería leerse en todos los colegios».

El jugador impasible y otros gritos camuflados de relato, de Víctor Guisado Muñoz (Ediciones El Transbordador, 2018)
Una antología de relatos y novelas cortas con un sutil hilo conductor. No es exactamente un «tema central», pero sí una exploración consciente de las distintas facetas de una misma temática: el relato como constructor de la realidad. Su poder, sus límites e incluso sus peligros. Además, la calidad de la prosa de Guisado Muñoz convierte su lectura en una experiencia estética. Una voz a tener muy en cuenta.

Sofia Barker – Traductora e interprete intrépida en el Celsius 2018
El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers (Insólita Editorial, 2018)
Porque cuando el mundo real es una mierda, lo que yo necesito es esperanza, y este libro está lleno de personajes a los que cogerles cariño, que se quieren y se apoyan entre ellos, y que pasan dificultades (porque sabemos que la vida es difícil, gracias, no nos pilla por sorpresa) pero para resolverlas los personajes sacan lo mejor de sí mismos y tras la lucha sus lazos quedan reforzados. Soy defensora a muerte de las historias optimistas y no compartiré nunca el argumento de que algo por ser positivo y tierno pierde valor. Si eres de las mías, y te gustan las telenovelas espaciales, este libro es para ti.

A las puertas de la nada, de Corinne Duyvis (La Estrella Azul, 2018)
Lo compré por impulso en el Celsius de este año, aunque me perdí la charla con la autora y ahora me da un poco de rabia, porque este libro es EX.CE.LEN.TE. Ya lo he dicho antes: leer otros puntos de vista nos hace más empáticos, y este libro es perfecto para hacerte mejor persona, y además de indoloro es altamente entretenido. Coloca a la protagonista en un apocalipsis con dilemas morales que todos podemos entender, pero además nos permite seguir cómo razona y toma decisiones una persona del espectro autista. Me encanta también que la mayor parte de las reacciones de los personajes del libro sean positivas ante el fin de la sociedad, y no tener que leer una vez más como todo el mundo pierde el control y se lanza al canibalismo en cuanto tienen la oportunidad. Y no se queda ahí, trata también temas como el racismo, la drogadicción, es inclusivo… Todo bien, señorita Duyvis. TODO BIEN.

Winter Tide, de Ruthanna Emrys (Tor.com, 2017)
¿Es Aphra Marsh una de mis protagonistas favoritas de la historia de la literatura? Rotundo sí. Porque la pobre tiene un trastorno postraumático brutal, es superviviente de los campos de concentración estadounidenses y es la única (junto con su hermano) de su familia que queda sobre la tierra, y con esa perspectiva de mierda la tía sigue adelante, y ama y ayuda y lucha. Emrys coge la cosmogonía de Lovecraft y la convierte en algo hermoso, digno de admirar, aunque te vuelvas loca en el intento, y además nos recuerda que porque seas la fea no significa que seas la monstrua. Además: criaturas marinas cuasiinmortales con diademas de oro esculpido siendo cariñosas y molando fuerte. Si eres editor y me lees, llámame, que esta está pendiente de traducir al español.

Cesar – Twittero y experto en Cosmere, Canción de Fuego y Hielo y Malaz
Binti, de Nnedi Okorafor (Crononauta, 2018)
Binti es mi primer acercamiento, que recuerde, a lo que viene llamándose “afrofuturismo” y debo decir que me ha conquistado totalmente. Reconozco mi total desconocimiento sobre culturas africanas pero la forma en la que Okorafor ha construido este mundo futurista de Binti, la forma en la que se entrelazan elementos de tecnología tan habituales en las historias de ciencia ficción con culturas pseudoafricanas me parece tan natural, tan orgánica que no me sentí ajeno a la historia pese a alejarse de los modelos habituales basados en culturas occidentales de ciencia ficción que son a los que estamos acostumbrados.
Una creación de mundo interesante, un estilo narrativo ágil y que no provoca que pierdas interés en la lectura, y una historia que no te suelta de principio a fin han hecho que la primera entrega Binti sea una de mis tres lecturas preferidas de este 2018. Por si fuera poco, y os ayuda a decidiros, Binti recibió los Premios Nebula y Hugo a la mejor novella en 2016. Aunque yo me lo he leído en inglés tenéis una estupenda edición en castellano sacada por Crononauta y traducida por Carla Bataller. Estoy deseando leerme las dos entregas siguientes.

All Systems Red, de Martha Wells (Tor.com, 2017)
Hablar de Martha Wells es hablar de una escritora que lleva años dándonos historias, aunque la gran mayoría (por no decir casi toda su producción) permanece sin traducir al castellano. A poco que estéis navegando de forma habitual por plataformas como Goodreads en algún momento habréis tropezado con la recomendación de algún libro de Wells y es que sus historias tienen bastante buena acogida por parte de los lectores.
Con esas premisas y contando con que All Systems Red ha recibido los premios a mejor novella  en los Premios Nébula, Locus y Hugo entre 2017 y 2018 el hype por adentrarme en una historia suya era tremendo. Por supuesto, elegí All Systems Red (ASR a partir de ahora) como primera incursión. ¿De qué va ASR? Pues trata sobre un robot (¿o mejor deberíamos decir cyborg?) de Seguridad que tras un incidente en el pasado que le valió el sobrenombre de “murderbot” ha acabado hackeándose a si mismo lo que le convierte en el único de su especie completamente independiente de las directrices y comandos que controlan el comportamiento de este tipo de robots pero que actúa como si siguiera estando bajo control.Y le gusta ver culebrones. Si, habéis leído bien. Le encantan.
Un personaje principal interesante, unos secundarios que cumplen bien su papel, el mensaje subyacente sobre dónde deberíamos poner los límites sobre lo que es y no es “una persona”, y una trama que sin ser una novedad cumple perfectamente hacen de ASR una novela corta más que digna de formar parte de tus futuras lecturas.
Podría contar más cosas, pero creo que es mejor dejarlas por descubrir. Además, estáis de suerte porque la editorial Alethé la publicará en 2019 con traducción también de Carla Bataller. Como nota final, decir que actualmente hay cuatro entregas de los Murdebot Diaries y está pendiente la salida de su quinta y creo que última.

Horizonte 6, de Caryanna Reuven (NEUH, 2016)
Bajo el pseudónimo de CaryannaReuven se “esconde” una escritora española que tampoco es “novata” en las lides literarias. Es autora de diversos relatos incluidos en antologías como Terroríficas o Alucinadas, la historia corta de Sueños Rotos y la novela corta Proyecto Alfa.
Horizonte 6 es una recopilación de varias historias cortas cuya trama tiene el mismo elemento de unión, una nave espacial llamada “la Dama Estelar”. Posee una estructura narrativa poco habitual y que dejo a vuestro descubrimiento, y aunque según avanzas la lectura de cada relato vas empezando a forjarte una idea de lo que ha pasado y tus sospechas empiezan a confirmarse cada historia te ha atrapado de tal modo que no puedes parar hasta leer la última línea de cada uno de ellas.
Y aunque tras finalizar te quedas con una sensación de desear saber más, una voz en tu interior te dice que cada historia y el conjunto que forman están bien tal y como son. Como bonus track deciros que cuando podáis leáis Sueños Rotos, su otra historia. Brutal y nunca mejor dicho.

Araceli - Bloggera de Detrás del conejo blanco
Silverville, de Victoria Alvaréz (Nocturna, 2018)
Con este libro Victoria rompió todos mis esquemas. Quienes me conozcan saben que es de mis autoras favoritas, sus libros son un acierto seguro, pero jamás había leído una historia suya con tanta intensidad y plot twist. No soy muy de western pero es que el mundo de Silverville te atrapa con todas sus traiciones y sus personajes que no son lo que parecen ser. Sin duda una lectura muy adictiva y maquiavélica. Es imposible que deje indiferente a nadie y la narración de Victoria es una delicia.

Compañías silenciosas, de Laura Purcell (Del nuevo extremo, 2018)
Ha sido mi gran descubrimiento del año y el mejor libro de colaboración que he recibido. Me conquistó al ser victoriana pero no tenía mucha expectativa porque normalmente los libros de terror no me suelen transmitir nada, pero con este libro he llegado a tener pesadillas. Pesadillas de muñecos de madera creepys que aparecen por toda mi casa. Es espeluznante y la estética que tiene lo único que consigue es incentivarlo. El final me dejó alucinando. Mis dieces.

El corazón de la banshee, de Raquel de la Morena (Libros de Seda, 2018)
Me atrapó desde la primera página. El estilo elegante e irónico de Jane Eyre, unos personajes fuertes mezclados con paisajes irlandeses y leyendas paranormales. Fue un flechazo. Era imposible no transportarte a la época de la regencia. Además, me gustó que la autora no centrase todo el peso en la carga romántica y compartiera un poco con las leyendas irlandesas a las que supo dar cabida. Gracias a ella me he animado a descubrir un nuevo género y su narración es un gusto <3.

Daniel Gonzalo – Twittero y sabio de la ciencia ficción clásica y actual
El fin de la muerte, de Liu Cixin (Nova, 2018)
Una genial explosión de idea, un tour de force imaginativo, los apelativos se quedan cortos. el final de la trilogía empezada con El problema de los tres cuerpos es uno de los libros con mayor sentido de la maravilla que he leído en más de 35 años leyendo ciencia ficción.Pura especulación salvaje en un viaje de miles de años cerrando perfectamente todo. Ciencia ficción hard con un cierto regusto a los clásicos pero totalmente actualizado a veces recuerda a Clarke, otras a Baxter, o a otros maestros pero sobre todo tiene voz propia. 

El largo viaje a un pequeño planeta iracundo, de Becky Chambers (Insólita, 2018)
Si mezclas en una coctelera la cantina de Mos Esley, grandes dosis optimismo con unas gotitas de amor te sale esta novela. Una trama no especialmente original ( hay cientos de novelas en los 80 con los mismos mimbres... una tripulación de parias que se tienen que encargar de algo por que no hay nadie más para ello ) nos lleva a conocer a unos fantásticos personajes que son el núcleo de la novela viendo como se convierten en una familia. La familia que eliges, no en la que naces y como las forma en la que se afrontan los problemas y las tragedias modifica la vida. Un canto de optimismo. a la tolerancia y a la multicuturalidad, al amor sin etiquetas. 

Estación Central, de Lavie Tidhar (Alethé, 2018)
En formato fix-up Tidhar nos ofrece un microcosmos de personajes con una gran profundidad que son los conductores de esta novela en la que el protagonismo realmente lo tiene la propia estación. Como cualquier estación de transporte hay gente de paso y gente que se queda, historias de las que solo se ven un pequeño atisbó, las tramas se entrelazan y se mezclan dándonos fogonazos de la vida sin rechazar en ningún momento a la especulación. El autor nos muestra sin necesidad de explicar al detalle y dejando gran parte a la imaginación del lector haciendo que cada interpretación sea válida.

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Anticipando 2019: 15 títulos imprescindibles

Apenas quedan un par de semanas para que acabe el año. Y con ello, llega el momento de hacer y ver recopilaciones de lo mejor y tops del año por todos lados (en este blog será algo un poco especial esta vez, ya vereís). Pero también, de echar un vistazo a lo que está por venir el próximo año. Es increíble el crecimiento de títulos jugosos que se publican y anticipan de cara a un año. Tanto o más que el Marvel Cinematic Universe. Nuestras carteras ya empiezan a echar humo antes de tiempo, e Ikea, a frotarse las manos por las estanterías que necesitaremos. Aquí tenéis una pequeña selección de los 15 títulos (que podrían haber sido muchos más) ya anunciados que más han llamado mi atención hasta el momento, y que estarán si o si en mi pila de lectura:
Rosalera (Runas) | Tade Thompson | 28 de febrero | Trad. de Raúl Campos
Una de las novelas que más esta llamando la atención en el panorama internacional es este Rosalera, del inglés Tade Thompson (que vendrá al Festival Celsius en 2019). Ambientado en Nigeria, se trata de un thriller de ciencia ficción en el que una raza alienígena aterriza en el país. Un hecho, que cambiara la humanidad para siempre. En este comienzo de trilogía conoceremos la ciudad de Rosalera, una comunidad formada alrededor de los bordes de una misteriosa bóveda alienígena que parece tener poderes curativos.

Panikas (Ediciones El Transbordador) | Pilar Pedraza | 23 de enero

El ojo de Ediciones El Transbordador siempre es especial, basta con echar un ojo a todo su catalogo. Si le sumas a Pilar Pedraza, la apuesta se multiplica al cuadrado. Con Panikas tendremos una novela corta en la que conocemos a Sofia, una mujer que viaja a la isla griega de Astipalea para participar en un seminario sobre la Antigüedad. Un encuentro inesperado en el lugar sagrado, tendrá consecuencias a su regreso, volviéndose presa del delirio en un laberinto de alucinaciones. La edición tiene portada y prólogo de Luis Pérez Ochando.

La primera y última nieve (Planeta) | Max Gladstone | 12 de febrero | Trad. de R. Alejandro Romero Álvarez
Uno de los autores de fantasía más esperados en castellano era Max Gladstone. Y parece que, por fin, tendremos la oportunidad de leer su famosa serie The Craft Sequence (que ya está completa en inglés). En La primera y última nieve nos sumergimos en un mundo de fantasía post-industrial donde la magia negra esta a la orden del día. También, el intercambio de partes del alma a cambio de bienes y servicios. Cuarenta años después de la guerra civil que desterró a los antiguos dioses, la ciudad de Dresediel Lex sigue marcada por aquel conflicto, donde la clase marginal sigue siendo víctima de la corrupción y las desigualdades. La segunda entrega ya esta anunciada de cara al verano.

Bestias durmientes (Dorna Editorial) | Laura Tejada | Enero 2019
Mi querida Laura Tejada vuelve a las andadas con una novela corta de terror psicológico. Cuando Lisa despierta en mitad del bosque, no recuerda cómo ha acabado allí ni por qué estaba enterrada bajo tierra. Alguien irrumpió en su casa la noche anterior, la que lo cambió todo y de la que Lisa no consigue acordarse. Tiene alucinaciones y vacíos de memoria con frecuencia, y siente que algo esta cambiando dentro de ella. El único que parece saber qué sucede es Stanley Robbs, el extraño vecino que vive al otro lado de la calle. Mientras Lisa lucha por descubrir la verdad, los días pasan cada vez más extraños y más deprisa. Ahora mismo esta en preventa hasta el 30 de diciembre.

Sistemas críticos (Alethé) | Martha Wells | 13 de febrero | Trad. de Carla Bataller Estruch
Si hay una novela corta de Tor.com que ha sonado bastante en los últimos años es All systems red. Premio Nébula, Locus, Alex y finalista de unos cuantos más, llegará a tierras españolas con la editorial Alethé y la traducción de Carla Bataller. La primera entrega de Los diarios de Matabot, nos cuenta como una IA programada para matar que ha sido reconvertida en robot de seguridad en una colonia científica de un planeta deshabitado. Sin embargo, Matabot tiene fobia social y no hace absolutamente nada, hasta que una amenaza asola la colonia y debe enfrentar sus miedos.

Tess del camino (Nocturna Ediciones) | Rachel Hartman | Primavera 2019 | Trad. de Marta Torres Llopis
La autora de la bilogía juvenil formada por Seraphina y Escamas (y que también estará presente el próximo Festival Celsius de 2019) vuelve esta primavera con una nueva bilogía, ambientada en el mismo universo, que comienza con Tess del camino, y de nuevo, con dragones. Una joven escapa de un reino poblado por humanos y dragones tras manchar deshonrosamente su reputación, embarcándose en un fascinante viaje por las Tierras del Sur donde descubrirá que no se puede huir de un sitio sin avanzar al mismo tiempo hacia otro lugar.

The Jennifer Morgue (Insólita Editorial) | Charles Stross | Febrero | Trad. de Antonio Rivas
A mediados del año pasado despegaba su vuelo la editorial Insólita, con el título El archivo de atracoidades, de Charles Stross. El éxito de la primera entrega de Los expedientes de la Lavandería nos lleva hacia este momento soñado y tan esperado, el anuncio de la segunda entrega en castellano. Volveremos a las andanzas del peculiar agente Bob, en una historia con monstruos de aguas profundas y asesinos letales. Vuelve la mezcla de horror lovecraftiano, frikismo informático en vena y un toque de espionaje estilo James Bond. Hay ganas.

El núcleo del sol (Roca Editorial) | Johanna Sinisalo | Primera mitad 2019 | Trad. de David Tejera
Hace unos días saltaba por Twitter la sorpresa de que sería Roca Editorial quien nos trajera este codiciado título, y también de que Johanna acudirá al Festival Celsius de 2019. Se trata de una novela de ciencia ficción distópica que, por desgracia, parece tener muchos paralelismos con nuestra sociedad actual. Conoceremos a Vanna, una eloi, es decir, una mujer sumisa, poco inteligente, preciosa y fértil, cuya única tarea es reproducirse. Sin embargo, Vanna se disfraza para parecer una obrera y es adicta a las drogas, consideradas terminantemente prohibidas. Junto a Jare, un viejo amigo traficante, intentarán averiguar que le pasó a Manna, la hermana eloi de Vanna.

Un dios de paredes hambrientas (Orciny Press) | Garrett Cook | Principios 2019 | Trad. de Hugo Camacho
Aunque ya había escuchado hablar antes de la novela, y un poco más durante el último Celsius de 2018, no deja de ser interesante mencionarla en esta entrada. Y es que la premisa de Un dios de paredes hambrientas lo es TODO. Ya veréis. Una historia bizarra (¡es de Orciny, que esperabas!) en la que nos cuenta una historia de mansiones encantadas desde la perspectiva de la propia mansión, o la entidad maligna que habita en su interior. Terror sobrenatural violento, con cierto aire perverso, al que me apunto de cabeza.

Spiderlight (Alethé) | Adrian Tchaikovsky | Abril 2019 | Trad. De Alexander Páez
Por fin llego Adrian Tchaikovsky a tierras españolas con Herederos del tiempo a finales de este año, y parece que ha abierto la veda. En abril nos llegará Spiderlight (#TeamLamparaña), una novela de espada y brujería en la que un peculiar grupo debe lidiar y derrotar al malvado Señor Oscuro. Hasta aquí, todo es lo que parece, pero según se desarrollan los hechos los personajes no serán lo que parecen, rompiendo todos los estereotipos. Una novela que juega con los tópicos y hace humor de ellos. Y además, sí, tiene arañas gigantes.

Quien teme a la muerte (Crononauta) | Nnedi Okorafor | Mitad 2019 | Trad. de Carla Bataller Estruch
Gracias a la editorial Crononauta, Nnedi Okorafor ya no es una desconocida en nuestras tierras. El afrofuturismo ha llegado para quedarse, y así lo demuestra la publicación de la novela Quien teme a la muerte, ganadora del World Fantasy Award en 2011 y finalista tanto de los Nébula como Locus. En una África post-apocalíptica, dos pueblos riegan la tierra con sangre. Tras años de esclavizar a la tribu Okeke, los Nuru han decido exterminarlos a todos. Una mujer Okeke superviviente da a luz a una bebé con la piel y el pelo del color de la arena, que es criada por un misterioso chamán hasta descubrir su destino mágico. El libro, que cuenta con la brutal portada de Joey Hi-Fi además será adaptado a serie de TV el año que viene.

Una canción de muy lejos (Blackie Books) | A. F. Harrold | Enero 2019 | Trad. de Gemma Rovira
Si hay un libro middle-grade que me toco la patata el año pasado fue Los Imaginarios, de A. F. Harrold. La editorial Blackie Books nos traerá a principios de año otro de sus éxitos, Una canción de muy lejos, con ilustraciones de Levi Pinfold. Conoceremos a Frank, la cual no sabe como sentirse cuando Nick lo rescata de unos matones, ya que Nick, no le gusta nadie al ser grandote, raro y oler mal. Sin embargo, en la casa de Nick hay una música extraña, ligera y buena, que hace a Frank feliz por primera vez. Pronto Frank se da cuenta de que ella no es la única que guarda secretos y necesita ayuda.

Una obsesión perversa (Puck) | V. E. Schwab | 11 de febrero
Si hay una autora de juvenil que no paro de escuchar por todos lados junto a Leigh Bardugo es V. E. Schawb. Y si hay un libro que tampoco paran de recomendar, es Vicious. Bajo el título Una obsesión perversa, la editorial Puck nos trae esta peculiar historia de superhéroes. Una historia trepidante donde el destino de la humanidad recae en Víctor y Eli, dos seres armados de inmenso poder, impulsados por el recuerdo de la traición y la pérdida, con una sed de venganza que los llevará hacer cualquier cosa para defender sus ideales. Un duelo de dos archienemigos que se nos va revelando poco a poco, con saltos entre el pasado y el presente que comparten nuestros protagonistas.

Como un relámpago (Insólita Editorial) | Ada Palmer | 1º trimestre 2019 | Trad. de Manuel de los reyes
Si alguno seguís a Elías Combarro en su maravilloso blog Sense of Wonder, o le habéis oído en Verhugos, estaréis hartos de escuchar sobre Ada Palmer. Y por fin, llegará la traducción de la primera entrega (de cuatro) de Terra Ignota, que promete ser hipnótica, extraña y de lo más inteligente, con un worldbuilding de esos que no se olvidan nunca. La novela se vertebra como un informe ficticio de los sucesos que en tan solo 7 días condujeron a los dramáticos cambios sociales en el año 2454, relatando una especie de utopía repleta de aspectos filosóficos y teorías sociales. Solo puedo decir, que estoy expectante.

Voz (Roca Editorial) | Christina Dalcher | Febrero 2019 | Trad. de Ana Herrera
Imagina un mundo en el que solo puedes pronunciar 100 palabras al día. Una palabra más y cientos de voltios de electricidad recorrerán tus venas. Pero solo si eres mujer. Bajo esta potente premisa parte Voz, de Christina Dalcher, una distopía donde la severa subyugación de las mujeres por el patriarcado enojado se presenta de la forma más monstruosa, como ya hemos visto en El cuento de la criada. Por suerte, una versión sin corregir ya reposa en mis estantes y pronto le hincaré el diente.

Y vosotros, ¿de qué títulos tenéis más ganas?

viernes, 14 de diciembre de 2018

Graphics #28

Se va terminando el año, y con el, viene el último repaso a mis últimas lecturas comiqueras del año. En este 2018 me he puesto bastante las pilas en este aspecto, y estoy muy contento de haber retomado la senda de disfrutar tanto el mundo de las viñetas. Con todos vosotros, hoy comento un par de mangas que me tienen atrapado y otro par de cómics americanos que se han ganado un hueco en mis lecturas. Let´s go!

Beastars #3
Paru Itagaki (Trad. de Marc Bernabé)
Milky Way Ediciones
Tankōbon | 192 páginas | 8,50€
5 / 5



Si tenía claro que Beastars estaba convirtiéndose desde el principio en uno de mis mangas favoritos, el tercer tomo ha venido a confirmarlo por completo. No me extraña para nada que Paru Itagaki acumule premios tan importantes como el Taisho y Tezuka con este título. Tras la aparatosa función de bienvenida, los alumnos de la Escuela Cherryton se preparan para el gran evento del verano, el festival del Meteorito. Legoshi y varios compañeros salen a la ciudad. Durante todo el volumen conocemos los lúgubres recovecos de la ciudad donde descubren la verdad tras la aparente amable vida adulta, donde van a parar por accidente al mercado negro.


Esta tercera entrega es cruda, directa y con escenas que hacen desorbitar los ojos. Quien piense que Beastars es solo un drama escolar con algún toque policíaco, flipará en colores con esta entrega. Itagaki da una visión oscura y terrible del mundo adulto, ahondando más en esa relación carnívoro / herbívoro que tanto le gusta explorar. A su vez, la mangaka sigue desarrollando a su querido Legoshi y sus instintos, a la vez que introduce dos fantásticos personajes en el mundo de Cherrytown: la gallina Legom (con el capítulo más divertido) y al Panda (que da bastante miedo, como veis en la imagen superior). El dibujo sigue mejorando con cada entrega, siendo peculiar y propio por sí solo, pero con unos fondos cada vez más trabajados. Solo digo que quiero más.

Black Hammer #1: Orígenes secretos
J.Lemire | D.Ormston | D.Stewart (Trad. de Santiago García)
Astiberri
Tapa dura | 184 páginas | 19€
4,25 / 5



El lector de cómics de superhéroes vive un momento de saturación total. Sinceramente, si por algo me he alejado del mundo Marvel / DC, es por que tengo la impresión de que todas las historias que intentan terminan en lo mismo. Son una especie de cimientos que nunca cambian, y pocas veces salen de su zona de confort. Pero hay veces, que lo que parece una historia de superhéroes tradicional no lo es. Que se sale de la norma. Hace años fue el conocido Watchmen de Alan Moore. Ahora, Jeff Lemire guioniza este Black Hammer, serie premiada con dos Eisner en 2017. Aquí dejamos de lado las gestas superheroicas para sumergirnos en una atmósfera crepuscular y decadente del Medio Oeste, donde unos superhéroes atrapados, deben aprender a convivir en una familia y sociedad que no los acepta.


Seis superhéroes llevan una década atrapados en una misteriosa granja de la que no pueden salir. Tras salvar a Spiral City de la destrucción, han desaparecido para el ciudadano de a pie y se han convertido en meras leyendas olvidadas. Lemire es muy habilidoso a los mandos del guion, y plantea cada número desde el punto de vista de uno de estos superhéroes. Así, a la vez que conocemos un poco de su origen, da una pincelada a la trama principal y desarrolla las relaciones entre todos sus personajes. Un proceso de deconstrucción de los héroes amparado en la melancolía, la grandeza y amargura del pasado, con impresionantes flashbacks que evocan el cómic de los años 40 y 50. Y no solo eso, si no que estos seis supers traen a la memoria otros que conocemos de sobra: Capitán América, Detective Marciano, Shazam,… Los guiños y referencias de Lemire son infinitos.


El dibujo de la serie corre cargo de los lápices de Dean Ormston, un ilustrador alejado del mundo superheroico que le da un toque diferente. Las figuras son estilizadas, los rostros poco detallados y las composiciones de pagina que juegan con entre las tradicionales. Redondea la jugada el brillante color de Dave Stewart con una gran paleta de colores y la rotulación del premiado Todd Klein (Sandman). Una primera entrega que me ha fascinado, pese a faltar cierto toque de emoción, pero que hace una exploración tan profunda por sus personajes que simplemente embelesa. Además, la edición de Astiberri -como siempre- es una delicia que completa el tomo con bocetos originales, un epilogo del propio Lemire contando la historia de su origen, y algunas fichas de personajes.

Radiant #4
Tony Valente (Trad. de Fidel del Tovar)
LetraBlanka
Tankōbon | 184 páginas | 8€
4 / 5



El cuarto tomo de Radiant supone un antes y después en la serie. Esta entrega cierra el arco argumental de Rumble Town con cambios, sorpresas, misterios y por supuesto, peleas de alto nivel. El combate ha llegado a su fase final, y mientras la flautista Hameline se enfrenta al misterioso Grimm y Melie, Seth conoce a un individuo poderoso que viste como un inquisidor, pero que le hace plantearse cual es la diferencia entre aliados y enemigos, entre magos y humanos, cual es el bando que pretende elegir. Para rematar la fiesta, los poderosos taumaturgos comandados por Torque han llegado a la isla. Tony Valente cierra un arco de desarrollo valiente, repleto de trasfondo social y donde la dificultad de tomar partido por un bando es moralmente compleja.


Es asombroso como Seth consigue sorprender. El protagonista, que desde el primer tomo parecía el típico niño graciosete con poderes, va sumando capas y capas, y quitando la imagen preconcebida que teníamos de él. Es diferente, reflexiona, cambia y reconoce sus propios errores. Duda, confronta verbalmente y decide tomar un bando pese a reconocer las pegas de su decisión. No es novedad, lo he dicho en cada tomo, pero el dibujo de Tony Valente me fascina. Y en este tomo, en especial, las expresiones faciales suponen un plus de emoción y comprensión, repletas de matices y gestos. Puede que le falta cierta fluidez al conjunto del tomo, pero sigue siendo un shônen, para mi gusto, de lo más disfrutable.

Cazafantasmas #3: América encantada
Burnkham | Schoening | Delgado (Trad. de Cristian Timoneda)
Fandogamia Editorial
Tpb | 128 páginas | 12€
3,75 / 5



Todos sabemos que lo sobrenatural no asola solo la gran ciudad de Nueva York. En esta nueva entrega de Cazafantasmas lo descubriremos. Nuestro intrépido grupo de héroes viaje fuera de la Gran Manzana hasta ciudades y lugares emblemáticos para enfrentarse a nuevos peligros: Detroit y un ejercito espectral, Nueva Orleans y una antigua reina vudú, Roswell y su famosa base aérea y Seattle, donde un musico maldecido esta terminando con la ciudad. Burnham no sume en un ligero viaje episódico, donde nos encontramos con personajes históricos como el General Anthony Wayne, la famosa reina vudú Marie Laveau y la mítica base Roswell.


El tercer volumen de Cazafantasmas se vertebra como una serie de historias cortas y cierto cariz independiente, repletas de guiños, como cierta pareja de agentes especiales del FBI que rondan la base Roswell. Un tomo que mantiene el tono realista y gamberro de la serie, con todos esos diálogos envenenados y teorías de base científica. Un tomo atestado de referencias a la cultura de lo sobrenatural en América, donde a veces las resoluciones de los casos son un poco simples, pero ello no evita el puro disfrute. Burnkham sigue calcando a los personajes, su esencia sigue presente en cada línea, y es inevitable poner la voz de los actores en la cabeza. Lo cual, es un gran mérito.


Redondea la jugada, una vez más, el dibujo de Schoening de estilo más cartoon y los colores de Luis Antonio Delgado. El estilo de serie de animación, con mucho color y definición, son el complemento perfecto para la serie. Lo que menos me ha gustado del tomo, ha sido el complemento extra. Se trata de una quinta historia, creada y dibujada por Tristan Jones, titulada ¿Quién mato a Laura Parr? Aquí tenemos una pequeña aventura de Venkman que rompe totalmente, tanto en tono como aspecto visual el cómic. Es interesante la reinterpretación de un par de leyendas urbanas, pero se aleja tanto de la saga, que parece sacada de contexto. Una pequeña pena.

¿Cuáles son vuestras últimas lecturas comiqueras del año?