lunes, 2 de abril de 2018

Ready player one, entretenimiento plagado de bits ochenteros

Ready Player One
Ernest Cline (Trad. de J.Estrella revisada por David Tejera)
Nova
Rústica | 480 páginas | 19,90€



Año 2044. La Tierra esta condenada a un futuro desolador debido a la progresiva decadencia del mundo real. La humanidad pasa las horas evadiéndose y trabajando en OASIS, un mundo virtual que ha sustituido la realidad para gran parte de la población. Un paraíso de bits donde visitar mundos de ensueño, vivir aventuras imposibles y luchar contra criaturas fantásticas es solo una ínfima parte de sus posibilidades. Hace 5 años que el famoso creador de OASIS James Halliday ha fallecido. Comenzará con ello una trepidante busqueda virtual para encontrar el codiciado Huevo de Pascua que convertirá a su poseedor en un inmenso magnate y dominador de OASIS. Son muchos los buscadores que llevan tiempo trabajando en esta investigación, pero todo dará un vuelco cuando 5 años más tarde un joven llamado Wade Watts encuentre la primera llave. Una gesta llena de mil y una dificultades para obtener el premio final esta a punto de empezar. Ready, Press Start, Player One.

Con un marcado tono sencillo y juvenil, la obra de Cline se decanta como un torrente de entretenimiento en vena que le ha valido la marca de bestseller en estos años desde su publicación. Sus referencias ochenteras a tantos campos como la literatura, el cine, las series, la música y sobre todo los videojuegos le han otorgado la etiqueta de nostalgia ochentera que tan de moda esta últimamente. Ready Player One se convierte en pocas páginas en todo un canto enciclopédico de referencias a la cultura pop de la época como las películas de John Hughes, la simpática pelota amarilla conocida como Pac-Man, melodías emblemáticas como Time After Time y títulos emblemáticos de los videojuegos como Dig-Dug.  Y es que la mayor torpeza de Ready Player One es justamente este saber que Ernest Cline se esfuerza por querer demostrar. De esta forma, la frenética propuesta del autor de Ohio se convierte en un primer tercio de novela completamente plagado de títulos y referencias que no para de enumerarse una y otra vez. Sin embargo, una vez pasado este tramo, Cline empieza a ejecutar esa magia ochentera con acierto, sobre todo en cada una de las pruebas que Wade debe superar.

Ilustración de Florian

No queda ninguna duda de que Ready Player One es un libro que se devora más que leerse. Pese a unos personajes bastante planos y no aprovechar a fondo el potencial reivindicativo del libro, es una novela entretenida. Pura desconexión y evasión de palomitas. La novela se ve empobrecida por un estilo un tanto ramplón y algunos trucos efectistas llenos de engaño y casualidades para tan solo hacer que la historia encaje a la perfección. Pero a poco que te guste la temática que toca la novela, Ready Player One te absorberá el cerebro por completo y guiará el paso de tus horas por las infinitas tierras de OASIS. La novela tiene un cierto magnetismo que todo apasionado a cualquiera de estos mundos tendrá su momento nostálgico. Sigue leyendo, algo que conozcas aparecerá seguro y sacará tu sonrisilla. O si no, siempre te quedará nuestro amado Google para investigar un poco, apuntarte unos cuantos títulos, y resarcir tu ochentera curiosidad. Por esa época que tantos aman y echan de menos.

Si algo queda por comentar de Ready Player One es algunas de sus reivindicaciones, aunque no tengan gran fuerza. La novela es un canto a los geeks y nerds como salvadores de la herencia cultural. Supone a su vez una puesta en escena sobre la anonimidad en internet, el lugar perfecto para que los seres humanos saquen lo peor de si mismos bajo esa capa de neutralidad y desconocimiento que no tienen consecuencias. También como un espacio donde encontrar a tus iguales y aprender a ser tu mismo. Es interesante la peculiar visión de Cline sobre un futuro al que no veo tan improbable que lleguemos en algún momento. Aunque este tratado a groso modo, la caída de la economía mundial y la crisis de los combustibles no es algo que nos toque tan lejano. Aunque Cline deja un poco de lado este mundo real en pos de las aventuras en OASIS, es particularmente definitorio este catalizador apocalíptico de nuestra querida Tierra ¿Llegará un momento donde tendremos que vivir en mundos virtuales? Realmente no lo sé, pero si ofrecen tantas posibilidades como en Ready Player One, puede que me lo piense.
El nivel de adicción
Los momentos de las pruebas
Las posibilidades de OASIS

Estilo ramplón
Saber enciclopédico

Ready Player One se ha convertido en un bestseller por derecho propio. No escribo ninguna novedad. Es entretenido, tiene componentes atractivos para todo aficionado a la cultura pop, y se lee a toda velocidad. Si bien carece de un desarrollo de personajes interesante salvo algún secundario y utiliza algún que otro truco efectista, es una novela de pura evasión y divertimento. Espero que el gran mago del cine Spielberg haya sabido trasladarla a la gran pantalla con acierto (y eso parece por las críticas), por que realmente Ready Player One es una aventura virtual llena de bits ochenteros con mayúsculas.

12 comentarios:

  1. Lo leí y me pareció entretenido, sobre todo cuando sabía de lo que hablaba porque las referencias de videojuegos se me escapaban en su mayoría; coincido bastante con lo que comentas.
    Veré la peli :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    Yo lo devoré en dos dias y porque tuve que esperar a mi pareja que nos lo estábamos leyendo a la vez jaja Nos gustó mucho pero la verdad es que me perdí entre tanta referencia. La peli la vimos el otro dia y nos gustó, pero no tiene nada que ver con el libro.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Qué buena reseña, Mangrii.

    No he leído el libro, pero sí que vi el sábado la película y me fascinó. Ahora tengo curiosidad por leerlo, pero sobre todo tengo hasta ganas de volver a ver la película, para poder degustar todas las referencias que me pudieran pasar por alto a un primer vistazo... La disfruté muchísimo.

    Es una buena historia y una forma interesante de explicar los problemas de la abstracción de la realidad pero, a su vez, sin demonizar tampoco el tema de la dedicación a los videojuegos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Siempre he tenido la sensación de que esta novela me va a saber a poco, a pesar de que un compañero de mi taller de escritura no para de recomendármela ("¡Te va a encantar fijo!"). Al final tendré que ponerme manos a la obra y verlo por mi misma, que un poco de nostalgia nunca viene mal, y yo crecí rodeada de niñas de los ochenta XD.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Yo me lo gocé pese a sus fallos que son bastantes y graves. Lo que más me cantó fueron los personajes, no tienen profundidad alguna. El estilo, hace que el libro sea palomitero. Por otro lado, aunque yo nací en los noventa, la nostalgia del libro por los ochenta me encantó.

    ResponderEliminar
  6. Subrayo cada palabra tuya, es puro entretenimiento y ya. Yo lo devore con unas ansias.

    En mi opinión Spielberg ha sabido llevar la historia MUY BIEN. Creo que mejor que Ernest Cline la verdad. Pone y quita cosas del libro que hacen a la historia solo mejorarla. Yo te recomiendo mil la película <3

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente releer el libro. En su tiempo me gustó mucho pero la primera parte me parecía que Ernest trataba todo el rato de dejar claro que sabía mucho de los ochenta, que sin duda muchos amarían las referencias peeeeero en ocasiones era tan MIRA TODO LO QUE SÉ MIMIMI que resultaba algo coñazo. Luego deja de hacer eso y la historia mejora aunque sí que es algo plano tanto los personajes como la trama pero a mí me funcionó.

    Espero que la película me funcione igual de bien

    ResponderEliminar
  8. no se si lo voy a leer, aunque he tenido ganas :P

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Aún no lo he leído, pero ganas no me faltan, además que debo hacerlo antes de la peli.
    Menos mal que me esperaba lo que dices del libro XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Pues creo que me gustó más que a ti, supongo que las referencias, al serme todas más que familiares convirtieron la lectura en algo nostálgico más allá de la trama. Me falta la peli, esta semana cae
    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Buenas!
    Hace tiempo lo veía hasta en la sopa, pero como los autores de las reseñas no compartían prácticamente ningún gusto conmigo, no me llamaba mucho. Con tu reseña casi lo confirmo. No descarto que algún día me dé por ahí y lo lea, pero es poco probable.

    Yo soy de finales de los ochenta, pero esa década la tengo presente porque en mi casa siempre ha sido muy querida y yo he crecido con la música, películas, moda y demás de la época, por lo que este "revival" que está teniendo me parece chulo. Pero me dices lo que me temía: juvenil, simple, sin profundidad, lleno de referencias por hacerlas, sin más. No digo que nada de eso sea malo, pero suena a libro palomitero (como tú también mencionas de alguna forma) que no va mucho conmigo...

    No es que esté todo el día leyendo a Hemingway y Camus, pero para palomiteros, elijo otros géneros XP Eso sí, teniendo en cuenta todo lo que dices, me lo llevo para recomendar a alguien :]


    ¡Abrazotes! ♪

    ResponderEliminar
  12. Me gustó mucho pese a que no arranque realmente hasta la mitad del libro. Recomiendo ver la película 30 años después de su lectura para recordar lo menos posible ya que de adaptación fiel tiene solo el título y el nombre de los personajes.

    ResponderEliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)