martes, 1 de agosto de 2017

Reseña - El archivo de atrocidades

El archivo de atrocidades
Charles Stross (Trad. de Blanca Rodríguez y Antonio Rivas)
Insólita Editorial
Rústica | 416 páginas | 22,95€




 ¿Qué pasaría si algún día descubriéramos que existe una agencia secreta de funcionarios que vela por nuestra seguridad interdimensional? Por aquí van los tiros de la novela de Charles Stross por fin publicada en nuestro país que supone el nacimiento de la nueva editorial Insolita. Un gran aterrizaje acompañado de una fantástica y cuidada edición, sin apenas errores ortográficos, con la maravillosa y nada fácil traducción de Blanca Rodríguez y Antonio Rivas. Esta primera entrega de "Los Expedientes de la Lavandería" está formada por la novela publicada por entregas en Spectrum "El archivo de atrocidades", la novela corta ganadora del Hugo en 2005 La jungla de cemento, el epilogo En la Fabrica del Miedo, y un necesario glosario de acrónimos sobre agencias secretas. Una novela que se nota al principio ciertos aires de su serialización en entregas, pero que cierra perfectamente su historia y deja con ganas de más, mucho más. Algo que nos satisface como lectores, ya que tras la novela nos encontramos con la novela corta y un epilogo sobre las propias influencias e inspiraciones de Stross muy interesante.

  Stross nos mete de lleno en la actividad de la Lavandería, un centro de operaciones secretas del gobierno inglés contra aquello que atenta nuestro mundo. Tanto en nuestro planeta como también en otras dimensiones. Aquí conocemos a Bob, un geek de la informática que trabaja como funcionario en la Lavandería arreglando todos los problemas informáticos de la misma, hasta que pasa a ser un agente activo de campo. Pero no todo es acción como en una película de espías. Como todo funcionario que se precie, la agencia imaginada por Stross está plagada más de burocracia y papeleo que de otra cosa. Una misión en la universidad de Miskatonic tras un accidentado curso de formación en “Demonología computacional” para principiantes será el eje de partida que cambie la vida de Bob como agente de la Lavandería.

Cubierta  del libro de Steve Monteglio para Golden Gryphon Press

  Tengo que decir de primeras que la novela de Stross no creo que sea para todo el mundo. Bastante densa por momentos, con conceptos matemáticos por doquier, fragmentos y personajes históricos interesantes, o referencias informáticas potentes. Stross no se corta un pelo y te obliga a buscarte la vida si quieres que te vibre el cerebro visualizando las escenas, si quieres entender todo lo que está ocurriendo. Pero más que un defecto, lo veo como un reto. Te obliga a aprender y a querer saber más sobre lo que estas leyendo. Como por ejemplo la Ahnernerbe o algunos sucesos ocurridos durante la Guerra Fría. Gran parte de la diversión es saber encontrar esas referencias reales, ver cómo les ha dado la vuelta y las ha encajado en su historia, por ejemplo, con celebridades matemáticas como Turing o Planck. Aunque hay que reconocer que a veces se pasa de rosca solo por hacerse el listillo, con sesudas explicaciones innecesarias que cortan la lectura. De toda esta coctelera de Stross sale un tecno-thriller de espías, con toques de ciencia ficción, de fantasía urbana bastante cargado de horror cósmico.

 Buscando símiles con la historia lo primero que se me viene a la cabeza es todo un Fringe, Expediente X o MIB. Pero le tenemos que sumar criaturas lovecraftianos o leyendas griegas, un nivel de matemáticas (o magia como se llama aquí) bastante más alto, y una cantidad de burocracia insufrible. Las aventuras están aseguradas desde el minuto uno, con invocaciones esotéricas o posesiones demoniacas incluidas, así como los momentos de relax más divertidos en el piso de Bob, o los de información revienta cerebros con complejos laberintos matemáticos en páginas enteras. Stross no tiene miedo a plantarte un infodump de tres pares de narices cuando le parezca bien y necesario. Esto es aún más visible en la novela corta La jungla de cemento, la cual va más al grano en detrimento de esos momentos sin misión más divertidos, que a mi parecer le daban un toque diferente a la novela, y también dejaban descansar un poco tu cerebro.

Ilustración de Leighton Johns

 Toda una novela de espías para listillos, con un personaje principal que te gana rápido por su carisma, y unos secundarios que son puro lujo. Amor eterno a Pinky y Cerebro, a los diálogos de Mo con nuestro querido Bob. Ayuda también el humor de Stross. Bastante satírico, rozando la ironía y con fuertes toques de crítica social. El autor no deja títere con cabeza y se dedica continuamente a arremeter contra la burocracia inglesa y el hacer de los gobiernos del mundo. Todo esto lo hace desde el punto de vista de Bob, una persona inquieta y bastante indisciplinada, con una inteligencia desbordante, pero con una lengua afilada que le mete en más de un problema. Ha sido un placer poder conocer un poco a Bob y su trabajo en la Lavandería, acudir a un par de misiones ultra secretas, rellenar unos cuantos formularios y conocer a sus compañeros de piso o trabajo. Insolita ya ha dejado caer que tendremos más Expedientes de la Lavandería, por lo que aquí servidor, está más que contento.
Como exprime la historia del siglo XX
El nivel de aventura e imaginación
Los secundarios
Las alucinantes escenas de horror cósmico
Son dos historias autoconclusivas

Se alarga innecesariamente en complejas explicaciones técnico-científicas

El primer contacto con Stross y su obra ha sido bueno, así como este inicio de Insolita editorial. El archivo de atrocidades es una aventura de espías cargada de ciencia ficción y horror cósmico, donde un informático ingenioso pasa a ser agente de campo en una agencia ultrasecreta que se encarga de los horrores que asolan nuestro planeta. La historia real se entremezcla con la ficticia, conceptos informáticos y matemáticos te vuelan la cabeza, criaturas de otros mundos, mitos retorcidos hasta el extremo y amenazas sobrenaturales caen sobre nosotros. Coged vuestra mano de gloria para adentraros en este primer Expediente de la Lavandería.

Otras reseñas:

8 comentarios:

  1. Me lo pensaba comprar aunque no sé cuándo podré leerlo, pero me convenciste en el Celsius para pillarlo ya XD Aún tardaré en cogerlo, pero me mola todo el rollo informático/matemático, aunque seguro que me pierdo más de una vez XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JEJEJEJE soy un ser maligno que os obligo a comprar libros. Bueno, igual que vosotros a mi, pero con Stross fui un pesado XD

      Eliminar
  2. ¡La Universidad de Miskatonic! :-D Solo por eso le tengo que echar un ojo ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Pues no creo que sea para mí. Más que nada por lo que has dicho al principio, de que no es un libro para todo el mundo xD
    Es que cuando leo una frase como esa tengo más claro que el agua que el libro no me va a gustar. Me ha pasado más de una vez, y viendo todo lo que cuentas en la reseña dudo mucho que esta historia me enganchara. Seguramente se me haría más pesada que una vaca en brazos xD

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, creo que no me debe de faltar, ahora el problema será conseguirlo de este lado: sólo en línea.
    Acabo de llegar a tu blog, ya te respeto. ;_;
    Un saludo de La letra como alimento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida :) Al menos creo que puedes cogerte la versión electrónica, ¡así que aprovecha!

      Eliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)