lunes, 17 de junio de 2019

La Condesa Sangrienta, de Alejandra Pizarnik

La Condesa Sangrienta
Alejandra Pizarnik
Libros del Zorro Rojo
Tapa dura | 57 páginas | 18,90€



Cuenta la leyenda que la aristócrata húngara Erzsebét Bathory asesinó a más de seiscientas cincuenta jóvenes mujeres a finales del siglo XVII en su castillo de los Cárpatos. Inspirada por la leyenda y el relato escrito en 1962 por Valentine Penrose (Erzsébet Báthory la Comtesse sanglante) donde ahonda en la figura de la apodada Condesa Sangrienta, la argentina Alejandra Pizarnik elabora un retrato perturbador de su figura apoyada en pequeñas estampas. Una pequeña pieza que explora de forma poética los recovecos oscuros que perturban la mente de Bathory acompañada por las demenciales maravillas ilustradas de Santiago Caruso.


A través de 12 episodios Pizarnik relata los motivos que pudieron llevar a Erzsébet Báthory para ganarse tal leyenda. Su obsesión por la belleza y eterna juventud dicen que llevaron a la infame Condesa a ejecutar diferentes torturas que Alejandra describe con suma facilidad. Sarcófagos de afilados pinchos, jaulas de clavos o despellejamientos se suman a un gran arsenal de tortura que parece no tener fin. Cada capítulo conforma una pequeña crónica sádica de la sobrecogedora leyenda que circula en torno a Erzébet Báthory.


Amantes del horror verán sus delicias hechas realidad gracias a un Santiago Caruso que nunca falla. El ilustrador argentino complementa y da fuerza a un texto que se quedaría en un escueto resumen de la conocida leyenda. Cada ilustración hace al lector detenerse al menos un minuto, explorar detalles y dar contexto a la inquietante historia. Santiago hace posible vislumbrar las torturas, explorar la soledad del castillo de Erzsebét Bathory así como transitar por la mente de la propia Condesa Sangrienta. Una mezcla perfecta reunida en otra fascinante edición de Libros del Zorro Rojo.

«Ella es una prueba más de que la libertad absoluta de la criatura humana es horrible»

jueves, 6 de junio de 2019

Bestias durmientes, de Laura Tejada

Bestias durmientes
Laura Tejada
Ediciones Dorna
Tapa blanda | 95 páginas | 3€/10€



¿Cómo te sentirías tras despertar en mitad del bosque enterrada bajo tierra? Aterrada, verdad. Cuanto menos, confusa. Así despierta una noche Lisa Hyde, la protagonista de Bestias durmientes. Alguien irrumpió anoche en su casa, pero Lisa no consigue acordarse de nada. Ni que paso ni como llego a estar enterrada en el bosque. Pero ella siente que algo ha cambiado dentro de ella. Lisa empieza a experimentar alucinaciones y vacíos temporales de memoria ¿estrés postraumático? ¿se está volviendo loca? No es capaz de asegurar nada con certeza, solo que su nuevo vecino no le da buena espina. Mientras Lisa lucha día tras día por descubrir la verdad, su vida se vuelve cada vez más extraña.

Laura Tejada teje un ambiente repleto de incertidumbre, paranoia y desconfianza. La tensión y extrañeza es palpable en cada escena. ¿Qué le está ocurriendo a Lisa? ¿Qué sucedió esa noche? Las preguntas se tornan más y más inquietantes durante el desarrollo de la historia. Las escenas juegan con el filo de la realidad como constante para hacernos cuestionarnos la fiabilidad de Lisa como narradora. Laura fabrica sus escenas con mucho mimo: personajes que generan duda e interés, ambientes siniestros, y descripciones que llegan a hacerte temblar durante algún pasaje. Bestias durmientes es un libro de sensaciones. Una novela corta desagradable por momentos, tensa en toda su extensión, e inquietante en cada giro de hoja.

"No solo era su mundo lo que estaba cambiando, sino también su interior, algo no iba bien ahí dentro. Era como si su cuerpo fuera un puzle obligado a encajar sin una de sus piezas, así que tenía que presionar, recortar y pegar las que quedaban hasta que la imagen fuera como la de antes, pero eso no pasaría, ese puzle no volvería a estar completo jamás."

Como la nueva ola del cine de terror actual, Laura no juega con sustos o grandes momentos de asco. Su terror se acerca más a películas como Hereditary, The Witch o El resplandor que a cualquier entrega de Paranormal activity o Halloween. La andaluza nos plantea un tablero de sensaciones y su terror deriva en una vertiente más psicológica. Una excusa perfecta para explorar los miedos y realidades personales. Un miedo que viene de lo más profundo de la mente y de las emociones de cada uno. La angustia de Lisa se siente cercana y real. Sus miedos son nuestros miedos. Su paranoia e irrealidad es nítida ante nuestros ojos. El viaje personal de Lisa hace crecer a la novela corta un puntito más.

Bestias durmientes está concebida para leerse del tirón. Y si no lo está, te obliga a ello. Su corta extensión y la forma en que está escrita hace al lector decirse: necesito una página más y necesito descubrir que diantres está ocurriendo. Entre los guiños a personajes o películas de género y la atmósfera enrarecida, crean un cóctel molotov imposible de soltar. Sentí a Jack Torrance susurrando a la oreja Lisa Hyde, la opresión de una habitación digna del Bates Motel, así como la tensión palpable en las conversaciones y cenas de la serie Hannibal. Lo que no me esperaba, era el giro fantástico (o si lo esperaba, pero no con ese propósito). Una historia autocontenida, que no necesita ni un ápice más y que hará las delicias de cualquier lector de género.

Llevo leyendo a Laura Tejada desde que empezó a publicar. He podido ver su evolución. De Los mundos de Täryenn a Bestias durmientes, la andaluza parece haber encontrado su rumbo. Su estilo, su tono e historias con las que se siente más cómoda. Es una delicia devorar una novela corta de una sentada con tal ansia que no te apetece soltarla. Es de agradecer que una lectura te provoque sensaciones e inquietud. Bravo Laura. Bravo Ediciones Dorna. Queremos más.

Otras reseñas de interés:

lunes, 3 de junio de 2019

Graphics #32

Bahía Acuicornio
Katie O ’neill
Ediciones La Cúpula
Tapa dura | 104 páginas | 17,50€
3,5 / 5



A veces necesitamos lugares felices para escapar de la cruda realidad. Esas lecturas, series o películas que nos evadan del mundo y nos hagan creer que sigue existiendo la semilla de la humanidad en las personas. Podría citar unos cuantos ejemplos, como The Good Place o Brooklyn Nine-Nine, los cómics de Leñadoras o películas como Pequeña Miss Sunshine. Ese entretenimiento que nos deja el corazoncito calentito. Otro ejemplo podría ser Bahía Acuicornio, lo nuevo de Katie O’ Neill en Ediciones La Cúpula. La autora nos traslada al pueblo costero natal de la joven Lana, donde viaja para ayudar a limpiar los estragos causados por la última gran tormenta.


Limpiando en la playa, Lana descubrirá una colonia de acuicornios, pequeñas criaturas mágicas que viven en el arrecife de coral. Su tía Mae, que parece saber más sobre ellos de lo que quiere reconocer, se encarga de cuidar de un pequeño malherido. La amenaza de una nueva tormenta pondrá en duda las decisiones del pasado de la tía Mae. Bahía Acuicornio es una pequeña llamada en defensa del mar y los arrecifes de coral a través de una tierna historia, con su pequeña dosis de fantasía marina. Por el medio de la joven Lana, toca temas como afrontar la perdida de un ser querido y superarla, pero, sobre todo, pone énfasis en la conservación y protección medioambiental. En las acciones que como ser humano podemos realizar, en los hábitos que debemos revertir si queremos conservar nuestro planeta vivo y equilibrado.


Nada más abrir la primera página te envuelve un mundo cálido y bonito. Katie realiza ilustraciones bonitas, llamativas y repletas de paz. Su estilo es infantil, con predominancia por tonos anaranjados, aunque juega con los colores fríos como azules y verdes en varias ocasiones. Si algo me fascina de Bahía Acuicornio, es la facilidad para introducirnos en su mundo magia marino, sin grandes explicaciones. Como un cuento fabulesco, los seres que habitan corales y las profundidades marinas cobran vida para hacernos replantearnos nuestro futuro ¿tanto cuesta intentar conservar todo lo que tenemos?

To your eternity #7
Yoshitoki Oima (Trad. de Jesús Espí)
Milky Way Ediciones
Tankobôn | 192 páginas | 8€
4 / 5



Abrimos un nuevo arco en la historia de Inmo. La sexta entrega de To Your Eternity abre el telón 40 años después, con un Inmo que ha decidido vivir en una isla solitaria para no atraer más Golpeadores. Asistimos al calmado día a día de este ser inmortal. Todo cambia cuando un culto creciente que lo idolatra aparece en la isla y el Creador informa a Inmo de la actividad de los Golpeadores fuera de la isla. Inmo decide salir de su aislamiento para ayudar a las villas cercanas que se han visto en peligro. Oima aprovecha el paso del tiempo para darnos información sobre las regiones que conocemos, traer de vuelta algunos personajes del pasado y contarnos sobre sus descendientes.


Es un volumen de pura transición hacia un nuevo arco. El ritmo del tomo es tranquilo, con algún momento de reflexión sobre el duelo y cierta resonancia emocional del pasado, pero sin grandes momentos. Es un volumen extraño y muy disfrutable, donde vivimos un avance a cámara rápida en la evolución de Inmo y su conocimiento del mundo, pero al final sin sustancia. Sin embargo, el último tercio del tomo, cambia por completo con la llegada del prólogo para el nuevo arco. Nos vamos de los bosques y pueblos para habitar la gran ciudad, con un personaje de lo mas variopinto y exagerado. Un príncipe muy peculiar, con un lado grandilocuente que contrasta un poco con lo que hemos visto hasta ahora en To your eternity. ¿A qué se tendrá que enfrentar ahora el misterioso Inmo?


Maldita casa encantada
Artur Laperla
Sapristi
Tapa blanda con solapa | 152 páginas | 17,90€
3 / 5



Todo tenemos claro desde hace un par de años que el revival ochentero ha venido para quedarse. Ya no solo por Stranger Things y toda la ola de nostalgia que trajo consigo. Desde remakes de películas de la época hasta tendencias de moda. Todo va y vuelve, como si de un ciclo temporal se tratará. Y apelando de pleno sobre ese espíritu, nos reencontramos con el popular concepto de Elige tu propia aventura. Maldita casa encantada es todo un artefacto del mismo estilo, pero en su versión gráfica. En él que debes crear tu propia aventura de terror por dentro de una abandonada Mansión Borgeus repleta de seres demoníacos, muertos vivientes, infames criaturas del inframundo come almas y como no, la pandilla de chulos de barrio.


El cómic parte de una premisa muy típica: Angelica pase a su perro Peluche por su nuevo barrio. En un momento se despista, y Peluche se interna en una desvencijada mansión con bastante mala pinta. Angelica deberá entrar en la mansión y tomar las decisiones adecuadas para salvar a su querida mascota. Cada lector tendrá hasta 13 finales diferentes para disfrutar de un montón de tópicos del terror ochentero en cada recorrido. Una experiencia divertida, ligera y amena que recrea muchas situaciones conocidas del género (crujidos, baños de sangre, espíritus parlanchines…), da un vistazo paródico de algunas de ellas, y tiene algún momento de sacar la sonrisilla por sus guiños. Artur Laperla adelanta que dos nuevas entregas que formaran parte de una trilogía ¿Se intercambiaran historias entre libros? ¿Explorara algún mundo de ciencia ficción o fantasía? Puede ser interesante la mezcla y una forma de innovar el formato.

Cruzando el bosque
Emily Carroll (Trad. de Inga Pellisa)
Sapristi
Tapa blanda | 208 páginas | 21,90
3,5 / 5



Los cuentos son un arma vital en la vida de cualquier lector. La mayoría de nosotros nos iniciamos con ellos en nuestros primeros años como lectores. La Cenicienta, Hansel y Gretel, Rapunzel… y un largo etcétera pueblan el saber popular. Muchos de ellos ablandados por la factoría del ratón en la actualidad, hemos de recordar que su origen suele ser particularmente tétrico en la tradición popular. Este es el espíritu que recoge Emily Carroll en Cruzando el bosque, un compilado de cinco historias de lo más sencillas que retoman dicha tradición popular. Carroll lleva al lector por el sendero de la intriga para desembocar en lo macabro e inesperado.


Cinco historias exponiendo lo terrorífico dentro de lo cotidiano junto con un arte que hace distintivo a la experiencia lectora. Un dibujo un tanto feísta, repleto de detalles y colores potentes. Rojos y negros se entrecruzan para crear un ambiente tétrico y un tanto perturbador. Carroll juega con la ambigüedad, los finales abiertos, los giros de guion bruscos y las sensaciones desasosegantes para rematar pequeñas historias compuestas. La experiencia cala más en el lector gracias a sus lapidarias frases cortas. Puede que las historias estén algo trilladas o que la resolución de alguna trama no sea tan potente como cabria esperar, pero la virtud de Carroll está en saber combinar narración e ilustración para evocar esa sensación de horror clásico en el lector. Solo por eso, ya merece la pena su lectura.

Beastars #6
Paru Itagaki (Trad. de Marc Bernabé)
Milky Way Ediciones
Tankôbon | 192 páginas | 8€
3,75 / 5



Tras el intenso volumen anterior, la sexta entrega de Beastars parece tomarse una pausa para dedicarse a otros menesteres. Después de la cruenta batalla del tomo anterior y el rescate de Hal por parte de Legoshi de las mafiosas garras del clan Shishigumi, Legoshi debe afrontar las consecuencias de haber dormido juntos en un hotel tras perder el último tren y confesar a Hal los sucesos del pasado. Un volumen que vuelve a la senda introspectiva de los primeros tomos de la serie de Paru Itagaki, con un Legoshi que no deja de dudar acerca de sus instintos y sentimientos, de su forma de actuar respecto a su relación con la conejita.


La sexta entrega también sirve para explorar un poco la intrahistoria del universo de Beastars, así como algunas historias de fondo para personajes secundarios como Jack, o algunos que se han vuelto casi principales como Juno. El punto interesante del tomo, y el que da el toque sorpresa de nuevo, vuelve a ser Rouis. No quiero desvelar nada de donde lo han situado las consecuencias de la batalla anterior, pero el punto de vista del ciervo promete seguir dando brochazos de la crudeza que puebla el universo de Beastars. Y cada vez, con una mayor capa de realidad. Solo por eso y el cliffhanger final, ya me muero de ganas por leer el séptimo tomo.


Harmony: Primer ciclo
Mathieu Reynès
Dibbuks
Cartoné | 192 páginas | 28€
3,75 / 5



Las historias de seres con superpoderes están de moda a día de hoy. Baste ver el éxito del Universo Cinematográfico de Marvel. Y es que los superhéroes han conseguido ir un pasito más allá y calar entre cualquier tipo de público. Ya no son lecturas para un pequeño nicho, ni el refugio de unos simples ‘frikis’. Mathieu Reynès configura un primer ciclo de su obra como un prólogo a una historia mayor. Es una digna carta de presentación. Conocemos a la joven Harmony, y de primeras, sabemos tanto como ella. Nada. Se acaba de despertar en un sótano desconocido sin recordar absolutamente nada. Ni como ha llegado allí, ni sobre sí misma. Con el paso de los días, Harmony arrimará posturas con el inquilino que la ha estado cuidando. Todo cambia cuando se encuentra mejor y comienza a descubrir que puede mover cosas sin tocarlas, así como escuchar voces en su cabeza.


¿Quién es Harmony? ¿Y Nita, su cuidador? ¿por qué escucha esas voces en su cabeza? ¿de dónde vienen sus poderes? A lo largo de tres álbumes (Memento, Índigo y Ago) iremos descubriendo de forma no lineal y a la vez que la protagonista, quien es realmente Harmony, por que tiene esos poderes y como ha llegado hasta el sótano de Nita. Los elementos y personajes van ensamblando el rompecabezas de Reynès con coherencia y facilidad en una trepidante aventura con vívidas escenas de acción. Harmony es un cómic que sigue los patrones de historias como Chronicle o Heroes, pero que deja suficientes incógnitas por el camino como para entretener con su lectura. ¿Qué significan esas viñetas situadas hace 4000 años? Se nota claro que el dibujante y guionista plantea su historia a largo plazo con un camino ya muy marcado, y nos quiere dejar con la miel en los labios.


Harmony no es un manjar de la originalidad, ni tampoco lo necesita. Tiene un cóctel de elementos de otras obras que conocemos de sobra, pero tiene cierta identidad propia. El dibujo de Harmony es diferente, con un aire juvenil y trabajada de forma detallista en los fondos. Cada escenario esta pormenorizado hasta el extremo, tanto que se podría usar como fondo en una película animada. También los peculiares diseños de cada protagonista, que resultan extraños al principio por sus formas, pero que van encajando con el paso de las páginas. Así como la técnica narrativa, con gran ritmo y siempre rezumando esa sustancia de misterio. Redondea el paquete la espectacular edición de Dibbuks, con contenido extra: un portfolio completamente comentado por el autor, algunos bocetos y la evolución de Harmony con el paso de los borradores. La nota amarga, que tendremos que esperar bastante por el segundo ciclo, ya que el cuarto álbum de la serie apenas acaba de salir el pasado mes de septiembre en Francia.

Y vosotros, ¿habeís tenido alguna lectura comiquera interesante?

jueves, 23 de mayo de 2019

Spiderlight, de Adrian Tchaikovsky

Spiderlight
Adrian Tchaikovsky (Trad. de Alexander Páez)
Alethé
Tapa blanda | 328 páginas | 20,90€




La lucha del Bien contra el Mal es el tropo de la fantasía épica más conocido. Dos posturas opuestas claramente enfrentadas que nunca llegarán a entenderse y de cuya lucha depende el destino del mundo. La publicación en 1954 de esa obra tan conocida como El señor de los anillos de J. R. R. Tolkien marco la senda del genero fantástico durante años. Miles y miles de obra han tratado y tratan a día de hoy de replicar las señas de identidad establecidas por esta obra cumbre de la fantasía. Sin embargo, la tendencia actual es justo la contraria: eliminar estas barreras definitorias para buscar algo más. Escritores como la gran Ursula K. Le Guin con su universo de Terramar en los 70´s, George R. R. Martin y Joe Abercrombie con su mirada hacia una escala de grises más humana, o Brandon Sanderson con sus trabajados e intrincados mundos de fantasía.

Spiderlight, de Adrian Tchaikovsky, es una revisión de este tropo establecido de la fantasía para parodiarlo y homenajearlo a la vez. Un grupo de héroes liderados por la poderosa sacerdotisa de Armes está destinado a cumplir la profecía: derrotar al poderoso Señor Oscuro Darvezian. Para ello, solo deben conseguir el diente de la gran madre Araña y seguir el sendero de la araña hasta la guarida del mal. Sin embargo, no todo resulta tan sencillo cuando un inesperado miembro se suma a la cuadrilla, rompiendo el equilibrio del equipo. Superar su incorporación será mucho más complicado para cada uno de ellos que lograr pasar con éxito cada una de las pruebas que les espera hasta el Señor Oscuro.

Fragmento de la portada original

El prolífico autor británico nos lleva por una travesía conocida, pero desde una nueva perspectiva. Las ideas y tropos preconcebidos son coloreados con humor y se van destrozando sin pudor poco a poco. A espadazo limpio, como quien dice. Tchaikovsky explora los lugares comunes de la alta fantasía, las fórmulas usadas una y otra vez por cientos de autores, para jugar con las expectativas del lector de género. Con múltiples referencias y guiños a los mismos, pero sin dirigirse a nadie en concreto, cada arquetipo es examinado y deconstruido para tratar de sorprendernos. Un divertido juego con múltiples puntos de vista que tira por los suelos las típicas historias del Bien contra el Mal, aunque de primeras no lo parezca.

El sacerdote, el paladín, el mago, el ladrón, la guerrera y el Señor Oscuro ¡Hasta tenemos una profecía! Todos los elementos están en el tablero de juego de Tchaikovsky. La introspección en cada personaje a la que acudimos con el pasar de las páginas hace más real que nunca la frase hecha de las apariencias engañan. El estereotipo de cada personaje va cayendo cual ficha de dominó. La dualidad entre el Bien y el Mal se tiñe de color gris. Pero no es un gris penumbroso y nada halagüeño. Aquí no hay tanta sangre y vísceras, miseria o guerra por doquier. Spiderlight juega con el drama ligero, la acción y la pura parodia para divertir al lector de fantasía, más que otra cosa. Esta es la clave de la novela: Spiderlight es un homenaje al propio género. Es un ejercicio metarreferencial de un escritor que demuestra conocer a la perfección todos los entresijos de la alta fantasía y amarla por cada poro de su piel.

Fragmento de la portada original

Con un tono ligero y de ritmo episódico, ya que originalmente la novela se publicó por entregas en una revista, Spiderlight es una aventura de pura espada y brujería con sabor rolero que se cuestiona sobre lo que significa ser humano, así como el código ético sobre el que regimos nuestras decisiones. Con bastante humor y acción, Tchaikovsky es capaz de sorprender al lector en ciertos momentos, sobre todo en sus inesperados compases finales. Es una lectura sencilla, perfecta para volver a esos lugares comunes que tanto conocemos, y disfrutar de todos y cada uno de sus guiños. Y bueno, tiene arañas, lo cual siempre se gana un hueco en mi corazoncito. Pero no puedo contar mucho sobre ellas ni de su papel en la novela… ya que es mejor entrar a la historia sin saberlo.

Spiderlight ha resultado mi contacto con el aclamado Adrian Tchaikovsky. Una novela ligera, sin más pretensiones que entretener y homenajear el género fantástico. El británico subvierte las expectativas, algunas veces con más acierto que otro, en una novela corta que se lee en un suspiro. Es una pena que la edición española tenga un buen puñado de erratas que sacan de la lectura, sobre todo, por lo complicado que ha debido resultar algunos pasajes de la traducción dada la ambigüedad de uno de los personajes. Nada que una 2ª edición no pueda arreglar.

Otras reseñas de interés

miércoles, 15 de mayo de 2019

Pon ficción corta en tu pila #14

Siete cartas
Ferrán Varela
El Transbordador
Digital | 18 páginas | 2€
4 / 5



Desde su relato en Dark Fantasies, reconozco que sigo la pista de Ferrán Varela. Nos impresiono a todos con La danza del Gohut, otra publicación de Ediciones El Transbordador del año pasado y que se coló entre las mejores lecturas del año para muchos (yo incluido). Y ahora, este mes de febrero, la editorial ha colgado para los mecenas de su Patreon un relato exclusivo del autor. Siete cartas nos cuenta una historia de venganza pura y dura. Sain es un hombre que ha perdido el sentido de la vida. No es capaz de seguir adelante. Por ello acude al herborista de Damuh, para que le haga una tirada de cartas y los dioses le revelen el camino que debe tomar. Poco a poco a través del juego de cartas vamos destapando el pastel, descubriendo ese toque vengativo y crudo de fantasía oscura que esperas y celebras con gusto cuando cumple lo que va prometiendo. Queremos más de Ferran.

Nómada
Tomás Rivera
Impresiones Privadas
Digital | 47 páginas | 1,99€
3,5 / 5



¿Qué mueve a las grandes masas de población? ¿Cómo se crea un movimiento social? La fe en los mitos y creencias es la clave. Ya sabéis, la fe mueve montañas. Nómada nos presenta un juego de dos líneas temporales: la simulación de un pueblo nómada apegado a sus costumbres tribales y otra futurista, donde la UE lleva a cabo un plan de expansión a Marte bastante infructuoso. Aquí encontramos a un joven científico anclado en las costumbres del pasado, buscando en sus experimentos el por y como las sociedades evolucionan. Nómada es una travesía por el pasado y el futuro con la fe y las creencias como elemento central. Es una mirada crítica a nuestro presente desde dos perspectivas temporales distanciadas, pero que a la vez se sienten cercanas. Es un viaje virtual hacia el interior de los movimientos sociales, las creencias y la supervivencia humana.

Tomás Rivera crea un ecosistema de lo más interesante para el lector. El pueblo nómada juega con los clichés de la prehistoria, con un mogur (chaman) que aconseja a su tribu, arboles sagrados, nombres tribales y una costumbre tan nómada como perseguir el mar de objetivo. Por otra parte, el futuro constituye un critica a nuestro presente. Religiones coartadas y en la sombra, un mundo aséptico encarnado por el capitalismo a gran escala, la vana industrialización y una centralización política total, que solo piensa en la productividad del individuo y relega la cultura a la mínima expresión, siendo un mero lujo. Como lector, es la mitología tras el pueblo nómada lo que me llega a cautivar por completo. Sus estructuras sociales, sus costumbres y creencias. Es una cultura tan reconocible y a la vez tan lejana, que entra dentro de uno mismo. Pero no me ocurre lo mismo con el futuro. No llego a conectar igual. Me resulta un tanto vano, perdido y de lo más superficial. Sin embargo, el juego que se establece entre ambas líneas, es de lo más entretenido y mueve toda la novela corta con suficiente gracia como para ser una lectura recomendable.

Vendrán lluvias suaves
Ray Bradbury
Historias para ser leídas
Audio | 20 minutos | Gratis
3,75 / 5



Publicado originalmente en el numero de mayo de la revista Collier´s en 1950 y recogido más tarde ese mismo año en el conocido Crónicas marcianas del autor, Vendrán lluvias suaves es un relato corto y directo a la yugular sobre el irreflexivo avance y desarrollo tecnológico. A modo de narrador observacional, conocemos las actividades cotidianas de una casa futurista en el año 2026 que esta deshabitada. Con claras alusiones a las bombas nucleares de Hiroshima y Nagasiki, Bradbury pone en tela de juicio nuestra dependencia tecnológica, como si hubiera tenido una bola de cristal y adivinado nuestro futuro. Veinte minutos que merecen mucho la pena para pensar a donde nos puede llevar este futuro tan tecnificado y que puede incluso sobrevivir sin nosotros.

Dígitos
Robert Shearman (Trad. de Marcheto)
Cuentos para Algernon
Online | 8 páginas | Gratis
4 / 5



Robert Shearman no es del todo un desconocido para el publico español. Ahí tenemos, aunque ya solo por desgracia existe (lloramos tu pérdida, Fata Libelli) su colección de relatos Homo Homini Lupus descatalogada. Y ahora, gracias a Cuentos para Algernon ha vuelto con una primicia mundial. Dígitos es un relato incluido en We all hear stories in the dark, una mastodóntica colección del autor que será publicada a lo largo de 2019 con una estructura bastante peculiar: cada cuento al terminar te ofrece cinco caminos a seguir, al más puro Elige tu propia aventura. Este en concreto es el número 44. Aquí conocemos a Matthew Partis, el mejor alquimista del reino con la misión de fabricar oro a partir del metal. Pero un día, en uno de sus nuevos fracasos experimentando, consigue algo nuevo. Un número. Un número inalcanzable para el resto de reyes. Por culpa de él, toda su vida cambiará. Dígitos es como dos historias en una, donde se combinan las matemáticas con un poco de humor absurdo, y un final de lo más sentimental. Divertido, peculiar y con cierto aire de tragicomedia, deja un buen sabor de boca en pocas palabras.

Tantrum #4
VV.AA.
Impresiones Privadas
Bolsillo | 200 páginas | 7€
4,25 / 5



La segunda temporada de la revista Tantrum arranca con toda la fuerza de la anterior. Diría, que incluso intentando hacer más cosas. Ser ambiciosos dentro de sus posibilidades. Ya no solo en los relatos que trae como contenido, sino también en su diseño. Las portadas de Sparse son un buen punto de partida, al igual que las ilustraciones interiores de Sam G.C. previas a cada relato. Para mi gusto, las más conseguidas de la revista hasta el momento. Esta cuarta entrega de la revista parece estar más centrada en la ciencia ficción y en los androides, excepto el primer relato que se desvía por la tangente del terror. Nieves Delgado, Santiago Exímeno, Tomás Rivera y Sam G.C. da buena cuenta de las posibilidades del género, explorándolo de diversas formas con acierto.

Comienza la revista con Sal, un relato de terror de Miguel Garrido. Se trata de un relato de pura angustia submarina en el que una joven yace atrapada en una pequeña gruta más de 60 horas. Varias fobias y alucinaciones empiezan a detonar su mente. Un cuento que me falla un poco en el cierre, pero que tiene una potencia atmosférica tremenda. Y más, con su escucha radioficcionada desde las manos de Noviembre Nocturno. Le sigue Libertas, el relato de Nieves Delgado como autora invitada ¿Qué pasaría en el mundo si descubriéramos que nuestras acciones están determinadas? La gallega explora una vez más el libre albedrío y reflexiona sobre su significado en un relato de puro componente especulativo.

Pone el punto bizarro Santiago Eximeno con I want to be your Putin. Una historia postapocalíptica delirante que rezuma transhumanismo y el toque critico social habitual del autor madrileño. Le sigue el relato que más he disfrutado de esta entrega. Todo son ventajas, de Tomás Rivera, es un monologo interior de lo más sociópata y siniestro para llevarnos hasta un “paraíso” donde los seres sintéticos comienzan a tener forma humana. Y cierra, la novelita corta Edolón Zero de Sam G.C., cuyo cierre pide 2ª entrega a gritos (que ya sabemos que tendremos). Toda una película de ciencia ficción con androides, feas y temibles criaturas alienígenas, misterios y situaciones de supervivencia al límite. T1N es un androide que viaja a la paradisíaca Edolón. Es el primero que lo hace. Edolón es un lugar de lujo y residencia para la alta clase social. O así era. A su aterrizaje descubre que unas espeluznantes criaturas han conquistado el planeta, pero debe seguir sus instintos como hasta ahora. El sueño de su creadora Bella le persigue. Debe encontrarla, pero no está solo. Dotty también ha sobrevivido.

Saciante apoteosis
Tamara Romero
Sociedad Júpiter
Digital | 32 páginas | 0,99€
4,25 / 5



En el supermercado del pueblo habita un peculiar ser en su trono: La Reina de la Lejía. Se sitúa al fondo del pasillo, donde los pasillos de limpieza. No habla, solo contesta escupiendo confeti. Nadie sabe donde vive, cuando va y cuando viene. A solo 100 metros del supermercado, se celebra una convención de admiradores de los asesinos en serie en el mismo momento en que el cuerpo de la joven Antha aparece estrangulado junto al pantano y rodeado de ranas muertas. Nuestra protagonista advierte que es el momento perfecto para tomarse unas vacaciones y convertirse en detective por unas horas para olvidar sus tormentos. En mi primer acercamiento a Tamara Romero construye una pequeña historia de rollo detectivesco con su peculiar toque bizarro, escrita con gracia y cierta diversión. Una lectura amena, repleta de pistas y detalles que nos llevan de un lugar a otro. El relato se sitúa en el mismo universo que Brújula y Murciélago, aunque en el presente. Sin embargo, sin haber leído la novella, diría que Saciante apoteosis se puede disfrutar igualmente.

El día en que los dragones retornan
Begoña Pérez Ruiz
Historias para ser leídas
Audio | 16 minutos | Gratis
4 / 5



El podcast Historias para ser leídas nos ofrece la oportunidad de disfrutar de este relato de mi querida Begoña Pérez Ruiz, ganador del concurso de la revista online El taller de la Factoría. Begoña nos sumerge en un mundo de fantasía gracias a la poesía visual de sus letras, donde las palabras nos llevan a un universo donde los dragones representan una figura diferente a la que podemos esperar. Nuestra narradora nos cuenta leyendas y realidades de una tierra extinta de hombres, colonizada solo por mujeres, que esperan la llegada de los dragones para adquirir a sus retoños. Pero allá, en los bosques prohibidos, ahonda algo más. Un terrible secreto. Un relato radioficcionado por Olga Paraíso con la pausa y efecto que necesita, para hacer volar tu imaginación y disfrutar de las vistas.

Y vosotros ¿que novelas cortas, relatos o audiorelatos me recomendáis?

miércoles, 8 de mayo de 2019

La vida secreta de los bots y otros relatos

La vida secreta de los bots y otros relatos
VV. AA
Ediciones Gigamesh
Tapa blanda | 172 páginas | Promocional



Hace 16 años la editorial Gigamesh iniciaba la tradición de hacer un regalo promocional entre las compras realizadas el día de Sant Jordi. Lo que comenzó como meras muestras promocionales de Juego de Tronos, llevo a las nuevas traducciones de novelas descatalogadas como Los impostores de Alfred Bester o Que difícil es ser dios de los hermanos Strugatski, hasta darnos textos inéditos como El Cerebro del Más Allá de Ian Watson o la novela corta Estamos todos de puta madre de Daryl Gregory en los últimos años. Estrenando un nuevo formato, este Sant Jordi la editorial ha decidió publicar cuatro cuentos inéditos en castellano escogidos de entre los casi treinta que incluye Jonathan Strahan en su selección The Best Science Fiction and Fantasy of the Year: Volume 12 para el sello británico Solaris. Una antología de carácter anual donde el reputado editor reúne algunos de los mejores cuentos que se han publicado a lo largo del año.

Zen y el arte del mantenimiento de naves espaciales, de Tobias S. Buckell (Trad. de Ainara Echaniz)
Publicado originalmente en el número 92 de febrero de 2018 en la revista Lightspeed, nos cuenta como un robot de mantenimiento de una nave se encuentra a un refugiado en el casco de su nave tras la victoria en una batalla espacial con su facción. Se enfrenta a todo un desafío y debate interno, ya que se trata de un humano procedente de las tierras enemigas, pero como exige asistencia, el robot no tiene más remedio que ayudarle. Tobias juega con las leyes de la robótica de Asimov para darnos una historia que revierte el tropo habitual entre humanos y robots, con un mensaje final de pura humanidad y justicia moral. Muy recomendable.

Veredas, de Maureen McHugh (Trad. de Elena Macian)
Publicado originalmente en Omni Magazine en noviembre de 2017, nos relata la historia de Malni, una mujer internada por un serio problema de habla. Cuando la logopeda Rosni Gupta tiene un encuentro con ella para determinar si es autista, pronto descubrirá que el galimatías que parece estar diciendo continuamente Malni tiene un significado. Un relato muy bien escrito, que genera interés según se van desvelando los detalles de la historia de la peculiar Malni, pero que no tiene mucha fuerza por si mismo para mi gusto.

Ilustración de John Berkey

La vida secreta de los bots, de Suzanne Palmer (Trad. de María Alfonso)
Publicada originalmente en el número 132 de septiembre en la revista Clarkesworld y galardonada con el premio Hugo a mejor novelette en 2018, se trata de la historia de un bot obsoleto, antiguo e inestable cuya nave ha despertado con una misión específica: lidiar con un problema de plagas que se come las paredes. Es un cuento corto y dulce, con cierto tono hilarante y una narrativa muy bien construida. Palmer danza entre la voz del Bot 9, la peculiar IA de la nave y la tripulación para ir desvelando los detalles de la importante misión que está llevando a cabo la nave. Puede que la voz de los bots y de la IA de la nave están demasiado humanizadas y falle un poco la suspensión de incredulidad, pero la búsqueda de Bot 9 y como da un mensaje de amistad, valor e ingenio en esta simpática historia, hacen que merezca la pena su lectura. La mejor de la selección.

La luna no es un campo de batalla, de Indrapramit Das (Trad. de Teresa Jarrín)
Publicado originalmente en la antología Infinity Wars de Jonathan Strahan en septiembre de 2017, nos cuenta a modo de entrevista la historia de Gita, una soldado que tras pasar casi toda su vida en la luna se ha visto obligada a volver a la Tierra. Esto solo le trae un montón de problemas de adaptación. Indrapramit reflexiona sobre la guerra y sus aspectos más sucios en un escenario de ciencia ficción muy atractivo. Lo que falla en el relato es que la entrevista hace que tomemos mucha distancia emocional, con lo que la conversación termina siendo más un mero esbozo, más que algo emocionalmente tangible. Una pena, porque el mundo que pintaba Indrampramit con esa reflexión sobre la carrera espacial era bastante interesante.

Podemos sentirnos agradecidos de haber podido leer gratis estos relatos con cualquier compra el día del Libro. No creo que de otra forma hubieran llegado a nuestro país e idioma, y menos de forma gratuita. Espero que la editorial Gigamesh coja como nueva tradición seleccionar más relatos en los años venideros de tales características, para poder disfrutar un poco mas de todo lo que la barrera idiomática nos impide leer. Por mi parte, aquí tienen a un lector satisfecho y agradecido de la iniciativa.

jueves, 2 de mayo de 2019

Lago negro de tus ojos, de Guillem López

Lago negro de tus ojos
Guillem López
Runas
Tapa dura | 133 páginas | 16€ / 9,99€



La memoria es una herramienta muy frágil. Los recuerdos se almacenan con impresiones elaboradas a partir de nuestras propias experiencias. Son un ente intangible totalmente sesgado. Los recuerdos son un arma errática por naturaleza. Nunca dos personas recordarán el mismo momento de la misma forma. Cada uno de nosotros está delimitado por sus propias experiencias. Las trazas que nos marcan son diferentes e inescrutables. Y esa fragilidad, puede ser un resquicio de oscuridad. Nuestro juicio se puede nublar por el pasado o lo que podemos recordar de él. Vivir en los recuerdos es un sistema de subsistencia bastante peligroso, avocado habitualmente a la desgana, la incertidumbre y la paranoia. Al decir, hubo tiempos mejores y no saber levantarse.

Guillem López nos sitúa en El Clot, Valencia, donde tras El Incidente una enorme y extraña laguna apareció. Hubo más en todo el mundo, pero ninguna como la de El Clot. La mas grande de todas. Carla, una periodista, decide regresar a su pueblo natal para investigar la desaparición de una conocida actriz. Pero el regreso a El Clot, supone mucho más de lo que esperaba. Aparte de enfrentarse a policías corruptos, los cuchicheos de un pueblo, los militares de una agencia de seguridad mundial y una serie de sectarios fanáticos, Carla deberá afrontar sus propios miedos y temores surgidos por un torbellino de recuerdos del pasado que la atormentan.

Laguna negra en los Picos de Urbión

Para narrar todo esto, entra en escena Bernat. Guillem vuelve a las andadas con un narrador nada fiable. Lago negro de tus ojos es un artefacto literario que juega con el lector para imaginar la historia juntos. Bernat nos cuenta la historia utilizando una especie de guion técnico de cómic, describiendo viñetas y lo que sucede en ellas. Y lo hace, mientras esta en el psiquiatra. El castellonense va un paso más allá en lo narrativo en esta ocasión, y se dedica a jugar con tipografías y su organización. Hay unas 5 páginas al final del texto que con su peculiar diseño, te hacen sentir un descenso total al caos y la locura de Bernat. Esta experimentación formal supone un atractivo juego con el lector, novedoso en el panorama nacional, que le da un cariz más intenso a toda la narración. Dota de simbolismo, incertidumbre y dobles sentidos toda la lectura.

Este puzle, que muchos lectores del valenciano podemos apreciar su parecido temático con Arañas de Marte, crea una mayor sensación de inquietud que la novela anteriormente citada. Guillem vuelve ahondar en los instintos más básicos del ser humano para desollarlo ante nuestros ojos. Los dos personajes principales se suman a un remolino de tinieblas del que no se puede salvar nadie. Laguna y pueblo ejercen de fuertes símbolos y son más que un escenario. El primero como eje de la historia y el segundo como reflejo de la sociedad turbada. Un tercer elemento, son los insectos. Guillem maneja el uso de la metáfora antropomórfica (como en La polilla de la casa del humo) para hablar del turismo y de como invadimos poblaciones enteras para visitar y deshumanizar lugares con encanto solo porque es la moda del momento.

Viajar hasta El Clot supone una travesía angustiosa, retorcida e inquietante para deslavazar una historia que podría no ser para nada real. O sí. La ambientación otorgada por Guillem resulta muy sugerente para el lector ¿Qué narices ocurre en esa laguna? ¿Por que la gente del pueblo se comporta de forma tan extraña? ¿Qué pasa por la psique de Carla para realizar tales acciones? Que la respuesta nos la trate de dar un narrador tan poco fiable como Bernat, no hace más que retroalimentar un halo de misterio que planea por las 133 páginas del texto. Un acierto pleno para una novela corta que te llega a atrapar por completa por tan solo unas horas. Pura hipnosis especulativa.

Rara, caótica y ominosa. La nueva novela corta de Guillem López es el ejemplo perfecto de historia extraña, hipnótica por su forma y que atrapa por su intensidad. Tan solo un centenar y pico de páginas para descender a la locura y la absoluta confusión. Para ser engañado y extorsionado por un narrador poco fiable y nada aconsejable. Un artefacto literario más interesante en su forma que en su fondo, de un ritmo endiablado y con el sello de calidad habitual en el  premiado autor valenciano.

 Otras reseñas de interés

martes, 23 de abril de 2019

El Príncipe y la Modista, de Jen Wang

El Príncipe y la Modista
Jen Wang (Trad. de Julia Osuna Aguilar)
Sapristi
Rústica | 272 páginas | 17,90€



Todos hemos bebido y consumido los cuentos de príncipes y princesas desde que somos bien pequeños. La mayoría, con tramas repetitivas y vistas hasta el infinito y más allá. La factoría Disney es buena culpable de ello. El mundo de la alta aristocracia siempre tiene un atractivo peculiar. Los juegos de palacio, las intrigas, las aventuras románticas y los secretos. Y con El Príncipe y la Modista, Jen Wang ha sabido aprovechar todos esos tropos e innovar, con un relato juvenil dentro de la realeza en un bello París de la edad moderna. No por nada se ha alzado con el prestigioso premio Fauve Jeunesse -que reconoce al cómic juvenil más destacado del año en Francia- en el reciente Festival de Angoulême. 

El príncipe Sebastián es un desdichado. Se ve inmerso en una búsqueda de esposa con tan solo dieciséis años a causa de sus padres. Él oculta un secreto que no quiere compartir. Le gusta vestirse de mujer, y salir a disfrutar de la noche parisina ocultando su identidad. Para ello, cuenta con su mejor amiga. Una brillante costurera salida de la nada que contrata tras ver un traje suyo en un convite. Todo cambia cuando la amistad da paso a algo más.


En este tomo único, Jen Wang consigue dibujar una historia preciosa, cuidada al detalle y repleta de valores positivos. Es una historia tierna y dulce, que habla sobre la aceptación, tanto de uno mismo como mutua. Con ese aire de cuento de hadas palaciego, Wang nos introduce con facilidad entre príncipes y aristocracia, entre fiestas ostentosas y talleres de costura, por una historia entrañable repleta de valor moral que conquista sobre todo por sus personajes. Es muy fácil encariñarse de un reprimido Sebastián, que se ve enaltecido por febriles momentos de gloria cuando encuentra su verdadero yo gracias a Frances. Y en Frances, una humilde costurera con un sueño casi inalcanzable, pero con las ganas de comerse el mundo.

Wang pone el foco crítico en los tabúes sociales que aún nos rodean hoy en día. En el miedo a ser uno mismo ante los prejuicios sociales. En lo complicado que es ser uno mismo para alcanzar las metas que soñamos alcanzar. En los obstáculos y consecuencias que puede tener ser fiel a nuestra propia esencia. Pero a la vez, nos lanza un mensaje de amor y aceptación. De abrazar nuestras diferencias y enaltecer nuestras individualidades como verdaderas virtudes. De creer en la libertad y saber aceptar a los demás tal y como son. El Príncipe y la Modista es uno de esos cómics recomendables tanto para cualquier lector como para cualquier edad tan solo por su mensaje.
A la vez, todo esta rodeado por un arte delicioso. Tirando más por la vía cartoon, de líneas gruesas y colores pastel, el volumen tiene un aspecto de animación que te lleva en volandas por el tierno relato. Su diseño caricaturesco, bastante similar a esos referentes Disney antes mencionados, adquieren atractivo y profundidad en unos personajes repletos de expresiones, tanto faciales como corporales, que se sienten vivas y reales. Todo, además, rodeado por una París cuna de la moda y lugar de encuentro de la aristocracia europea, repleta de encanto y belleza en la esquina de cada viñeta.