lunes, 5 de junio de 2017

Reseña - Wylding Hall (La Mansión)

Wylding Hall (La Mansión)
Elizabeth Hand (Trad. de Óscar Mariscal)
Editorial Almuzara | Colección Poe
Rústica | 192 páginas | 17,95€




   La música y lo sobrenatural se han unido más de una vez, y no es de extrañar. Melodías que afloran nuestros sentimientos, notas que tocan nuestros sentidos, sonidos que perforan nuestra forma de actuar. La música es una magia ancestral que lo cambia todo, desde un estado de ánimo hasta la forma de ver una escena del día a día. Nacido a mediados de los años setenta en Estados Unidos y Reino Unido, el folk rock fusiono elementos de la música folk tradicional con toques de blues y rock. Todo un nuevo género musical. Algunos de sus máximos exponentes y creadores son leyendas como Bob Dylan o The Byrds, Simon &Garfunkel o Nick Drake. Todos hemos escuchado alguna historia de hermanamiento y encierro en un extraño paraje de alguna banda musical o excéntricos creadores. Una burbuja creativa que llaman. Un foco de inspiración y concentración. Las canciones tienen una historia detrás, una inspiración, y que mejor que una gran mansión para ello. Totalmente inspirada por todos estos elementos, Elizabeth Hand escribió esta novella.

   Hace 20 años los miembros de la banda de folk rock Windhollow Faire se recluyeron durante todo un verano por petición de su manager Tom en una residencia de la campiña inglesa. Alejados de todo, el grupo se concentra para superar la misteriosa muerte de su antigua cantante principal y pareja del compositor principal, Julian Blake. Pero en esa extraña casa solariega no todo será lo que parece. Antes de terminar el verano uno de sus miembros desaparecerá y no volverá a ser visto. En la actualidad los miembros del grupo; además de una psíquica, una periodista, un fotógrafo y su manager, se reúnen con un joven documentalista para contar su versión de lo acontecido aquel verano.

Imagen de la cubierta original (Open Road Integrated)

   Galardonada con el premio Shirley Jackson 2015 a mejor novella, la obra de Elizabeth Hand combina el rock con un ambiente gótico en una especie de documental sobre los sucesos acontecidos que me ha terminado decepcionando a su conclusión. A través de nuestros protagonistas vamos viviendo diversas versiones de los hechos cual monólogos interiores en el que debemos dilucidar lo que queremos tomar como cierto y sacar nuestras propias conclusiones. Más que dar respuesta a los interrogantes sobrenaturales que plantea en sus inicios, la novella trata de retratar las vivencias de estos jóvenes durante su encierro y como vivieron la desaparición misteriosa de uno de sus miembros. Pero nada más, y eso es lo que me decepciona. Solo tenemos adultos desgastados echando la mirada hacia atrás, hacia un extraño suceso que aconteció en la casa Wylding Hall. Un recuento de eventos poco confiable que no paran de preguntarse como sucedió exactamente, pero que nunca reciben respuesta ni dan pie a ello.

   Hand retrata el nacimiento del rock folk británico de los años 70 y añade los elementos de costumbres paganas, casas embrujadas y magia arcana. La casa solariega posee el suficiente misterio para crear una atmósfera extraña que hace plausible los eventos más raros. La diferente gama de narradores va dándonos pequeñas piezas sobre este rompecabezas, y aunque particularmente creo que están muy bien escritos, algunas voces se sienten algo similares. Sin embargo, tienen la suficiente fuerza para sentirse auténticos. La sensación de malestar ambiental va in crescendo según van pasando los testimonios, y nos vamos acercando hacia el momento clave de la historia. Creo que ese es realmente su objetivo, además de hacer vivir ese maravilloso periodo musical con referencias reales. Pero para mí no es suficiente. Necesito un premio final, algo a lo que agarrarme para poder elucubrar una respuesta, aunque comprendo que los eventos sobrenaturales suceden y rara vez tienen su explicación.

Imagen encontrada en The lineup

   La mansión Wylding Hall se gusta para una adaptación a la gran pantalla en forma de docu-reality, que están tan de moda. Al igual que la última temporada de American Horror Story (Roanoke), podríamos observar los testimonios directos del suceso frente a la cámara junto con su dramatización posterior. La atmósfera nebulosa va imprimiéndose en nuestra mente. Bibliotecas ocultas, pájaros muertos, una muchacha que aparece repentinamente o extrañas tumbas funerarias en medio del bosque. La ambientación gótica que rodea a toda la historia está bastante presente, convirtiendo a la casa en un personaje más. Los miembros de la banda se van dibujando poco a poco. Algunos como Lesley nos recuerda a una joven Stevie Nicks, el joven Julian Blake dramatiza el talento compositor de Nick Drake, o Tom Haring nos recuerda al típico manager que siempre busca algo nuevo como Giorgio Gomelsky. Al igual que la música. La banda sonora suena de excepción en nuestra mente, pese a que nunca ha sido grabada. La forma de describir la música de Elizabeth es realmente evocadora, aunque da rabia saber que nunca vamos a escucharla. Cuidado con poner un pie en Wylding hall.

La estructura de docu-reality
La voz de los protagonistas
La sensación creciente de extrañeza
El ambiente musical de los 70 en Reino Unido

Nunca obtenemos una respuesta ni teoría de lo sucedido

Elizabeth Hand firma una novella atrevida e interesante en su forma. El formato de documental le da un toque especial que otra forma de narrar no habría conseguido. Con ello nos va dando pistas contradictorias sobre lo que pudo suceder, pero nunca llega a esclarecer nada ni deja opción a elaborar alguna teoría. Todo queda al libre albedrío del lector. Hand escribe de maravilla y sabe plasmar bastante bien las voces de sus protagonistas, pese a la dificultad de hacerlo en dicho formato. Una propuesta atractiva repleta de ritmo musical que me ha terminado decepcionando en su conclusión.

¡Muchas gracias a la Editorial Almuzara por el ejemplar!

16 comentarios:

  1. Indagaré un poquito más por ahí, algunas cosillas me han gustado y otras no tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Esta vez sí que me interesa el libro, lo que es una novedad, porque normalmente no solemos coincidir en gustos. Ni en el chocolate, por lo que acabo de ver xD
    Pero la portada me encanta, y si la historia tiene una ambientación gótica creo que podría gustarme. Me lo apunto :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, esto si que es una novedad XD Espero que te guste :)

      Eliminar
  3. Mmm me llama y no me llama....me pasa un poco como a ti que aún sabiendo que la gran mayoría de sucesos paranormales no tienen explicación, siemrpe se echa de menos aunque sea una hipótesis. Mmm tendría que seguir pensando sobre si la quiero o no
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi me gusta tener algo donde teorizar, no pensar que ocurrió y nada más :)

      Eliminar
  4. Hola!
    No conocía este libro y la verdad es que no sé muy bien qué pensar de el. Por un lado me llama mucho la premisa y toda la ambientación que se ha elegido, pero por otro lado el que no haya una explicación de nada ni pistas suficientes para que el lector rellene huecos me echa para atrás.
    Un beso ^-^

    ResponderEliminar
  5. Pues me has dejado un poco fría porque lo conocía y teía bastante curiosidad. Ahora ya, no sé
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he conseguido disfrutar por culpa de ese final, pero se deja leer :)

      Eliminar
  6. No conocía el libro pero tiene muy buena pinta. Y a mi lo que tenga un final abierto no me importa, me hace pensar que puede ser, crear mis propias teorías y a hablar con otras personas que lo han leído que teorías tienen ellos. Llámame rara XD
    Lo que más me llama es el ambiente de miedo y lo de la música. Es hablar de música de los 70 en UK y me derrito jejeje
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mi el final abierto no me importa, lo que no me gusto es que no diera pie a elaborar ninguna teoría. No hay pistas, no hay nada. Solo un hecho sobrenatural y nada más. En términos musicales, es una gozada :)

      Eliminar
  7. ¿Nick Drake? Un libro en cuya reseña se pueda nombrar a Nick Drake es un libro que quiero leer. Punto y final xDDDDD.
    No, ahora en serio (bueno, siguiendo en serio, iba muy en serio mi primer comentario), aunque el rollo terror gótico no me convence del todo, es un libro que tiene buena pinta y quizá le de alguna oportunidad. Me ha encantado la reseña <3.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es disfrutable a nivel de referencias y ver como se forma el disco mítico, pero el resto me dejo frio :)

      Eliminar
  8. Jo, pues qué chafón, porque tenía muy buena pinta. Pero jode lo de crear falsas expectativas y luego no cumplirlas. Ya vi comentar a la autora que había gente a la que le había gustado y a la que no, a mí no me convence mucho si no deja pistas al menos para elucubrar :/ Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi es justo el problema, ni un hilo donde tirar. Es simplemente, ha pasado algo sobrenatural, y ya. Que esta bien, pero jo, podía ser un poco más :)

      Eliminar

Lo primero de todo, GRACIAS por comentarme, asi me haces un poco más feliz. Lo segundo, si vas a comentar espero que sea desde el respeto a los demás y con este blog; aclaro que el Spam esta permitido, siempre que no sea exclusivo, es decir, que sea un comentario + Spam.
Gracias por tu comentario :)